jueves , 26 enero 2023

Transcripción de la entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, en el Foro Más allá de la Convención sobre los Derechos del Niño. Oportunidades a partir del nuevo Marco Constitucional de Derechos Humanos.

Transcripción 103/2012
27 de noviembre de 2012

Pregunta (P): En cuestión personal, ¿cómo ve usted el acuerdo al que se llegó ayer en la UACM?

Doctor Luis González Placencia (LGP): Bien. Me parece que el objetivo fundamental era crear la condición para que los planteles fueran devueltos para que el Consejo sesionara y para que se encause la vida universitaria. Por supuesto, el documento no resuelve el planteamiento de fondo, la discusión que tiene la Universidad, pero sí crea las condiciones para que esa discusión se lleve acabo dentro de la Universidad.

P: ¿De donde no debió de haber salido, Doctor?

LGP: De donde no debió haber salido, efectivamente.

P: Doctor, en los últimos días hubo unas fuertes críticas hacia su participación por parte del Consejo Universitario y de algunos estudiantes, ¿cuál era la respuesta de usted ante estas críticas?

LGP: La verdad es que me sorprendió mucho porque lo que ha hecho la Comisión, atrás de mi persona, es apoyar el documento que fue presentado. Me parece que los Consejeros que estaban, digamos, del otro lado del conflicto nunca estuvieron plenamente de acuerdo con el documento hasta el día de ayer. Entonces creo que parte de su molestia podría haber tenido que ver con eso, pero honestamente me sorprendió. Yo ya no le di mayor relevancia. Creo que lo importante es que el acuerdo fuese firmado y eso ya se consiguió ayer.

P: ¿Cómo le dará seguimiento la Comisión a este acuerdo?

LGP: Bueno, la idea es que ya la propia Universidad pueda seguir adelante. Nosotros vamos a participar también en la entrega de las instalaciones, según fue propuesto en el propio documento, y a partir de ahí lo que esperamos es que ya la Universidad pueda encausar su discusión. La Comisión estará atenta, por supuesto como en todos los casos, por si hubiese alguna circunstancia que, en relación con este conflicto o en relación con cualquier otro momento en la relación entre autoridades y estudiantes, se violaran derechos humanos, pero yo creo que aquí lo importante es que sea la propia Universidad la que lleve adelante su discusión.

P: Doctor, hay una especie como de echar campanas al vuelo en casi todos los medios de comunicación. Dan por hecho que el conflicto se ha resuelto. Usted, por lo que ha seguido este conflicto, que ha participado, incluso, en las mesas de negociación, ¿considera que estamos ya ante la inminente solución de este conflicto?

LGP: Bueno, me parece que la temática de la discusión que tienen adentro de la Universidad no es una temática que se pueda resolver de la noche a la mañana. Creo que la Comisión Mediadora cumplió con colocar las condiciones para que ellos puedan seguir su discusión. La verdad es que la duración de esa discusión está en función de que se pongan de acuerdo, de que puedan armonizar los proyectos de universidad que se tienen en cada lado de la mesa. Y, bueno, eso seguramente va a tomar tiempo. Pero creo que lo importante aquí fue brincar la crisis. Algún compañero decía que pasaron de un pronóstico reservado a terapia intensiva, pues puede ser.

P: La bola quedó en el lado de ellos, de las autoridades de la Universidad como de los estudiantes paristas, pero en ese lado estaba antes de que llegáramos a todo esto de que el Gobierno entrará, de que la Comisión entrará…

LGP: Yo ayer decía que la firma del documento implica también una responsabilidad, porque no se puede obviar este periodo en el que hubo manifestaciones de violencia, en el que hubo el paro mismo, la toma de las escuelas. Eso tiene que dejar un aprendizaje importante para ambas partes del movimiento. Entonces con la firma de ayer se comprometen a darle viabilidad a la discusión, se salvaguarda el tema de los 50 Consejeros que eran aceptados por ambas partes. Ellos tendrán que poner las bases para elegir a quienes, por la razón que sea, quedaron en entredicho. El Poder Judicial tendrá que resolver, también, sobre un par de casos. Y una vez colocadas las circunstancias así, el Consejo podrá funcionar ya plenamente.

P: Doctor, cambiando un poco de tema, ¿qué seguimiento le ha dado la Comisión al caso del Reclusorio Oriente, luego de que fue trasladado Josmar?, ¿los otros cuatro internos cuál es su situación?, ¿si ya presentaron su denuncia?

LGP: Hemos estado ahí con ellos. Vamos a participar en los Consejos Técnicos en donde se aborden sus casos. La Comisión estuvo todo el fin de semana y sigue estando pendiente de los internos que se quedaron. En el caso de Josmar, sabemos que él mismo estuvo de acuerdo con su traslado. Nos parece también que como medida de seguridad para él mismo era conveniente, por lo menos que no estuviera en el Reclusorio Oriente. Entonces ese tema se resolvió bien. Y ahora lo que queda es simplemente garantizar que estos cuatro internos que quedan en el Reclusorio permanezcan ahí en condiciones de seguridad.

P: La denuncia que se iba a tomar por lo que ellos denunciaban en el video…

LGP: Claro, el fondo del asunto. Por supuesto, el fondo del asunto nosotros lo tenemos claro. Lo vamos a investigar. Lo vamos a seguir investigando. Ayer, como saben, se dio un foro que convocó la Asamblea; en ese foro, en lo personal yo toqué el planteamiento de fondo que en nuestra opinión representa el problema de reclusorios, y nos parece que es una muy buena oportunidad con el Gobierno entrante para que pudiéramos diseñar un programa de corto, mediano y largo plazo con metas específicas que en primero lugar plantee la despresurización de las cárceles. Yo creo que eso es el problema número uno. Y a partir de ahí, ya ir enfrentando todos los temas relacionados con la corrupción, con los mercados ilegales que se dan al interior. La idea es enfocar la política con perspectiva de derechos humanos.

P: Ya por último de mi parte, Doctor, ¿qué nos hace falta para que podamos hacer realmente algo en cuestión de reclusorios?, porque es una denuncia, son demandas que la Comisión ha tenido desde la anterior administración; con usted, llegando también; haciendo mucho hincapié en este asunto. ¿Pareciera que hay oídos sordos, no?

LGP: Bueno, te insisto, lo primero que hay que hacer es despresurizar, es eliminar esta sobrepoblación elevadísima que tenemos. Por eso se acompaña de medidas específicas, por ejemplo modificaciones al Código Penal. Ayer ya se proponía la posibilidad de que las personas que cometen robos menores a 5 mil pesos no vayan a prisión. Creo que esa es una muy buena medida. Hay que reformular el proceso penal en la lógica de la Reforma 2008, eso va a permitir generar salidas alternas y hay que reforzar toda la parte de los Jueces de Ejecución. Los Jueces de Ejecución podrían estar jugando un papel muy importante en la salvaguarda de derechos de las personas que ya están cumpliendo una sentencia. Incluso en los casos de quienes están siendo procesados. Eso por ejemplo permitiría trabajar en sinergia con el Poder Judicial y la Comisión para ir generando mejores condiciones de vida para los internos. Entonces yo creo que es algo que se puede lograr, sin duda, en el mediano plazo. El tema es ponerse objetivos claros, hacer una valoración a fondo de si la cárcel está siendo realmente útil para contener el delito y, como dije, elaborando un programa específico que nos permita ir avanzando.

P: ¿Si hay voluntad política?

LGP: Bueno, naturalmente, aunque ahí creo que por la naturaleza del tema, por el estado en el que está el tema, hay condiciones para construir esa voluntad política. Muchas gracias.