martes , 7 febrero 2023

La CDHDF llama a impulsar políticas públicas a favor de la tolerancia, el respeto a la igualdad y la no discriminación para la población que habita y transita el DF

Boletín 428/2012
16 de noviembre de 2012

• 16 de noviembre, Día Internacional para la Tolerancia

En el marco del Día Internacional para la Tolerancia, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) hace un llamado para impulsar políticas públicas a favor de la tolerancia, el respeto a la igualdad y la No Discriminación para quienes habitan y transitan el Distrito Federal.

El 16 de noviembre se celebra el Día Internacional para la Tolerancia, instituido por la Asamblea General de las Naciones Unidas, a partir del 12 de diciembre de 1996, con el compromiso de fomentar el bienestar, la libertad y el progreso de los seres humanos en todas partes, así como de alentar la tolerancia, el respeto, el diálogo y la cooperación entre diferentes culturas, civilizaciones y pueblos.

Desde el enfoque de los derechos humanos, la palabra tolerancia debe ser concebida como una acción elemental para la preservación de la paz, la convivencia armónica,  y sobre todo el  respeto a las diferencias.

En México, a pesar de contar con leyes e instancias para combatir la discriminación, se manifiesta cotidianamente en múltiples formas: la violencia, la injusticia y la exclusión.

Como ejemplo están la publicidad misógina, la obstaculización al trabajo y/o agresiones hacia la diversidad, abusos hacia las personas de los pueblos y comunidades indígenas y migrantes, la falta de inclusión y accesibilidad del entorno, conflictos religiosos y políticos, entre otros.

Según la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2010, los derechos que menos se respetan son los de las personas de los pueblos y comunidades indígenas (44.1%), los de los miembros de las comunidades LGBTTTI (42.4%), y las personas migrantes (40.8%). Asimismo, la población mexicana encuestada señaló no estar dispuesta a convivir en su casa con personas lesbianas (47%), miembros de las comunidades LGBTTTI (46%) y personas que viven con VIH o Sida (39%).

Estas cifras reflejan las violaciones a sus derechos humanos, discriminación que suele multiplicarse cuando se trata de trabajadoras del hogar, migrantes, indígenas, personas con discapacidad y/o personas que pertenecen a minorías sexuales o religiosas, que se enfrentan a la falta de empleo, a la inseguridad, al acoso, al maltrato, a la violencia y/o a la discriminación.

En la ciudad de México, el 58% de la población considera que la riqueza provoca divisiones entre la gente; las tres primeras causas por las cuales la población considera haber sentido que sus derechos no han sido respetados fueron, con 84.6%, por tener un acento específico al hablar, el 84.3% por el color de su piel y el 81% por provenir de otro lugar.

Para la CDHDF resulta ineludible continuar con la armonización de la legislación nacional y local, con base en los más altos estándares internacionales de protección del Derecho a la No Discriminación, instrumentar programas y acciones de política pública integrales que garanticen su ejercicio para todas las personas, independientemente de su diversidad, sus derechos en un plano de igualdad, ello con la participación y el compromiso de la sociedad civil, los medios de comunicación  y la iniciativa privada.