lunes , 30 enero 2023

CDHDF entrega el Reconocimiento en Derechos Humanos “Ponciano Arriaga Leija 2012”

Boletín 413/2012
6 de noviembre de 2012

• Elena Azaola Garrido, Valentina Rosendo Cantú y el sacerdote Alejandro Solalinde los galardonados.

• El Ombudsman capitalino destaca en las personas galardonadas su humildad y su vocación en la defensa de los derechos.

El Ombudsman capitalino, Luis González Placencia, entregó el Reconocimiento en Derechos Humanos “Ponciano Arriaga Leija 2012” y destacó que las personas galardonadas, Elena Azaola Garrido, Valentina Rosendo Cantú y el sacerdote Alejandro Solalinde, tienen en común su humildad y su vocación en la defensa de los derechos ciudadanos.

“Otorgar un premio, precisamente a quienes se los entregamos ahora, es una manera de reconocer la trayectoria, pero de manera fundamental de reconocer sus causas, de ponerle luz a una vida llena de actividad”, dijo.

En el Salón Digna Ochoa y Plácido de la CDHDF, apuntó que pese a que el citado Reconocimiento en Derechos Humanos es joven, pues apenas tiene dos años, nació grande por las personas que han sido premiadas, y que lo hacen ya uno de los principales del país.

En una ceremonia realizada en el marco del “Encuentro Internacional de Defensorías”, La CDHDF entregó el Reconocimiento en Derechos Humanos “Ponciano Arriaga Leija 2012”, a Azaola Garrido, Rosendo Cantú y a Solalinde, por su contribución al respeto, promoción y defensa de los derechos humanos en México.

En representación de Elena Azaola Garrido, su hija Andrea Hinojosa Azaola recibió el Reconocimiento en Derechos Humanos “Ponciano Arriaga Leija 2012”, y recordó que su madre ha enfatizado en diversas ocasiones que no puede haber progreso posible en una sociedad mientras haya sectores poblacionales excluidos.

A su vez, Valentina Rosendo Cantú dijo recibir el Reconocimiento en Derechos Humanos “Ponciano Arriaga Leija 2012” a nombre de muchas mujeres mexicanas que sufren violaciones a sus derechos en todo el país.

“Este reconocimiento es para muchas personas que me han seguido en la lucha, y es una gran responsabilidad para seguir y que otras mujeres no sufran agresiones sexuales por parte del Ejército”, manifestó.

En tanto, el sacerdote y defensor de derechos humanos, Alejandro Solalinde, afirmó que hace falta perder el miedo para desafiar los intereses materialistas desalmados que nos han conducido y convertido en una mercancía, que nos han marcado con el signo de pesos y puesto precio a nuestra libertad.

“Tenemos que levantar la voz por nuestros hermanos y hermanas desaparecidos en México y sobre todo de Centroamérica; por tantas mujeres golpeadas, sometidas y asesinadas; por nuestros albergues de migrantes tan agredidos”, apuntó.

Ante ello, consideró que lo que queda ante un futuro cada vez más incierto es la esperanza y el amor.

En su oportunidad, el Representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Javier Hernández Valencia, señaló que estamos en un momento interesante en el que la apuesta pertinente es hacia los más débiles.

“Vamos a premiar a compañeros y compañeras que por sus trayectorias individuales han abierto camino a contracorriente. Mi expectativa es que ahora abramos camino desde la corriente”.

Y que la Reforma Constitucional en materia de Derechos Humanos de 2011, añadió, cambie la lógica de los funcionariados públicos y se tengan jueces que asuman con osadía e integridad la defensa de los derechos desde la interpretación Constitucional.

A su vez, el Secretario Ejecutivo de la CDHDF, José Luis Gutiérrez Espíndola, informó que en la convocatoria del Reconocimiento en Derechos Humanos “Ponciano Arriaga Leija 2012” se recibieron 12 postulaciones, cuatro de ellas en la Categoría de Trayectoria y ocho en la de Lucha y Defensa.

Agregó que el jurado estuvo integrado por el Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, la Directora de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), María Castañeda Rivas; y las Consejeras y el Consejero de la CDHDF, Mercedes Barquet Montané, Patricia Galeana Herrera y José Antonio Caballero Juárez.

Las galardonadas y el galardonado recibieron un estímulo económico de 30 mil pesos.

Ponciano Arriaga Leija

Nació el 19 de noviembre de 1811 en San Luis Potosí. Cursó estudios en leyes y posteriormente se inicia en la política como Secretario del General Esteban Moctezuma. Fue regidor, diputado del Congreso local, Secretario de Gobierno y jefe del Partido Liberal. De 1843 a 1846 fue diputado del Congreso de la Unión y nombrado Ministro de Justicia y Negocios Eclesiásticos, en el gobierno del Presidente Mariano Arista.

En 1847, Ponciano Arriaga, entonces Diputado local de San Luis Potosí, propuso al Congreso la creación de una “Procuraduría de los Pobres”. Según el libro 150 aniversario de la creación de la Procuraduría de los Pobres 1847-1997, Arriaga hizo su «proposición» ante el Congreso Estatal el 7 de febrero de aquel año. En ella, el Diputado lamentaba que en el país los pobres sufrieran un tratamiento discriminatorio.

Fue perseguido por Antonio López de Santa Ana por sus ideas liberales, viajó a Estados Unidos, donde conoció a Benito Juárez, Mata Ocampo, Arrioja y Cepeda Peraza, con los que fundó la Junta Revolucionaria, que derrocó a los conservadores. Reunido el Congreso Constituyente, el 16 de octubre de 1855, siete distritos electorales lo nombraron representante y presidió la primera junta preparatoria, el 15 de febrero de 1856, así como a la Cámara. Formó parte de la comisión que presentó el proyecto de Constitución.

Ponciano Arriaga falleció en su ciudad natal el 12 de julio de 1865.