viernes , 27 enero 2023

Entrega de la segunda ministración a OSC que desarrollan proyectos de promoción de los derechos humanos

Boletín 395/2012
24 de octubre de 2012

• El Estado debe reconocer el trabajo de las OSC y no sólo patrocinar recursos: CDHDF

El Secretario para la Promoción de los Derechos Humanos e Incidencia en Políticas Públicas de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Gerardo Sauri Suárez, destacó la necesidad de que el Estado no sea solamente patrocinador de recursos, sino que reconozca a las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) que atienden temas estratégicos en materia de derechos humanos.

Lo anterior, al entregar la segunda ministración del Programa de Fomento a Iniciativas Ciudadanas en Materia de Educación y Promoción de los Derechos Humanos en el Distrito Federal 2012, junto con la titular del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), Ana María León Miravalles.

En la ceremonia Gerardo Sauri señaló que a lo largo de diez años en que empezó a funcionar esta iniciativa, este fondo ha ido reconociendo a grupos de personas que están en condiciones de alta discriminación, y por tanto existen Organizaciones que trabajan con ellas.

Resultó la importancia de que los fondos de coinversión en la ciudad de México distingan aquellas acciones que están llegando a los grupos altamente discriminados, a los que a veces ni los programas públicos llegan.

Destacó que han sido iniciativas ciudadanas que abordan temáticas como los derechos sexuales y reproductivos, derecho a la salud, capacitación en derechos humanos, resolución No Violenta de conflictos, población indígena, migrante, derechos de las mujeres, derechos de la infancia, educación para la paz, Derechos Económicos, Sociales y Culturales, construcción de nuevas masculinidades, trabajadoras del hogar.

Dijo que en este caso, la CDHDF aporta la idea de que las personas no son meras beneficiarias, sino sujetos de derechos, “que los fondos son de coinversión, no de apoyo, en los que se invierte en la construcción de derechos humanos, de tres fuentes: la CDHDF, Indesol y las propias OSC”.

Subrayó que los proyectos implican el empoderamiento de los individuos, de tal suerte que las personas tienen el derecho a participar en las decisiones de su propio proceso; es decir, cambian de ser meros beneficiarios a protagonistas de los procesos de cambio social.

A su vez, Ana María León Miravalles expuso que el Programa de Coinversión Social no sólo permite que recursos públicos puedan ser invertidos en trabajos que realizan las OSC, sino que también da la posibilidad de colocar temas en la agenda pública, que estos organismos incidan en política pública y se fortalezcan como actores sociales.

Consideró que las Organizaciones tienen un papel fundamental cuando llegan a trabajar en una región, ya que generan los vínculos de confianza, de colaboración, que permiten detectar quién está siendo excluido del desarrollo y permiten integrarla.

Sin 18 Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) quienes recibieron recursos complementarios para los proyectos de coinversión que están desarrollando desde inicio de año.