viernes , 27 enero 2023

CDHDF, CONAPRED Y COPRED exhortan a reubicar a las estatuas de los indios verdes en paseo de la Reforma y Bucareli

Boletín 380/2012
13 de octubre de 2012

• En el marco de la conmemoración del Día de la Raza, el Secretario Ejecutivo de la CDHDF señala que la discriminación más agresiva y virulenta es el racismo.

• El Presidente del Conapred aseveró que en el DF hay más de 500 mil personas de origen indígena y no parece que existan.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), exhortaron al Gobierno capitalino a regresar las estatuas de Los Indios Verdes a la esquina de Paseo de la Reforma y Bucareli, su lugar de origen, como una forma de combatir el racismo en la ciudad.

Cabe señalar que Los Indios Verdes son dos estatuas que representan a los emperadores (tlatoanis) mexicas Ahuizotl e Izcoatl que originalmente se instalaron en la esquina de Paseo de la Reforma y Bucareli en 1890; sin embargo, en época del Porfiriato, los periódicos hicieron señalamientos racistas en su contra, siendo retiradas en 1901.

En el marco de la conmemoración del Día de la Raza y como parte de las actividades del programa «Todos los Días es el Día para No Discriminar», impulsado por el Conapred, el Secretario Ejecutivo de la CDHDF, José Luis Gutiérrez Espíndola, afirmó que históricamente los pueblos y comunidades indígenas han padecido discriminación por el sólo hecho de ser quienes son.

En una ceremonia realizada en el Museo Memoria y Tolerancia, aseguró que de todas las formas de discriminación, la más agresiva y virulenta es la exclusión racial. «En efecto, el racismo es la negación radical de esa libertad de ser e implica un proceso de inferiorización extrema que deshumaniza a los otros», indicó.

Lamentó que la problemática de la discriminación no forme parte de la agenda de prioridades de la clase política y que las actitudes y prácticas excluyentes estén profundamente arraigadas en la sociedad mexicana.

En ese sentido, consideró que los medios de comunicación, las instituciones públicas y las organizaciones civiles que defienden y protegen derechos humanos tienen responsabilidad en la construcción de conciencia pública respecto a la problemática de la discriminación y el racismo.

En su oportunidad, el Presidente del Conapred, Ricardo Bucio Mújica, aseveró que en la ciudad de México hay más de 500 mil personas de origen indígena y no parece que habiten en la capital.

«No parece que están aquí, no parece que existan, están soterrados, están desterrados con el mismo proceso de las estatuas de Los Indios Verdes, e históricamente lo han estado por décadas», subrayó.

Por ello, consideró importante y simbólico que Los Indios Verdes regresen al centro de la capital de la República y reivindicar a las más de 15.7 millones de personas indígenas del país.

De esa cifra, añadió, más del 90% vive en situación de alta y muy alta marginación, lo que tiene que ver con la falta de reconocimiento legal a sus derechos humanos.

«Hacemos votos con la CDHDF y el COPRED y con el Museo Memoria y Tolerancia por que el Gobierno de la ciudad de México pueda reinstalar a Los Indios Verdes en el centro de la ciudad», finalizó.

A su vez, la Presidenta del COPRED, Jacqueline L´Hoist Tapia, se dijo comprometida con la dignificación de la población indígena y de los pueblos originarios de la ciudad de México.

Indicó que absolutamente nadie tiene el derecho de hacer sentir inferior por sus costumbres a la población indígena que vive y transita en la ciudad de México.

En la conmemoración del Día de la Raza también participó el Director de Contenidos del Museo Memoria y Tolerancia, Jacobo Dayán.