sábado , 4 febrero 2023

Transcripción de la entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia en la ceremonia del Quinto Premio Latinoamericano por la vida y la seguridad de las mujeres y las niñas latinas en América Latina y el Caribe

Transcripción 80/2012
28 de septiembre de 2012

Pregunta (P): Preguntarle sobre este reconocimiento, ¿cuál ha sido el trabajo de la Comisión en cuanto a la defensa de víctimas y demás en el tema de la trata de personas?

Luis González Placencia (LGP): Hemos tratado de hacer un trabajo integral. Por una parte a partir de las quejas que recibimos de la ciudadanía cuando ellos se dan cuenta de que hay problemas que pueden involucrar trata de personas. Hemos hecho investigaciones. Ya esta es la tercera la que hoy se premia. Es la tercera Recomendación que hacemos sobre el tema. Hicimos una muy importante, me parece, en el caso de internas como recordarás; y ésta que tiene que ver con el corredor de Buenavista, en donde lo que estamos planteando es la necesidad de establecer una política pública que nos ayude a erradicar la problemática y al mismo tiempo que genere respeto por aquellas personas que de manera libre, digamos, han decido dedicarse al trabajo sexual.

P: Sin embargo, ¿usted cómo ve la actuación de las autoridades, sobre todo las capitalinas, ya que siguen existiendo zonas de tolerancia?

LGP: Yo creo que hay problema de enfoque en principio que nos lleva a confundir con frecuencia el problema de la prostitución con el problema de la trata, un problema de enfoque que ha generado en que no se puedan tener políticas públicas eficientes. Se ha planteado, por ejemplo, solamente como opción la criminalización de las personas que están ejerciendo servicios sexuales en las calles, el recurso a la policía, lo cual simplemente genera un círculo vicioso porque a la violencia que ya se da en posibles víctimas de trata se añade entonces un proceso de revictimización a cargo de la policía o a cargo de las autoridades, particularmente de las locales, de las delegacionales. Sabemos que ha habido un compromiso fuerte por parte de la Procuraduría, que ha habido algunos operativos sobre todo en la zona de La Merced. Nosotros hemos acompañado en ocasiones estos operativos para evitar que se den procesos de revictimización, pero lo cierto es que hace falta un enfoque mucho más integral, por una parte leyes que sean efectivas, servidores públicos que las cumplan eficientemente, jueces que consideren el delito de trata para cuadrar los comportamientos y naturalmente también una política a nivel educación, a nivel cultural que combate el tema del consumo.

P: Oiga, Presidente, no estuve presente en el evento por la tarde en torno al aborto, y usted mencionaba que el Distrito Federal de alguna manera es como una isla en la cual se ha logrado mucho en torno a ese tema de derecho de mujeres.

LGP: Sí, en dos años con esta política el problema, digamos, se ha resuelto, primero porque hoy en la ciudad de México quien recurre a una institución con la finalidad de interrumpir su embarazo puede hacerlo con toda seguridad. Entonces eso ha reducido notablemente el número de muertes de mujeres que en otras circunstancias pues estaban a expensas de la clandestinidad; y la política integral, porque esa política se ha acompañado también de mecanismos de prevención. Creo que la Secretaría de Salud ha hecho un excelente trabajo en ese sentido. En ese Seminario que comentas se ha discutido cómo a diferencia de otros lugares, en donde simplemente se ha despenalizado el aborto, acá esta visión integral se ha convertido en un ejemplo. Y yo creo que en el contexto del país, esta circunstancia es la que nos pone una infusión moral sobre el tema, lo que está haciendo es que cruzando la frontera del Distrito Federal las mujeres sigan estando en riesgo en sus vidas, porque están obligadas a recurrir a abortos clandestinos. Gracias.