miércoles , 1 febrero 2023

La CDHDF investiga queja de bomberos por actos u omisiones que afectan sus derechos humanos laborales y por las condiciones en las que prestan sus servicios a la ciudadanía

Boletín 327/2012
05 de septiembre de 2012

•Por mandato Constitucional, la intervención de la Comisión en este caso

La Comisión Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) hace énfasis en que la investigación de la queja referida al caso de integrantes del cuerpo de Bomberos se lleva a cabo por los actos u omisiones que afectan sus derechos humanos laborales, así como por las condiciones en las que prestan sus servicios a la ciudadanía.

Este día, un contingente del Sindicato del Cuerpo de Bomberos acudió a la CDHDF a manifestar su oposición a que este Organismo siga conociendo del caso, porque consideran que se le está dando la razón a los peticionarios, y en su apreciación, no hay una violación a derechos humanos.

Expresaron que la CDHDF prácticamente debería dejar de conocer la queja, que es investigada en su Quinta Visitaduría.

El Quinto Visitador de la CDHDF, Luis Jiménez Bueno, señaló que en este asunto hay presuntas violaciones a derechos humanos, que son las que originaron la investigación, y conforme ha avanzado la investigación se han agregado otras presuntas violaciones.

Explicó que la intervención de la CDHDF parte del cumplimiento de su mandado Constitucional y legal, que es la protección de los derechos humanos. El Ombudsman por su naturaleza es una Institución que defiende a las personas que reclaman violación a sus derechos humanos, anotó.

Subrayó que la CDHDF no puede dar marcha atrás ni dejar de investigar, y que una vez que se termine de recabar información y evidencia, fijará su postura.

“El Artículo 102, apartado B, de la Constitución establece la creación de los Organismos Protectores de Derechos Humanos, y de ahí surge la obligación de quienes formamos parte de la Comisión y tenemos a cargo las atribuciones de investigación, de desahogar con diligencia todos los actos necesarios y suficientes para aclarar y documentar los casos”, expuso.

Señaló que la CDHDF no puede decir: “dejo de conocer porque hay personas que no comparten la opinión”, porque es tanto como desatender a nuestra obligación constitucional. La CDHDF, aseveró, está cumpliendo con su deber, diligentemente, con la intención de acreditar las condiciones de respeto de sus derechos humanos, que puede traducirse en si se violan o no se violan sus derechos humanos.

Luis Jiménez expuso que los manifestantes de hoy no coinciden con los reclamos que están haciendo las personas que han acudido a la CDHDF a presentar la queja, de manera que la semana entrante entregarán documentos, mismos que serán revisados y valorados por la Visitaduría.

El Quinto Visitador refirió que en el caso que se investiga, los bomberos se manifestaron inicialmente por la violación de sus derechos laborales y sus carencias de equipo y herramientas, y luego por el despido injustificado de que, de acuerdo con los peticionarios, fueron objeto, lo cual motivó a la CDHDF a solicitarle a la autoridad que revisara el tema, dado que se sostiene la presunción de lo injustificado del despido, y que se establecieran mecanismos de diálogo directamente con ellos.

Lo anterior, agregó, porque los afectados acusan desinterés de parte del Heroico Cuerpo de Bomberos y del Gobierno central. Después se pusieron en huelga de hambre porque no reciben respuesta.

Detalló que la CDHDF ha practicado inspecciones oculares en estaciones de bomberos y recabado testimonios de bomberos y bomberas, respecto de sus condiciones de trabajo, de la infraestructura, del equipo, de los accesorios, de las herramientas, de las condiciones materiales de todo de lo que se les provee, de lo que carecen o de lo que debieran de tener.

En principio, indicó, para cumplir su función de manera suficiente, y a su vez, para que los bomberos puedan salvaguardar los derechos de la ciudadanía a quienes dirigen sus servicios. Agregó que también se recaba información del equipo, que los vehículos sean suficientes y estén en condiciones óptimas, que aseguren la propia protección de sus derechos humanos.

Comentó que la CDHDF solicitó un informe a la autoridad, el 31 de agosto pasado, mismo que deben contestar en 10 días hábiles. Dijo que son 85 cuestionamientos en particular, cuya respuesta espera sea amplia y soportada con documentos, “entonces este Organismo estará en condición de valorar objetivamente y fijar una postura”.

Expresó que la CDHDF solicitó medidas precautorias a efecto de que se les escuche, que se dialogue con ellos, y de que se tomen decisiones para la salvaguarda de sus derechos humanos. En apreciación de ellos, añadió, fueron despedidos injustificadamente, además se les está negando su derecho de expresarse libremente y de ser reincorporados al trabajo.

Explicó que dado que iniciaron una huelga de hambre, pidieron a la CDHDF estar pendiente de su estado de salud, y gestionar ante las autoridades respectivas un servicio sanitario móvil. “La Comisión está en espera de la respuesta a esta solicitud, al tiempo que encamina sus esfuerzos para que se abra un mecanismo eficaz de diálogo con ellos”.