martes , 7 febrero 2023

Firman delegadas y delegados electos Carta Compromiso por los derechos humanos en las delegaciones políticas del Distrito Federal

Boletín 324/2012
3 de septiembre de 2012

• No somos enemigos, plantea el Ombudsman capitalino.

Durante la firma de la Carta Compromiso por los derechos humanos en las delegaciones políticas del Distrito Federal, el Ombudsman capitalino, Luis González Placencia, resaltó la importancia de que la relación entre la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y las instancias de gobierno no se plantee como una relación de conflicto, “no somos enemigos de ninguna manera”.

En presencia de los jefes delegacionales electos en Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Coyoacán, Cuajimalpa, Iztacalco, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo, Tláhuac, Tlalpan, Xochimilco, Milpa Alta y Cuauhtémoc, y representantes de las y los delegados electos en Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Benito Juárez y Venustiano Carranza, indicó que “habrá temas en las que tengamos que platicar mucho más, en los que tengamos probablemente desacuerdos”.

González Placencia recalcó a la figura de la Comisión y del Ombudsmancomo la última instancia, “la que dice si se violaron o no derechos, porque esa es la naturaleza de la Institución, sin que ello signifique que no estamos en la mejor disposición de platicar con todas y todos, en esos asuntos que son de la mayor relevancia porque implican conflictos sociales”.

El Presidente de la CDHDF apuntó que un problema creciente en toda la ciudad de México que se tiene que atender pronto, es el tema de las poblaciones callejeras y refrendó el compromiso de este Organismo para trabajar con las autoridades delegacionales en este punto.

Invitó a los funcionarios a llevar a cabo en cada demarcación un Programa de Derechos Humanos, tal como se concretó en la Delegación Coyoacán.

Comentó que los hechos que generan la mayoría de las violaciones a derechos humanos por parte de las Delegaciones son de orden administrativo, tales como la negación de servicios, la no respuesta frente a peticiones que hace la ciudadanía a las y los Jefes delegacionales, y permisos relacionados con la venta ambulante, “de manera que son previsibles y por lo tanto se pueden prevenir estos asuntos”.

Agregó que el tema central tiene que ver con la posibilidad de participación ciudadana, la apertura necesaria para que las personas puedan ser escuchadas y efectivamente consideradas en los proyectos delegacionales. Estimó que si se avanza en la dinámica de mayor comunicación con la gente, mucho de lo que hoy implica problema podría ser resuelto.

Detalló que el nuevo marco constitucional en Derechos Humanos va a provocar conflictos de derechos, que ya ha dado lugar a la intervención de la CDHDF.

“La Comisión será aliado, como respaldo técnico, para lograr soluciones que sean acordes a la problemática social y a la necesidad de ir construyendo criterios a partir de estos marcos jurídicos nuevos”.

Los funcionarios presentes fueron Leonel Luna Estrada, jefe delegacional electo en Álvaro Obregón; Sergio Palacios Trejo, delegado electo en Azcapotzalco; Mauricio Alonso Toledo Gutiérrez, jefe delegacional electo en Coyoacán; Adrián Ruvalcaba Suárez, jefe delegacional electo por Cuajimalpa; Elizabeth Mateos Hernández, jefa delegacional electa en Iztacalco.

Así como Leticia Quezada, delegada electa en Magdalena Contreras; Víctor Hugo Romo Guerra, delegado electo en Miguel Hidalgo; Angelina Méndez Álvarez, Delegada electa de Tláhuac; Maricela Contreras Julián, delegada electa en Tlalpan; Miguel Ángel Cámara Arango, Delegado electo en Xochimilco; Alejandro Fernández Ramírez, delegado electo en Cuauhtémoc, y Víctor Hugo Manterola Ríos, delegado electo en Milpa Alta.

Además de representantes de Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Benito Juárez y Venustiano Carranza.

Carta Compromiso

Las y los delegados electos se comprometen con la ciudadanía y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, a través de la firma del presente documento, a:

I. Implementar acciones de gobierno basadas en los derechos humanos y libertades fundamentales, el respeto a la dignidad, la autonomía de las personas, la igualdad y no discriminación, la participación ciudadana y la perspectiva de género, conforme a la Constitución mexicana y los instrumentos internacionales en la materia.

II. Incorporar el enfoque de derechos y la perspectiva de género en la implementación de políticas públicas, programas y planes de acción, con base en la garantía de los derechos, el empoderamiento de las personas, el abatimiento de la desigualdad social y la atención prioritaria de las personas en situación de vulnerabilidad o riesgo.

III. Impulsar la progresividad e integralidad de los derechos humanos de las personas que habitan o transitan en la Ciudad de México, en las políticas públicas y acciones de gobierno, a fin de asegurar que las libertades y derechos no sean restringidos o limitados por motivo alguno.

IV. Adoptar y aplicar el criterio de interpretación y protección más amplio de los derechos humanos, tanto en las acciones de gobierno como en la valoración que se realice respecto de la aceptación y cumplimiento de las determinaciones o recomendaciones de los organismos locales, nacionales e internacionales de protección, promoción y defensa de derechos humanos.

V. Garantizar el derecho de acceso a la información, la transparencia y la rendición de cuentas, así como impulsar los mecanismos de control y supervisión de los actos de gobierno y coadyuvar con la investigación de las responsabilidades en que hayan incurrido las y los servidores públicos de su demarcación.

VI. Asegurar las condiciones institucionales necesarias para prevenir, reparar y evitar la repetición de violaciones a los derechos humanos, considerando el impulso de políticas públicas tendentes a la reparación integral del daño.

VII. Fomentar una política de seguridad ciudadana, con enfoque de derechos humanos, basada en la resolución no violenta de conflictos, la participación y la prevención social del delito, que tienda a la disminución de las diversas manifestaciones de la violencia y del número de víctimas que ésta ocasiona.

VIII. Establecer mecanismos de consulta e interlocución, apropiados y efectivos, que aseguren la participación libre e informada de las personas y las organizaciones de la sociedad civil en los asuntos públicos del gobierno delegacional.

IX. Impulsar las acciones de gobierno necesarias en materia de derechos humanos para dar cumplimiento, en el ámbito de su competencia, a la Ley del Programa de Derechos Humanos, a través de la atención de las líneas de acción establecidas, conforme a los mecanismos de actualización, seguimiento, implementación y evaluación establecidos en la ley.

X. Fomentar una cultura de paz y de derechos humanos entre las personas que viven o transitan en el Distrito Federal y, de manera especial, impulsar los mecanismos que permitan garantizar la capacitación de las y los servidores públicos de la Delegación en materia de derechos humanos.

Con la firma de esta carta suscribo mi compromiso por el respeto y vigencia de los derechos humanos en la Ciudad de México y reconozco que estos postulados son la base para la consolidación del Estado constitucional democrático de derechos.