domingo , 19 mayo 2024

Transcripción de la entrevista al Presidente de la CDHDF, Doctor Luis González Placencia, durante la Firma de la Carta Compromiso por los Derechos Humanos en la agenda legislativa del Distrito Federal, por parte de diputados del PAN en la ALDF.

Transcripción 66/2012
29 de agosto de 2012

Pregunta (P): Preguntarle sobre el caso de Rubén Escamilla, de la queja que se ha presentado. Ayer el PRI adelantaba algunos indicios de que ya sabe más o menos que la mujer que es la víctima está fuera de la ciudad y al parecer bajo amenazas.
Doctor Luis González Placencia (LGP): Bueno, sabemos que está bien, eso es lo que puedo decir hasta ahora. El caso sigue investigándose, sigue documentándose aquí en la Comisión y bueno pues ya nos pronunciaremos una vez que terminemos la investigación.

P: ¿Y tienen pensado pronunciarse antes de que tomen protesta, es decir, antes del 14 de septiembre?
LGP: Pues estamos trabajando con muchas rapidez; por supuesto aquí las dificultades tienen que ver también con los medios de prueba, con la valoración que se tiene que hacer de los mismos, pero bueno, lo que queremos es salir lo antes posible porque es un tema de interés público, pero, queremos también deslindarlo de cualquier posibilidad de lectura política que se pueda dar de la intervención de la Comisión en el caso.

 

P: ¿Todavía no ha podido entrar en contacto con la víctima para ver si va a poder denunciar o nada más saben en donde está?
LGP: Tenemos contacto, y bueno, lo que les puedo decir ahora, por protección de la propia víctima, es que está bien.

P: ¿Pero no se sabe si podría haber posibilidad de denunciar, que es un tema fundamental también para que…?
LGP: No, ella no lo ha expresado así.

P: ¿Hasta el momento no hay…?
LGP: Hasta el momento no.

P: Y en esta discusión que hay sobre que él ya tiene derecho constitucional adquirido, ¿Qué tanto peso va a tener la posible Recomendación que haga la Comisión de Derechos?
LGP: Bueno, aquí hay que recordar que en todo caso la intervención de la Comisión tiene que ver con su función como Delegado, como servidor público, en términos abstractos, se da esta circunstancia de que él es un candidato que gana la elección. El tema de si permanece o no permanece en esa posición, no es competencia de la Comisión, eso tendrá que ser una decisión de otra naturaleza. Igual que una vez que se desahogue la denuncia penal si es que esta se lleva a cabo.

P: Un poco a lo mejor en el sentido a lo similar, está de alguna forma ahorita dándole la bienvenida a una nueva legislatura, pero, ¿cómo ve la que está por salir?, ¿hubo avances?, ¿hubo retrocesos?, ¿cómo quedo en materia de derechos humanos?
LGP: Yo creo que hubo avances, sobre todo al inicio. Me parece que la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea fue muy activa. Se generaron cambios importantes en algunas leyes que habían tomado decenios, y creo que hubo una actitud valiente de la Asamblea al aventurarse en temas que no son temas populares, digamos, son temas que han tenido implicaciones y discusiones sociales importantes. Más adelante yo lo que tendría que reprocharle a la Asamblea es esta falta de voluntad para llamar a comparecer a los servidores públicos que incumplen con las Recomendaciones. Me parece que ese énfasis que se puso en algún momento en, por ejemplo, en el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal y en estos avances legislativos que comento, tendrían que haberse dado también para hacer respetar la autonomía de la Comisión y para llamar a cuentas a quienes no aceptan o incumplen las Recomendaciones.

P: Nada más, por insistir un poco, en la parte de Rubén Escamilla sé que es un proceso que está abierto más como por la víctima, pero tomando en cuenta los antecedentes que hay, ese video que se conoce, ¿éticamente qué tan importante es que un personaje así llegue a ocupar un cargo, como en este caso, una curul en la Asamblea Legislativa? Sobre todo porque entiendo que ustedes han estado muy preocupados porque se aborden derechos humanos y todo. ¿Este antecedente qué tan éticamente es…?
LGP: Bueno, yo creo que es importante aquí que la audiencia sepa con toda claridad que hay una parte que le toca al propio protagonista de esta historia, y que cuando hablamos de la dimensión ética del comportamiento estamos hablando de eso: de una decisión personal, de una decisión que él tendría que tomar en todo caso en función del nivel que está tomando este caso. En lo que corresponde a la Comisión, yo lo que les diría es que a nosotros nos toca establecer si hubo o no violaciones a derechos humanos, en este caso el derecho de una persona que presuntamente fue utilizada con fines de ascenso laboral, de obtener una ventaja laboral. Si nosotros verificamos eso, haremos la Recomendación a la Delegación (Tláhuac), porque recuerden ustedes que la Comisión no persigue responsabilidades individuales, sino lo que se llama responsabilidad objetiva, que es una responsabilidad institucional. Entonces tenemos que hacer una Recomendación a la Delegación para efecto de que se generen condiciones para evitar que este tipo de cosas se den. Si de ahí se deriva una denuncia penal también ya lo daremos a conocer, y ahí sí al Ministerio Público es al que le toca ejercer acción penal para establecer responsabilidades individuales.

P: ¿Y ahí se han reunido con Rubén Escamilla o lo han mandado llamar para también presentar pruebas?

LGP:
 No, hasta la fecha no. Lo que estamos haciendo es recabar las evidencias a partir de las peticionarias.

P: ¿Actualmente lo único que puede hacer la Comisión en este caso es investigar?
LGP: Sí, investigamos y una vez que tengamos los elementos ya nos pronunciaremos.

P: Si se da el caso de que tengan la investigación concluida ya que tome posesión, ¿entonces ya no podrán hacer más que la Recomendación, ustedes?
LGP: Sí, pero eso en cualquier caso; aun en el caso de que él no esté ahí, si nosotros encontramos elementos para recomendar lo haremos. Gracias.