miércoles , 1 febrero 2023

Se Inauguró el Foro La Feminización de la vejez, asunto de derechos humanos y relevancia social

Boletín 311/2012
27 de agosto de 2012

• A los sistemas y programas en el Distrito Federal les falta focalizar la problemática de las mujeres: Copred

 En la inauguración del Foro La feminización de la vejez, asunto de derechos humanos y relevancia social, el Secretario para la Promoción de los Derechos Humanos e Incidencia en Políticas Públicas de la Comisión Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Gerardo Sauri Suárez, dijo que México no está atendiendo de manera adecuada los derechos de las mujeres adultas mayores.

“En este país que el 10 de mayo magnifica a las mujeres y a las abuelas, no corresponde a un trato cotidiano con dignidad, respetuoso, desde las propias políticas públicas de los derechos humanos, no sólo por el maltrato al interior de las familias, sino a través de los mecanismos que deberían proteger sus derechos, de los sistemas de justicia”, apuntó.

Aseveró que el tema está invisibilizado y aparece fragmentado en las políticas públicas, en los tratados internacionales y en el conocimiento científico, “qué son los derechos de las mujeres adultas mayores y la manera en que viven este periodo en la vida”.

Señaló que en este Foro se invita a las mujeres adultas mayores a reconocerse como personas con derechos plenos, es una convocatoria a la identidad para romper representaciones sociales que se los niegan.

Alertó que vivimos en una sociedad centrada en la producción y todo lo que queda fuera de lo productivo se ve como lo que es para el futuro (en el caso de las y los niños) o lo que ya fue, como son las personas adultas mayores.

Consideró oportuno, en esta etapa de transición, levantar la agenda, darle visibilidad a la necesidad de políticas públicas específicas que fortalezcan el ejercicio de los derechos de las personas adultas mayores, y en particular de las mujeres.

Comentó que Naciones Unidas piensa que dentro de 36 años el número de personas mayores de 60 años de edad superará al de menores de 15 años en todo el mundo. “Se calcula que en 2050 el número de personas de edad ascenderá a más de 2 mil millones, es decir, el 22% de la población mundial, lo cual duplica el actual 11% de la población de más de 60 años”.

Expuso que la feminización del envejecimiento revela que la mujer tiende a ser más longeva que el hombre y que el número de mujeres de edad que viven solas supera al de hombres en la misma situación. Dijo que si bien hay 83 hombres por cada cien mujeres mayores de 60 años, entre los mayores de 80 años sólo hay 59 hombres por cada cien mujeres.

Añadió que esta tendencia debe observarse en las políticas públicas, por lo que la Recomendación 27 de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) revela “no terminan de vivir la discriminación que han vivido a lo largo de toda su vida, sino que esa discriminación es acumulativa, y en edades avanzadas enfrentan una cantidad enorme de formas de discriminación”.

Advirtió que en el caso de México lo anterior se expresa en la pobreza: “según Coneval, 3.5 millones de personas adultas mayores sobreviven en la pobreza, caracterizada por la falta de vivienda adecuada, mal nutrición, insuficiente atención médica por enfermedades crónicas, costo prohibitivo de medicamentos o tratamiento médico, inseguridad de ingresos económicos, subocupación, y entre ellos las adultas mayores, incluyendo a las de 80 años y más, que continúan trabajando y son proveedoras y cuidadoras de su familia”.

Por su parte, la Presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred), Jacqueline L’Hoist, señaló que si bien en los programas de pensión alimentaria, tarjetas de cortesía en el transporte público para mayores de 60 años, módulos de atención, testamento de bajo costo, la exención del transporte eléctrico, son buenas medidas, resultan insuficientes porque no focalizan la feminización de la vejez, “a los sistemas y programas en el Distrito Federal les falta focalizar la problemática de las mujeres”.

Detalló que de acuerdo con el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal (PDHDF), las mujeres adultas mayores concentran el mayor porcentaje de analfabetismo, los contratos laborales no les garantizan el acceso a la seguridad, frecuentemente se les niega la atención médica o la que reciben es de mala calidad o reciben malos tratos, en la familia sufren violencia física, sexual y emocional, se les despoja del patrimonio o se les interna en centros de asistencia, donde también sufren maltrato o son olvidadas.

Agregó que la vejez coloca a las mujeres en un lugar de inequidad y de profunda violación de derechos humanos, «tenemos marginación para encontrar trabajo, para la salud, para la vivienda, hay una dependencia económica, es decir, en el entorno de las familias, su trabajo no se valora.

La titular de Copred mencionó que más del 10% de las y los habitantes del Distrito Federal tienen más de 60 años, y la mayor parte son mujeres. Dijo que los problemas que enfrentan las personas adultas mayores están relacionados con la salud, el trabajo, la educación, todo lo que tiene que ver con una vida digna.

A su vez, la escritora Guadalupe Loaeza reflexionó sobre su libro El arte de ser abuela, y adelantó que en noviembre saldrá publicado un segundo tomo titulado Queridas abuelas, vivan sus derechos, del que es coautora la activista Adriana Luna Parra. El cual habla de temas cotidianos al tiempo que pueden conocer sus derechos con un lenguaje accesible.