viernes , 27 enero 2023

La política de movilidad en el DF requiere poner en el centro al peatón y a los usuarios del transporte público

Boletín 296/2012
14 de agosto de 2012

• Necesario dialogo claro y directo de las autoridades con OSC

El Tercer Visitador General de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), José Antonio Guevara Bermúdez, consideró urgente mejorar la política pública en materia de movilidad en la ciudad, a partir de que se coloque en el centro al peatón y a  los usuarios del transporte público.

Lo anterior, al participar en el Foro Internacional sobre el Derecho a la Movilidad, organizado por la CDHDF y el Instituto para el Transporte y el Desarrollo (ITDP), el cual convocó a especialistas nacionales y extranjeros, Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), academia, concesionarios e iniciativa privada.

Guevara Bermúdez aseveró que es necesario que las autoridades locales establezcan un diálogo claro y directo con las OSC, las personas que se consideran afectadas por las obras que se llevan a cabo y con otras instituciones, para mejorar los servicios públicos a través de un plan maestro.

Destacó que en el caso del acceso y movilidad de las personas con discapacidad, no hay suficientes placas en sistema Braille, hay pocas ranuras en el piso para personas con debilidad visual, así como escasas plataformas para quienes utilicen sillas de ruedas y puedan subir al transporte, calles y puentes.

El Tercer Visitador de la CDHDF ejemplificó la situación al narrar el caso de una persona en silla de ruedas, quien acompañado de su familiar, no pudo utilizar el elevador de un puente peatonal debido a que una persona en situación de calle estaba viviendo ahí por el desuso.

En tanto, la Coordinadora de Proyectos de Transporte Público del ITDP, Karina Licea, explicó que dentro de los problemas que existen en el transporte público del Distrito Federal sobresale la antigüedad de muchas unidades que actualmente se están utilizando: “Las unidades que prestan servicio son demasiado antiguas, existen algunas que son modelos entre 90 y 93”.

Indicó que otro problema es la saturación de los sistemas de transporte público, como se puede apreciar en el Metro y Metrobús. Respecto al sistema especial para mujeres denominado “Atenea” enfatizó que hay deficiencia porque es muy tardado y una persona espera hasta una hora para abordar el autobús.

Karina Licea, especialista en implementación de sistemas integrales de autobuses de tránsito rápido, sentenció que en la ciudad no existe respeto a los derechos de los usuarios del transporte y de la ciudadanía en general en los ámbitos de salud, información y seguridad.

Al participar en la Mesa 2: “Servicios Públicos de Transporte de Pasajeros y Violaciones a Derechos Humanos”, el Coordinador de Transporte Eficiente de El Poder del Consumidor, Gerardo Moncada, subrayó que el derecho a la movilidad urbana es una garantía de que todos los ciudadanos “tendrán acceso a los bienes, servicios y destinos de la ciudad en condiciones saludables seguras, dignas, de manera expedita y a un costo accesible”.