jueves , 23 mayo 2024

La CDHDF llama a atender la situación de violencia y el control de armas de fuego debido a la situación de la cual son víctimas niñas y niños

Boletín 246/2012
3 de julio de 2012

• De acuerdo con el INEGI aumentan muertes violentas en proporción a la población menor de los 19 años de edad

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) hace un llamado a quienes asumirán cargos a nivel federal, local y delegacional para atender la situación de violencia y el control de armas de fuego que comprometen el derecho a la vida y a una vida libre de violencia de niños, niñas y jóvenes en todo el país.

Como fue reportado por distintos medios de comunicación, el 2 de julio de 2012 falleció una niña de 13 años por un impacto de bala recibido durante una riña ocurrida dentro de un domicilio; otro caso fue reportado el día 17 de mayo, cuando ingresó un niño de año y medio al hospital ISSSTE de Zaragoza, quien falleció  posteriormente debido a lesiones por disparo de arma de fuego en cabeza, cara y abdomen;  ambos hechos ocurrieron en la Delegación Iztapalapa.

Lo anterior visibiliza la necesidad de realizar acciones para disminuir el flujo ilegal de armas, contemplando las causas subyacentes de la violencia para evitar la criminalización de niños, niñas y jóvenes, además de sensibilizar a la sociedad sobre las consecuencias del uso y portación de armas.

Desde la creación del Registro de Armas Convencionales de las Naciones Unidas en 1992, el Gobierno de México ha presentado a las Naciones Unidas los informes correspondientes sobre importaciones y exportaciones de armas, sin embargo, según un informe de la Procuraduría General de la República (PGR) enviado al Senado de la República en 2008, se estima que en México circulan 15 millones de armas ilegales, además de 5.5 millones cuyos propietarios cuentan con permiso de portación expedido por la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de 1990 a 2010 los porcentajes de muertes por homicidio con respecto al total de muertes violentas han registrado un aumento a nivel nacional en proporción a la población menor de los 19 años de edad.

Además, el porcentaje de homicidios en la población de 0 a 4 años de edad ha aumentado de 5.4% a 7.8% y de 22.4% a 35.8% en la población de 15 a 19 años de edad, esta situación debe de atenderse de acuerdo a lo estipulado en la Convención sobre los Derechos del Niño.

Asimismo, como se recomendó a los estados en el Estudio de Violencia contra los Niños y Niñas de las Naciones Unidas (2006), se debe de dar prioridad a la prevención de la violencia, además de orientar las políticas y los programas para que aborden los factores de riesgo inmediatos, como la falta de apego de los padres y madres a los hijos, la desintegración de la familia, el uso indebido de alcohol o drogas, y el acceso a armas de fuego.