miércoles , 1 febrero 2023

CDHDF, CDDHEG y ICTJ refrendan su apoyo a la Comisión de la Verdad del estado de Guerrero

Boletín 254/2012
11 de julio de 2012

• No hay justicia, ni reparación del daño a las víctimas, ni cambios institucionales sin verdad: Mario Patrón Sánchez

• Comisión de la Verdad representa una oportunidad ante el déficit de justicia que se vive en el país.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDDHEG) y el Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ por sus siglas en inglés), refrendaron su apoyo a la Comisión de la Verdad del estado de Guerrero (Comverdad) a través del intercambio de experiencias para consolidar su labor de investigar los casos ocurridos durante la Guerra Sucia en dicha entidad.

En conferencia de prensa, el Primer Visitador General de la CDHDF, Mario Patrón Sánchez, sostuvo que la Comverdad representa una oportunidad ante el déficit de justicia, de verdad y de memoria histórica que se vive en el país, la cual es lacerante.

“No podemos acceder a la justicia, no podemos acceder a la reparación a las víctimas, no podemos acceder a los cambios institucionales que garanticen que las historia no se vuelva a repetir, si no hay verdad”, enfatizó.

Patrón Sánchez subrayó que será a través del intercambio de experiencias, como la CDHDF coadyuvará a la Comisión de la Verdad en sus procesos de investigación.

Destacó que Guerrero representa un paradigma a nivel nacional por el mayor número de desaparecidos durante la Guerra Sucia (600 casos aproximadamente); aunado a las matanzas Aguas Blancas, El
Charco, el asesinato de dos estudiantes en Ayotzinapa y la represión a defensores de derechos humanos: “De los seis casos llevados a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), cuatro son de Guerrero”.

En tanto, el Comisionado Presidente de la Comverdad, Enrique González Ruiz, sostuvo el estado de Guerrero debe brindar las garantías para que nunca más haya desaparecidos, asesinatos, actos de tortura, y todas aquellas prácticas que atentan contra la dignidad humana.

“Buscamos justicia en los casos que puedan lograrse. La sociedad guerrerense nunca ha quitado el dedo del renglón, nunca ha dejado de exigir justicia”, indicó.

La Comverdad, dijo, quiere reconstruir la verdad histórica, tejer lo ocurrido y tratar que en la memoria colectiva e histórica se conozca con claridad y se aprendan las lecciones para no repetirla.

“En estos meses la Comisión de Verdad ha trabajado la obra negra, ha puesto los cimientos para construir un edificio sólido. Es la primera Comisión de la Verdad creada por un Congreso en México”, explicó. Por tal motivo pido a los familiares y a las víctimas que se acerquen a la Comverdad ya que es un espacio de confianza para exigir justicia.

Por su parte, Pilar Noriega García, integrante de la Comverdad, aseveró que uno de los principales problemas es la seguridad de las víctimas y de los familiares que rinden su testimonio, por eso el deber de la Comisión de la Verdad es protegerlos a través de la confidencialidad.

“Una de las víctimas me dijo que lo principal es que se limpie el nombre de su familiar; que no sea visto como delincuente, lo importante es que esté presente con una imagen limpia y digna”, relató.

El Presidente de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDDHEG), Juan Alarcón Hernández, sostuvo que es muy significativo visibilizar a la Comverdad ante los actores políticos y la sociedad.

El objetivo de la Comisión de la Verdad es muy complejo, expuso, porque al paso de los años algunos actores han dejado la entidad y no pueden dar sus testimonios respecto a los hechos relacionados con la Guerra Sucia.

El Presidente de la CDDHEG expreso su solidaridad a la Comverdad ya que su labor es por el bien de la sociedad guerrerense y de la sociedad mexicana.

En tanto, la Directora de la Oficina de Programas del Centro Internacional para la Justicia Transicional, Lisa Magarrell, explicó que apoyará la Comverdad a través de su experiencia en diversos procesos de búsqueda de la justicia en los que ha colaborado.

Explicó que países de América Latina, Asia, Medio Oriente y África es proceso de creación de una Comisión de la Verdad es muy importante ya que las víctimas son las que han exigido que la puerta del pasado no se cierre hasta encontrar justicia.

“El pasado vive muy presente en las víctimas y los familiares. Eso nunca pasa, hay que reconocerlo y dar los pasos para que no se repita. La búsqueda de la verdad tiene diferentes objetivos, para unos es cerrar la puerta, para otros es abrir la puerta a la verdad”, indicó.

LA COMISIÓN DE LA VERDAD DEL ESTADO DE GUERRERO

Fue creada en abril de 2012 a través de una Ley aprobada por el Congreso del estado, con el fin de investigar, analizar y aportar elementos relacionados con las violaciones a derechos humanos y delitos de lesa humanidad cometidos contra durante la llamada Guerra Sucia de 1969 a 1979 en la entidad.

Tiene una vigencia de dos años y está integrada por los familiares de las víctimas, quienes tienen facultades para investigar y acceder a los archivos judiciales, a fin de encontrar los elementos para procesar penalmente a los responsables de la violación de los derechos humanos y la desaparición de por lo menos 600 personas.

Cabe destacar que las y los comisionados no tienen facultades para investigar las matanzas de “Aguas Blancas” (28 de junio 1995) y “El Charco” (7 de junio 1997), así como las graves y recientes violaciones a los derechos humanos cometidas en la entidad.

El Congreso estatal designó a las y los integrantes de la Comverdad a propuesta de las víctimas directas o de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) por su reconocida honorabilidad, su trabajo de promoción y defensa de los derechos humanos, así como por no ser dirigentes de partido u organización política en activo, ni ser servidor público o haberlo sido en los dos años previos.

La Comverdad está integrada por Pilar Noriega García, connotada abogada defensora de trabajadores y presos políticos; Hilda Navarrete Gorjón, defensora de los derechos humanos en la Costa Grande de Guerrero (es parte de una familia que se caracteriza por su lucha social en la región); Arquímedes Morales Carranza, destacado científico del área de la Biología, profesor y ex Rector de la Universidad Autónoma de Guerrero; Nicomedes Fuentes García, quien participó activamente en la lucha por el cambio democrático en Guerrero y en el país; y José Enrique González Ruiz, Coordinador del postgrado en Derechos Humanos de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).

Goza de autonomía plena para el ejercicio de sus funciones y al final de su mandato rendirá un informe final ante la sociedad, el Congreso y el Poder Ejecutivo estatal.