jueves , 29 septiembre 2022

La CDHDF reconoce la labor de defensa que han realizado vecinos del Parque Hundido al denunciar la construcción de un inmueble

Boletín 211/2012
5 de junio de 2012


 • Vecinos del Parque Hundido, A.C. denuncian al Jefe Delegacional por encubrimiento

Vecinos del Parque Hundido denunciaron ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) al Jefe Delegacional en Benito Juárez, Mario Alberto Palacios, “por incurrir en el delito de encubrimiento por favorecimiento”, al permitir la construcción de un inmueble ubicado en Millet 39, pese a que tenía información de que se estaban utilizando documentos falsos para llevarla a cabo.

Asimismo, hicieron énfasis en que las autoridades de la Delegación Benito Juárez no informan a los ciudadanos y descalifican a los movimientos de vecinos que denuncian, acusando una motivación política y no la toman en cuenta.

En conferencia, el Presidente de Vecinos del Parque Hundido, A.C., Héctor Rojas, señaló la exigencia a las autoridades delegacionales para que verifiquen y clausuren de manera definitiva la obra ubicada en la calle Millet 39, así como iniciar los trámites de la demolición de ese inmueble que alberga más de 100 viviendas en cinco niveles.

Indicó que de permitir que se habitara ese edificio, “nos quedaríamos sin agua, sin luz, sin estacionamiento, con el tránsito completamente congestionado, vamos a vivir con la problemática de siempre, pero con la presencia de 100 familias adicionales, en un predio donde sólo se pueden construir inmuebles de tres niveles y ocho viviendas”.

Por su parte, Alejandro Rojas, miembro del Comité Ciudadano Extremadura Insurgentes, explicó que una constante de la Delegación Benito Juárez ha sido la inacción cómplice con la constructora que viola la ley, de ahí que presentaron una denuncia de hechos ante la PGJDF para que investigue el delito de encubrimiento por favorecimiento.

Explicó que la administración delegacional anterior y la actual tuvieron conocimiento, por información proporcionada por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) y el propio Comité Vecinos del Parque Hundido A.C., de que se usaron documentos falsos en la construcción del inmueble ubicado en Millet 39, que talaron árboles de manera ilegal, es decir, que había delitos del ordenamiento ambiental.

Añadió que se turnó copia a la Contraloría General del Distrito Federal para que investigue las omisiones de la Delegación, que no investigó a las personas que estaban cometiendo esos delitos, y en el marco de la legislación para la remoción de servidores públicos, se presentó una solicitud formal a la Asamblea del Distrito Federal (ALDF) para que llame al Jefe Delegacional y responda por esas omisiones que han generado violaciones a los reglamentos y leyes del Distrito Federal.

Héctor Rojas refirió que ya la PAOT en 2010 había recomendado a la Delegación que revocara el registro de manifestación de construcción e iniciar el procedimiento administrativo con el objeto de suspender las actividades de construcción e imponer las sanciones, explicando que el límite para construir en ese predio es de tres niveles y solamente podrían hacer ocho viviendas.

Posteriormente, añadió, la Seduvi inició un juicio de lesividad para revocar un uso de suelo falso que habían presentado los constructores, en tal juicio los vecinos del Parque Hundido fueron nombrados como terceros perjudicados, y en abril de 2012 el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) notificó a los vecinos que ganaron el juicio, de manera que la obra tendría que ser demolida, pero en abril la Delegación retiró los sellos de clausura.

Abundó que los vecinos instalaron un campamento frente al inmueble durante dos meses, para impedir que se invadiera el inmueble, pero siempre tuvieron la presencia de personas dentro de un automóvil que los intimidan las 24 horas, tomando fotos y registrando la entrada y salida de vecinos. Posteriormente, la PGJDF resguardó el inmueble en mayo pasado y selló las puertas.

Por su parte, como representante de la Relatoría de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Claudia Ordóñez,  expresó el reconocimiento a la labor de defensa que han realizado los vecinos del Parque Hundido en torno a defender derechos individuales y colectivos que podrían inscribirse en derechos contemplados en la Carta de la Ciudad de México por el Derecho a la Ciudad.

“Resulta de suma preocupación para esta Comisión que estando a un 90% de avance en la construcción en Millet 39 y encontrándose momentáneamente detenida la obra, los defensores y defensoras en los que se han constituido los y las vecinas, puedan sufrir algún tipo de agresión en sus personas, familias o en sus propiedades, de parte de agentes de gobierno, pero también particulares”, dijo.

Apuntó que esta situación se ha visto concretada en los dos casos de allanamiento y robo a la casa de Héctor Rojas, después de interponer diversos recursos, o en la agresión física que policías de la Secretaría de Seguridad Pública le propinaron cuando se estaba manifestando en la vía pública, o la vigilancia y fotografías de las que han sido objeto, agresiones que pudieron darse por su labor de defensa violentando presuntamente su derecho a defender derechos humanos.

Por ello, indicó, la CDHDF hace un llamado a las autoridades delegacionales y de la ciudad a abstenerse de obstaculizar su labor, no sólo mediante actos de intimidación u hostigamiento, sino en el avance de los procedimientos interpuestos o en no acatar resoluciones o recomendaciones a favor de esta organización y del derecho a una ciudad sostenible, saludable y convivencial.