jueves , 26 enero 2023

Capacitación de jueces, magistrados, ministerios públicos, defensores y litigantes, reto de la Reforma Constitucional de Derechos Humanos

Boletín 218/2012
11 de junio de 2012

• Conmemora CDHDF el primer aniversario de la publicación de la enmienda con el Panel Avance y retos de la Reforma Constitucional en materia de derechos humanos 

A un año de la publicación de la Reforma Constitucional en materia de derechos humanos, el Ombudsman capitalino, Luis González Placencia, advirtió sobre los retos que habrán de atenderse para hacerla viable y operativa, como la capacitación y formación de los operadores jurídicos: jueces, magistrados, ministerios públicos, defensores y litigantes.

En un mensaje videograbado y compartido en las redes sociales Facebook y Twitter, el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), advirtió también sobre la necesidad de que la ciudadanía tenga claridad sobre las implicaciones de la Reforma en su vida cotidiana.

Al dar la bienvenida a las y los participantes del Panel de discusión: Avance y retos de la Reforma Constitucional en materia de derechos humanos, dijo que la trascendencia de la enmienda a la Carta Magna es su inclusión, por primera vez, del principio Pro Persona, así como de la explicitación sobre la posibilidad de considerar a los tratados internacionales como parte del marco jurídico nacional.

Agregó que entre los retos, la Reforma en materia de derechos humanos, plantea el su armonización con la legislación secundaria, así con las reformas constitucionales en materia de amparo y en materia penal.

La Reforma Constitucional en materia de derechos humanos, se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 10 de junio de 2011 y ofrece la posibilidad de lograr cambios profundos en la forma de concebir, interpretar y aplicar tales derechos en México.

Al respecto, la Consejera de la CDHDF, Mónica González Contró, señaló que un cambio fundamental a celebrar es de la concepción misma del sistema jurídico mexicano: “El Artículo 1º, pilar de la Reforma, sostenía antes que era la propia Constitución la que otorgaba las garantías individuales; actualmente la Constitución es la que reconoce los derechos humanos”.

Con lo anterior, explicó, se sobreentiende que “Los derechos humanos están y van mucho más allá del marco jurídico nacional y que la soberanía debe ceder en favor de la protección de las personas”.

Agregó que junto con las y los integrantes del Consejo de la CDHDF, estarán en constante revisión sobre los logros de la reforma para que logre permear a las normas de rango inferior del ordenamiento jurídico nacional y local, en la actuación de las autoridades y en el diseño de políticas públicas.

La especialista del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) subrayó que para hacer operativa la Reforma es menester la creación de leyes específicas que incluyan procesos de consulta, de sensibilización de las autoridades de todos los niveles y obligadas explícitamente con la reforma a respetar los derechos humanos, además de un cambio de la visión legalista del Poder Judicial para sus resoluciones, ellos son responsables de la garantía directa de los derechos humanos”.