viernes , 3 febrero 2023

A 4 años del operativo en el New’s Divine, persisten violaciones a Derechos Humanos.

Boletín 229/2012
19 de junio de 2012

• En el operativo perdieron la vida 9 jóvenes y 3 policías

A cuatro años de los hechos en que derivó la tragedia del operativo en la discoteca New’s Divine, por el cual perdieron la vida 9 jóvenes y tres agentes policíacos, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) expresa su preocupación por la revictimización de esas víctimas, así como de las que por fortuna no perdieron la vida, y por el trato que han recibido sus familiares en la búsqueda y espera de justicia.

Para este Organismo Defensor resulta preocupante que, a cuatro años de los acontecimientos en la discoteca New´s Divine, se siga revictimizando a los familiares de las víctimas y hace un llamado al Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) y a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) para que, en todo momento, se respeten los derechos de las víctimas u ofendidos, como el derecho a la información, que deberá ser proporcionada a las víctimas u ofendidos de manera clara, oportuna y veraz.

La CDHDF emitió la Recomendación 11/2008, luego de acreditar las graves violaciones a los derechos humanos, perpetradas antes, durante y después de ejecutado el operativo, la cual consta de 40 puntos recomendatorios, 34 de ellos dirigidos al Gobierno del Distrito Federal (GDF) y 6 a la Delegación Gustavo A. Madero.

Los puntos emitidos se refieren a lograr la investigación de los hechos, llevar a cabo reformas estructurales y operativas en relación con los cuerpos policiales; verificaciones administrativas y regulación de establecimientos mercantiles; reparación del daño; diseño de una política pública para las y los jóvenes, e incluir en manuales y protocolos de operación de las policías los derechos de personas jóvenes y mujeres.

Este Organismo considera que hasta hoy existe un nivel de cumplimiento de 75% de los 40 puntos recomendatorios; no obstante, subraya su preocupación por lo que hace a la integración y determinación de procesos penales y administrativos, protocolos y/o instrumentos de operación de las policías y política pública de juventud, donde aún existen pendientes.

Actualmente 34 servidoras y servidores públicos están sujetos a proceso y sólo se han emitido tres sentencias, la relacionada con el entonces Director General Jurídico y de Gobierno en la Delegación Gustavo A. Madero, la única firme y que lo condenó a 4 años 10 meses y 26 días, por negación del servicio público y la destitución del cargo en inhabilitación por 6 años, 4 meses y 20 días.

Una segunda, la de un agente del Ministerio Público que fue sentenciado a 3 años de prisión y 125 días multa, destitución del cargo e inhabilitación por 6 años y 6 meses, por el delito contra el adecuado desarrollo de la justicia. Sin embargo, la Cuarta Sala Penal revocó la sentencia absolviendo al enjuiciado y decretándose su absoluta libertad.

La tercera sentencia, contra el médico legista adscrito a la Coordinación Territorial GAM-8, de 4 años de prisión, 400 días de multa, destitución del cargo e inhabilitación por 12 años y pago de reparación del daño por abuso de autoridad. Sin embargo, promovió juicio de amparo y la sentencia aún no está firme.

La Segunda Visitaduría General de la CDHDF realiza una investigación de oficio por la presunta violación de los derechos de las personas víctimas u ofendidas por el personal del Juzgado Décimo Noveno Penal del Distrito Federal, donde radica el proceso a las personas consignadas por su probable participación en el operativo.

La CDHDF reconoce en el proceso un contexto atípico, por el número de personas procesadas, de causas penales, delitos relacionados, recursos interpuestos, de pruebas ofrecidas y audiencias, pero hace un llamado al TSJDF y a la PGJDF para que en todo momento se respeten los derechos de las víctimas u ofendidos previstos en nuestro máximo ordenamiento legal, entre los cuales se encuentra el derecho a la información, misma que deberá ser proporcionada a las víctimas u ofendidos de manera clara,  oportuna y veraz.

Asimismo, refiere la revictimización de los familiares de las víctimas fatales, cuyos restos se encuentran en el Panteón Atzacoalco Viejo, cementerio que, en diversas ocasiones, ha sido verificado por personal de la Dirección Ejecutiva de Seguimiento de la CDHDF.

En dichas visitas constató que los andadores están destruidos, la acumulación excesiva de basura en las lápidas, incluyendo costales con huesos, huesos expuestos, gallinas, patos, borregos y cerdos muertos y en estado de putrefacción y lápidas dispersas en todo el Panteón.

La Delegación Gustavo A. Madero emprendió acciones para dignificar las condiciones del Panteón, pero fueron temporales; en recorridos posteriores la Comisión registró nuevas anomalías. La autoridad ha sido omisa en implementar acciones permanentes, concretas y definitivas, obligando a iniciar una investigación de oficio en la Tercera Visitaduría de la CDHDF.

Para esta Defensoría, aún está pendiente la atención de las problemáticas propias de las y los jóvenes de esta ciudad, como el diseño e implementación de una política pública integral que considere e incorpore su opinión, así como la falta de voluntad política para la discusión de la Ley de los Derechos de las Personas Jóvenes en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

Lo anterior significa también una clara omisión a lo dispuesto en el Capítulo 23 del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal, cuyas líneas de acción 1663 a 1666 disponen se revise la Ley de las y los Jóvenes actualmente vigente e implementar una reforma integral que ofrezca garantías de exigibilidad.