lunes , 6 febrero 2023

Inicia el Octavo Diplomado en Derechos Humanos para Periodistas y Profesionales de la Comunicación

Boletín 187/2012

19 de mayo de 2012

Las propuestas gubernamentales en el tema de seguridad no están basadas con un enfoque de derechos humanos; de hecho son regresivas, limitantes y provocan muchas veces la autocensura, además de la ejercida por parte de determinadas instancias, aseguró el Secretario de Vinculación con la Sociedad Civil e Incidencia en Políticas Públicas de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Gerardo Sauri Suárez.

Durante la inauguración de la octava edición del “Diplomado en Derechos Humanos para Periodistas y Profesionales de la Comunicación”, celebrada en la Universidad Iberoamericana (UIA), recordó que desde 2004, año en el que se creó el Diplomado, sus contenidos han variado de acuerdo a las condiciones en el país; así, por ejemplo, al inicio el debate fundamental estaba en la consolidación del ejercicio de la libertad de expresión y sobre todo del periodismo, lo cual también quedó reflejado en el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal.

El funcionario de la CDHDF señaló que otros temas que en ese momento se debatían en la agenda se referían a la seguridad laboral para el ejercicio periodístico, a la consolidación de la sociedad, de la información, a la reducción de la criminalización del ejercicio periodístico, a desalentar la utilización de la figura de daño moral para sancionar a los periodistas, y junto a ello el fortalecimiento de un periodismo ético, apegado a los derechos humanos, etcétera.

Para el año 2012, advirtió Sauri, la situación se ha recrudecido, los debates giran en torno a la seguridad: protocolos, mecanismos de protección, leyes, códigos, reformas constitucionales, como por ejemplo, al Artículo 73 para que la federación pueda atraer los delitos cometidos en contra de periodistas y comunicadores. Es en este panorama que se ofrecen propuestas que no necesariamente tienen un reconocimiento.

En su intervención, el Primer Oficial de la Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Alán García, expresó su beneplácito porque en el debate en México y a nivel hemisférico, la inclusión de Derechos Humanos ha dejado, cada día más, de ser un discurso marginal y disidente para incorporarse a la agenda pública.

Por su parte, el doctor José Antonio Ibáñez Aguirre, Coordinador del Programa de Derechos Humanos de la UIA, informó que hace ocho años, esa Universidad, la CDHDF y la Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos desarrollaron un curso de especialización en derechos humanos dirigido a periodistas y profesionales de la comunicación, el cual se transformó en Diplomado y es financiado desde el 2005 por la Fundación Konrad Adenauer.

El “Diplomado en Derechos Humanos para Periodistas y Profesionales de la Comunicación”, se realizará todos los sábados hasta el 10 de noviembre, en sesiones presenciales y virtuales.

Cabe destacar que la respuesta a esta iniciativa ha sido exitosa como se demuestra con las más de 347 solicitudes que se han recibido en estos años. No obstante, únicamente han sido admitidas 244 personas tanto del Distrito Federal como de diversas entidades federativas procedente de varios medios de comunicación,  oficinas de gobierno, instituciones académicas y Organizaciones de Sociedad Civil (OSC), entre otros.

Las instituciones convocantes de la octava edición fueron: Universidad Iberoamericana Campus Ciudad de México, Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México, Fundación Konrad Adenauer, Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, Universidad de Puno de Perú y la Universidad Javeriana de Colombia.

La línea 107 del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal, compromete a la CDHDF  a contribuir en la profesionalización de las y los periodistas en materia de derechos humanos. Con éste y otros esfuerzos que se han realizado a lo largo de este año, este Organismo busca consolidarse como un espacio para el fortalecimiento de las capacidades de las y los profesionales de la comunicación, en el sentido de que puedan brindar más y mejores herramientas en el desempeño de su profesión, abonando así, con su apoyo, a la construcción de una cultura de respeto, promoción, defensa y protección de los derechos humanos.