martes , 7 febrero 2023

El debate sobre la masculinidad debe ser tarea fundamental en las políticas públicas: CDHDF

Boletín 160/2012
2 de mayo de 2012

•   Inició Foro Construcción de Masculinidades desde la infancia

El Secretario para la Promoción de los Derechos Humanos e Incidencia en Políticas Públicas  de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Gerardo Sauri Suárez, advirtió el abandono estructural de las políticas públicas en materia de derechos humanos para promover la masculinidad o distintas formas de ser varón, “no basadas en esquemas hegemónicos que tienen un fuerte fundamento en el sometimiento y la violencia”.

Al inaugurar el Foro Construcción de Masculinidades desde la infancia, señaló que uno de los problemas que vivimos es que el debate sobre la masculinidad, apenas se construye y se asoma a la agenda pública, cuando el enorme contexto de violencia social e institucional la apabulla y provoca que no sea una tarea fundamental en las políticas públicas.

“Se trata de brindar seguridad, así, la violencia se convierte en la forma principal a través de la cual la oferta electoral se da a los ciudadanos, en detrimento de la construcción del debate de masculinidad, de la construcción de relaciones más igualitarias”, apuntó.

Gerardo Sauri hizo énfasis en que el abordaje de la masculinidad y su construcción en la infancia debería verse como un tema prioritario para las políticas públicas; “se avanza de manera balbuceante en torno a una cultura de Paz y No violencia, pero no a una cultura de equidad, incluso desde la infancia”.

Dijo que la construcción de nuevas formas de ser varón o de la agenda de la masculinidad dentro de las políticas públicas es una construcción necesaria para el ejercicio integral de los derechos humanos que no puede ser una agenda aparte, y mencionó que además, está desdibujada en el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Expresó la necesidad de que los hombres sean capaces de reconocer en esta agenda una agenda propia, “que no nos va a quitar confort, sino que nos va a empoderar de una manera distinta a la que nos hemos construido como seres humanos”.

Por su parte, el investigador de la Universidad Veracruzana y representante de la Red Cómplices, Benno de Keijser, explicó que en la Red hay hombres y mujeres implicados en el trabajo con hombres, con la perspectiva de que esto influya en los programas y las políticas públicas, “que las políticas de género no sólo piensen en las mujeres, sino que se avance hacia una mirada relacional, ya que hay mucho que hacer desde el polo de los hombres”.

Indicó que en temas como salud sexual reproductiva, VIH, violencia, y otros más, los hombres aparecen en el trasfondo y a veces en el protagonismo, “y en este intento de buscar un abordaje relacional de género es que nos unimos diferentes personas de la sociedad civil, instituciones educativas, académicas y de gobierno”.

La Red dio a conocer un cartel realizado con apoyo de las Naciones Unidas, que es una denuncia y una aspiración genérica por una vida sin violencia, sumándose a la Campaña “Únete contra la violencia”, y a la Campaña “Lazo blanco” que se desarrolla en 52 países, interpelando a los hombres para dar un paso adelante y no sólo en privado decir: “yo estoy en contra de la violencia a las mujeres”, sino comprometiéndose públicamente.

A su vez, el profesor de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), Fernando Huerta, refirió el trabajo de vinculación entre grupos de  hombres de Organizaciones de Sociedad Civil (OSC), la academia e instancias públicas que han dado lugar a redes preocupadas por construir una sociedad equitativa.

Mencionó algunos temas que han abordado en las reflexiones y en los múltiples talleres impartidos, como son la salud sexual y reproductiva; la violencia de género de hombres contra mujeres (que dio lugar a programas para hombres violentos, el cual ha dado frutos importantes); la paternidad, la sexualidad y la homofobia, que son un conjunto de problemas que tienen que ver con la vida de los hombres.

Agregó que los productos de esta articulación en redes de trabajo ha dado como resultado la publicación de libros, artículos, materiales audiovisuales, foros en México, América Latina, Europa y Australia.

Expuso que uno de los pendientes es una mayor participación de los hombres, así como involucrar y hacer partícipes a los funcionarios de alto mando, quienes deciden si una política pública con perspectiva de género es o no necesaria.

El Foro se dividió en dos mesas: Infancia y Adolescencia. En la primera mesa participó Gerardo Sauri con la conferencia “Masculinidad y representaciones sociales de la Infancia”; la investigadora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Guitté Harttog, con la ponencia “Qué padres de película”; Benno de Keijser con la conferencia “¿Y los niños cuándo? Socializando hacia la salud”. Leo, la cuenta cuentos  de los Centros de Integración Juvenil, A.C, Graciela Alpízar, con el relato “El Gran Macho”.

En la segunda mesa participaron Fernando Huerta con el tema “La construcción de la masculinidad en la adolescencia”; de los Centros de Integración Juvenil, A.C., Alma Rosa Colín, habló sobre “Los hombres en la agenda de igualdad de género”, y de Género y Desarrollo, A. C., Patricia Carmona, se refirió a “Construir ciudadanía desde la infancia como vía para promover masculinidades alternativas”.