martes , 7 febrero 2023

Condena la CDHDF asesinato de tres comunicadores en el estado de Veracruz

Boletín 164/2012
3 de mayo de 2012

 Hay un clima de riesgo para ejercer la libertad de expresión en esa entidad

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) lamenta profundamente y condena la ejecución de dos comunicadores en el estado de Veracruz, de nombres Gabriel Huge y Guillermo Luna, cuyos cuerpos fueron encontrados con huellas de tortura en el Canal de la Zamorana, en la ciudad de Boca del Río.

La Procuraduría General de Justicia del Estado confirmó el hallazgo e identificación de los dos fotoreporteros, Luna y Huge, quienes cubrían las noticias policíacas como fotógrafos para la agencia Veracruznews.

El periódico Notiver, medio para el cual habían colaborado los periodistas, dio a conocer que desde las 15:00 horas del miércoles 2 de mayo se ignoraba su paradero.

Asimismo, se ha difundido que además de los fotoreporteros, entre los cuatro cuerpos hallados se ubique el de un reportero que trabajaba en el diario AZ, cuyo nombre aún no se da a conocer.

La CDHDF llama la atención de que estos hechos hayan ocurrido a cinco días del asesinato de Regina Martínez, corresponsal de la Revista Proceso en el estado de Veracruz.

Para esta Comisión, lo anterior da cuenta de un clima de riesgo para ejercer la libertad de expresión, de una descomposición social y política, así como de ineficacia para garantizar y proteger la labor de periodistas y comunicadores en el estado de Veracruz.

Testimonios de comunicadores que ejercen su profesión en dicho estado, dan cuenta de una situación de indefensión en la que hay una ausencia de gobernabilidad y de Estado de derecho, en donde un denominador común es la impunidad.

Desde su Relatoría para la Libertad de Expresión, la CDHDF ha registrado el asesinato de siete periodistas y comunicadores en el estado de Veracruz durante el gobierno de Javier Duarte, y 12 en los últimos diez años. Subraya el hecho de que no hay una sola persona detenida por estos delitos.

Asimismo, en el año 2011 registró un total de 15 agresiones, destacando entre ellas cuatro homicidios, ataques a medios de comunicación, amenazas, detenciones arbitrarias y obstrucción del ejercicio periodístico.

La CDHDF recuerda que las investigaciones en este caso se deben realizar de oficio. Además, hace un llamado a que estos lamentables hechos se investiguen en relación a la labor periodística de las víctimas.