viernes , 27 enero 2023

Preocupa a la CDHDF recientes homicidios de periodistas y pide se esclarezcan

Boletín 149/2012
24 de abril de 2012

    • Tan sólo en abril, dos fueron asesinados en Chihuahua y uno más privado de la vida en la carretera México-Querétaro

 La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) hace un enérgico llamado a fin de que se esclarezcan los homicidios de periodistas ocurridos en lo que va del mes de abril.

El día 11 de abril el periodista Gustavo Flores Trenado, del Grupo Reforma, falleció, luego de permanecer cuatro días en coma, tras ser encontrado sobre la carretera México-Querétaro a un lado de su automóvil con un golpe contuso en la cabeza.

Los testimonios de sus familiares dan cuenta de serias irregularidades en las investigaciones que han impedido el adecuado avance del caso.

Ese homicidio se suma al de los periodistas Héctor Javier Salinas García y Francisco Javier Moya, quienes perecieron en la masacre ocurrida en un bar en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua, el pasado sábado 21 de abril.

Este Organismo Defensor se une al enérgico llamado que organizaciones como Artículo 19 y otras agrupaciones de profesionales de la comunicación han dirigido a las autoridades responsables de investigar de manera expedita e imparcial los tres decesos.

La CDHDF reitera que es obligación del Estado mexicano investigar estos homicidios de manera eficaz y eficiente, para así determinar sus causas y sancionar a los responsables como parte de la protección del derecho a la vida.

La carencia de adecuadas investigaciones y la impunidad, en relación con asesinatos de periodistas, configuran además una violación del derecho a la libertad de expresión en su dimensión individual y social, por el grave efecto de propiciar la repetición de los mismos.

Las autoridades responsables de las investigaciones deben garantizar, conforme al estándar de debida diligencia, la rigurosidad y competencia en la práctica de diligencias indispensables para el pleno esclarecimiento de los hechos y en la identificación, orden, recolección y custodia de las pruebas.

Asimismo, deben conducir sus actuaciones en forma expedita, evitando dilaciones o entorpecimientos injustificados de los procesos que conduzcan a la impunidad y vulneren la debida protección judicial del derecho.