viernes , 27 enero 2023

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, al término de su comparecencia ante la ALDF, con motivo de su Informe Anual 2011.

Transcripción 27/2012
3 de abril de 2012

Pregunta (P): Comparecencia sumamente interesante, ¿qué opinión le merece el hecho que los partidos hayan avalado su acción?
Luis González Placencia (LGP): La verdad es que me da muchísimo gusto, es un aval que le dan al trabajo de la Comisión, que refrenda la autonomía de la Comisión, y refrenda también la sinergia que hay en torno a temas de preocupación de la ciudad en la propia Asamblea.

P: Algo que también llama la atención, ya visto desde el lado de la Comisión de Derechos Humanos del DF, México vive una etapa de crisis en materia de respeto a los derechos humanos.
LGP: Sí, tenemos una circunstancia paradójica, porque por una parte tenemos esta gran Reforma en materia de derechos humanos  aprobada en el verano pasado, pero por otro lado tenemos una circunstancia en la que vemos cómo se violan todos estos derechos en todo el territorio nacional, desafortunadamente, con distintos matices, de diversas maneras, pero, desafortunadamente, todavía queda muchísimo por hacer en la materia.

P: Algo que también llama la atención Ombudsman, en el sentido de que existe la Trata de personas y también el asunto de la tortura, algo importante, visto ya desde un ángulo, por primera vez en una Comisión de derechos humanos aceptable por parte de un Organismo autónomo.
LGP: El tema de Trata como hemos mencionado, es un tema que no reconoce fronteras y eso plantea una problemática para su atención, por eso es importante que haya sinergia entre los distintos estados de la República, a nivel internacional, desde luego también, y, nosotros hemos trabajado mucho para que las Comisiones locales de derechos humanos nos podamos poner de acuerdo para fortalecer estrategias preventivas que nos permitan también desde nuestra competencia atender la problemática, y en el caso de la tortura, mucho se ha dicho que no hay tortura en la ciudad de México, sin embargo, la Comisión ha documentado, sigue documentando y seguirá documentando, casos emblemáticos en los que hemos visto cómo autoridades relacionadas con la procuración de justicia, con la Secretaría de Seguridad Pública y con el Sistema Penitenciario, aprovechan el menor espacio posible para torturar.

P: Doctor, ¿de qué sirve el Programa de Derechos Humanos que incluso fue a presentar el propio Jefe de Gobierno a  la ONU?
LGP: Es un instrumento de política pública importante, hace falta todavía avanzar, tenemos la formalidad, el cascarón está construido, pero hace falta todavía avanzar para que las y los servidores públicos tengan conciencia plena de lo que significa respetar el Programa, lo que el Programa implica ahora es un marco normativo que se añade a lo que ya tenemos, a la Constitución y a las leyes locales que genera obligaciones para la autoridad, entonces, ojalá, pronto podamos ver que pasamos más allá del discurso a las prácticas, y mientras la Comisión seguirá documentando los abusos que se den en todos estos temas.

P: ¿A los defensores de derechos humanos qué les ha afectado más, la violencia por parte del crimen organizado o la represión de las autoridades?
LGP: La información que se tiene, justamente a partir de las Organizaciones que se han  dedicado a estos temas, dan cuenta de que la mayor cantidad de violaciones provienen de la autoridad, aunque hay también violaciones relacionadas con la criminalidad organizada, hay que tener en cuenta que es al Estado al que le toca proteger los derechos de las personas, y en este caso estamos hablando de la vida y de la integridad de personas, entonces, aun cuando pudiéramos aceptar que hay una parte de la responsabilidad en las organizaciones criminales, no deja eso de significar que el Estado tiene una responsabilidad directa en ello. Aquí en el Distrito Federal lo que hemos visto es que efectivamente se ha incrementado también el número de violaciones a defensores y defensoras y también a compañeros que ejercen el periodismo, no de manera tan grave como ocurre en otros estados del país, pero sí hay un aumento notable en el último periodo.

P: ¿De cuánto es esto?
LGP: En términos de casos hemos tenido, se los digo en términos porcentuales parece muy alto, pero en realidad hablamos de cifras menores de dos dígitos, pasamos por ejemplo de dos a nueve casos; sin embargo, es representativo porque eso da cuenta de que, primero, que hay más personas organizándose en la ciudad, que se asumen como defensoras y defensores, particularmente quienes han sido víctimas de violaciones a sus derechos, y segundo, que hay una actitud por parte de la autoridad que sigue planteando obstaculización de los derechos de estas personas, del derecho a defender derechos. Les comento que recientemente firmamos junto con el Gobierno de la ciudad un Convenio que permite crear un mecanismo de protección, tanto de defensores como de defensoras, como de periodistas, que nos va a permitir formalizar una serie de procedimientos de defensa para estos dos sectores.

P: Señor Presidente, ¿cómo va el caso de los jóvenes involucrados en la trifulca de Ciudad Universitaria exhibidos recientemente como terroristas?
LGP: Tenemos abierta la queja, vamos a estarla documentando. Nos sorprendió muchísimo que fuesen presentados exactamente el mismo día en el que nosotros presentamos la Recomendación, precisamente para alertar a la autoridad de que no hiciera estas presentaciones. Vamos a hablarlo con el Procurador. Está invitado a comer con nosotros en el Consejo de la Comisión. Creemos que tenemos argumentos sólidos para señalar que esta práctica no solamente no ayuda en nada a la Procuración de Justicia, sino que implica violaciones que sin irreparables y cuando son irreparables se toman décadas para repararlas.

P: ¿Cuáles son las áreas más vulneradas de los derechos humanos?
LGP: Bueno, el foco rojo está en el sistema penal, sin duda, tanto en lo que se refiere a la acción de la Procuraduría, la Secretaría de Seguridad Pública, como en el caso de la prisiones, que ya en diversas ocasiones hemos manifestado nuestra preocupación por la situación que se vive ahí dentro. Pero aparecen nuevos escenarios importantes, por ejemplo todo lo relacionado con el medio ambiente. Tenemos abiertas ahora quejas por el tema de la basura en la ciudad de México, y una investigación que estamos documentando por el tema del transporte, sobre el tema también de las construcciones de la misma ciudad, todas estas relacionadas con violaciones a derechos que tienen que ver con la participación ciudadana, con el medio ambiente, con la afectación de los entornos de vida de las personas. Me parece que esos dos serían los más importantes en señalar.

P: Después de la comparecencia, ¿cuál es la principal preocupación o principal reto para la Comisión?
LGP: Nos ha preocupado mucho, y lo hemos manifestado aquí, la actitud de las autoridades para con la Comisión. Pensamos que es importantísimo, y aunque me llevo el respaldo de la Asamblea en ese sentido, es muy importante que la autoridad respete las decisiones de la Comisión, que la autoridad acate las Recomendaciones, que las cumpla. No podemos seguir en una situación en la que se regatean los derechos humanos en la ciudad. Ahí sí hemos hecho un llamado de atención fuerte, esperamos que la Asamblea nos respalde en ese sentido. Sabemos que ha habido logros importantes, pero también nos damos cuenta que mientras no haya una actitud de respeto pleno por las resoluciones de la Comisión, el compromiso con los derechos humanos quedará en entre dicho.

P: ¿O sea no hacen caso a las Recomendaciones que ustedes hacen?
LGP: Las aceptan parcialmente y cuando las aceptan las incumplen.

P: ¿En qué porcentaje, Comisionado?
LGP: El año pasado, por ejemplo, de la totalidad de las Recomendaciones ninguna fue totalmente aceptada, ninguna fue rechaza, pero ninguna fue totalmente aceptada y siempre se encuentran argumentos, en nuestra opinión formalistas o incluso argumentos inconsistentes jurídicamente, para rechazar algún punto recomendatorio.

P: Doctor, su opinión con respecto a una Comparecencia llena de ausentismo. Menos de la mitad de los Diputados estuvieron presentes…
LGP: Bueno, esperábamos que estuvieran. Honestamente habría que preguntarles a ellos por qué no estuvieron. Supongo yo que algo tuvo que ver que se pospuso la comparecencia del día de ayer, que estaba programada para el día de ayer…

P: ¿Usted sabía que ninguna Comisión está laborando ahorita, en este momento?
LGP: ¿Ninguna Comisión de la Asamblea? No tengo idea.

P: ¿Y cuál es su opinión entonces, sí es una falta de respeto que no estén presentes los legisladores, cuando es su trabajo?
LGP: Yo creo que ellos programaron la comparecencia, ellos sabían que se iba a llevar a cabo, pues sí habría que preguntarles por qué razón no estuvieron.

P: Sí, pero yo le pregunto a usted que si lo toma como una falta de respeto.
LGP: No, a mí no. Me parece que a la institución sí es importante brindarle por lo menos la presencia de quienes tienen que estar aquí, quienes hacen el llamado para que la institución rinda cuentas.

P: Oiga, doctor, y preguntarle también acerca de estas investigaciones o este seguimiento que ustedes están haciendo hacia las Recomendaciones, hacia el caso News Divine que comentó en tribuna.
LGP: Como dije hay un avance importante. A partir de la reapertura de los puntos recomendatorios hubo una nueva actitud por parte de la autoridad. Se avanzó mucho, pero todavía  hay pendientes generados a partir de nuevas quejas, fundamentalmente la queja relacionada con la atención al panteón en Gustavo A. Madero y la queja relacionada con la dilación en la determinación de los procesos judiciales en contra del Tribunal Superior de Justicia.

P: ¿Y esta Comisión de Ética que están integrando no será una pérdida de tiempo, porque no va a llegar a nada?
LGP: Afortunadamente no es una Comisión interna, es una Comisión en la que participan académicos importantes y gente, digamos, que se ha caracterizado por tener un punto de vista independiente. Yo creo que eso es bueno porque permitirá que los argumentos que se planteen en esa Comisión sean confrontados con perspectiva crítica. Pero como comenté, es importante dejar claro que mi participación en esa Comisión es totalmente independiente de la determinación que como Comisión se tome en el análisis de las quejas.

P: Pero con la resolución que ustedes tomen, ¿qué se les podrá decir a los jueces?, ¿que se apresuren?
LGP: Estamos justamente haciendo el análisis sobre si esta dilación se justifica o no se justifica, o si es responsabilidad del juez o tiene que ver también con la manera en que se ha llevado el proceso. Ya daremos nuestra determinación en su momento.

P: ¿Pero qué le podrían hacer al juez, hay alguna sanción?
LGP: Sí, desde luego, podríamos recomendar que el Consejo de la Judicatura hiciera una investigación independiente y sancionar, si fuera el caso; y también desde luego la Contraloría del propio Tribunal.

P: ¿Su Recomendación 1/2012 ya fue aceptada o fue rechaza o parcialmente?
LGP: Bueno, está todavía en periodo de aceptación. Tenemos ahí claridad de que va a ser aceptada, espero que así sea. Yo me comprometí ahí junto con el Secretario de Salud y el Secretario de Desarrollo Social para que así fuera. Creemos que es un tema que da para construir una relación sinérgica entre las tres instituciones. Yo no tengo duda de que será aceptada.

P: ¿La Secretaría de Gobierno no ha respondido a la otra Recomendación por tortura del Grupo Tiburón?
LGP: No, aunque también tenemos avances ahí. Hemos estado platicando mucho con la Subsecretaría del Sistema Penitenciario. Hay, digamos, una buena actitud respecto de revisar lo que ha hecho el Grupo Tiburón, incluso sobre la posibilidad de hacer una reforma en el propio Grupo. Ahora con la llegada del nuevo Secretario de Gobierno tenemos ya una reunión agendada para tratar todos estos temas. Yo espero que la actitud ahí sea de mayor apoyo a la Comisión.

P: ¿Y también que cambia la actitud de las autoridades penitenciarias?
LGP: Sin duda. Si el Secretario de Gobierno asume una posición de apoyo a la Comisión pues tendrán que seguirlo también sus subordinados. Gracias.