martes , 7 febrero 2023

La discriminación racial, problema estructural en México

Boletín 108/2012
21 de marzo de 2012

  • En el DF esta problemática se refleja en pueblos y comunidades indígenas

En el marco del Día Internacional contra la Discriminación Racial, que se conmemora este 21 de marzo, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) expresa su preocupación por las manifestaciones de discriminación racial en nuestro país y en nuestra ciudad, y se suma a las acciones para combatir el racismo, la xenofobia y otras formas conexas de discriminación.          El pasado 9 de marzo, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) de la Organización de Naciones Unidas (ONU) emitió sus observaciones finales a México en las cuales expresó su preocupación ante el hecho de que a pesar de que cuenta con las herramientas institucionales para combatir la discriminación, ésta sigue siendo una realidad estructural en el país.

Estas observaciones deben ser atendidas por el Estado mexicano ya que ha ratificado la Convención para la Eliminación de la Discriminación Racial y se ha comprometido a materializar sus contenidos en legislación y políticas públicas tendientes a lograr la igualdad de oportunidad y de trato para las personas indígenas.

En este sentido, es necesario garantizar a los pueblos y comunidades indígenas, en materia de acceso a la justicia y debido proceso, el acceso pleno a una defensa de oficio en su propia lengua y variante; que cuenten con servicios de interpretación culturalmente apropiados en los procedimientos judiciales y se realicen consultas efectivas, a fin de obtener su consentimiento libre, previo e informado sobre cualquier aspecto que sea relevante para el proceso.

De entre las observaciones del CERD, cabe destacar las que se refieren a la situación de la población mexicana con ascendencia africana, vulnerabilizada e invisibilizada dada su presencia numéricamente pequeña. Es obligación del Estado mexicano dotar a esta población de todas las garantías de protección que la Convención para la Eliminación de la Discriminación Racial establece, teniendo como punto de partida la generación de información estadística y sociodemográfica confiable que permita su inclusión plena.

En materia legislativa existe una agenda pendiente sobre discriminación racial: la armonización de la legislación nacional y de la normatividad en materia de derechos de los pueblos indígenas a todos los niveles de gobierno, así como la adopción de leyes específicas que tipifiquen como acto punible las distintas manifestaciones de la discriminación racial.

La CDHDF señala que en el Distrito Federal, aún cuando se ha avanzado en cuanto a la instrumentación de programas y acciones a favor de los derechos humanos, la discriminación racial se refleja en la no garantía, en el caso de los pueblos y comunidades indígenas, del derecho a la consulta y participación en la toma de decisiones referentes a la legislación, políticas públicas y procesos que les afectan.

Por todo lo anterior, la CDHDF insta a los tres niveles de gobierno a vincularse con las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) para sumar esfuerzos en la lucha contra la discriminación racial, para plasmar en el orden nacional los instrumentos internacionales, experiencias exitosas y referentes de políticas pública tendientes a garantizar la igualdad de oportunidades y de trato para las personas indígenas.