miércoles , 1 febrero 2023

Edita CDHDF Manual de atención integral a defensores de derechos humanos y periodistas.

Boletín 98/2012
13 de marzo de 2012

  • La estructura del Manual tiene como objetivo consolidar un protocolo de atención integral a las víctimas.

Ante el incremento de asesinatos, agresiones y obstrucciones al derecho a defender derechos humanos y a la libertad de expresión, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) publicó el “Manual de atención integral en casos de agresiones a personas defensoras de derechos humanos y a personas que ejercen la libertad de expresión”.

El Manual busca establecer una base que facilite la actuación de la CDHDF y logre un mayor impacto en los casos relacionados con agresiones a las personas que ejercen estos derechos.

Las agresiones y obstáculos en contra de periodistas y defensoras y defensores de derechos humanos son variadas y van desde asesinatos (que en su mayoría han quedados en la impunidad) hasta la privación de la libertad, amenazas, agresiones físicas, persecución y vigilancia e intervención ilegal de comunicaciones.

Así como allanamiento a oficinas, instalaciones o domicilios particulares, denostación y negación a que participen en espacios de deliberación política o de apoyos para el ejercicio de su trabajo y sus derechos.

Por ello, la CDHDF afirma que las violaciones graves a los derechos humanos de periodistas y defensores tienen un efecto amedrentador.

En septiembre de 2010, el Committee to Protect Journalists (CPJ) publicó el informe especial “Silencio o muerte en la prensa Mexicana”, que ubica a México en el noveno sitio de los países con mayor índice de impunidad en lo que se refiere a asesinatos de comunicadoras y comunicadores, pero además muestra cómo el temor y la autocensura han destruido la capacidad de la prensa para informar en libertad.

De igual manera, la organización Freedom House informó que hasta 2010 se consideraba a México en la categoría de “parcialmente libre”, pero en un lapso de apenas 12 meses se le incluyó en “sin libertad de prensa”, debido a que la situación ha empeorado en materia de libertad de expresión y respeto a las condiciones en las que trabajan las y los periodistas.

En cuanto a agresiones a defensoras y defensores de derechos humanos, en la “Actualización 2010” del informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en México, reportó 37 actos de presuntos agresiones: amenazas (11), injerencias arbitrarias (7), actos de hostigamiento (6) y uso arbitrario del sistema penal (6).

Al respecto, Amnistía Internacional (AI) ha señalado que “México es un país peligroso para defender los derechos humanos”, y en su informe de 2009 enumeró 15 casos de amenazas y ataques en contra de personas defensoras de los derechos ocurridos en 2007 y 2009.

Bajo este contexto es que la CDHDF impulsó el “Manual de atención integral en casos de agresiones a personas defensoras de derechos humanos y a personas que ejercen la libertad de expresión”, instrumento que permitirá coordinar de mejor manera sus acciones desde una visión cuyo centro es la defensa, promoción e incidencia de políticas públicas.

El Manual contiene cuatro apartados: el primero establece los conceptos básicos sobre libertad de expresión, en particular en el ejercicio periodístico, así como el derecho a defender derechos humanos y el concepto de persona defensora de derechos.

El segundo esboza las medidas de protección denominadas medidas precautorias, de conservación o restitutorias, mismas que se requerirán para evitar la consumación irreparable de una presunta violación a los derechos humanos.

El tercero aporta elementos que utilizan las Relatorías para la Libertad de Expresión y para la Atención a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, ambas de la CDHDF, para la documentación de las presuntas agresiones a los derechos específicos, así como la metodología a utilizar.

El cuarto establece un protocolo de posicionamiento para atender los casos que ameriten ser visibilizados con el fin de ocuparse de las diversas problemáticas que enfrentan las personas que ejercen su derecho a la libertad de expresión y a defender los derechos humanos.

La estructura del Manual tiene como objetivo consolidar un protocolo de atención integral a las víctimas y es el resultado del trabajo de la Coordinación de Relatorías de la CDHDF y de la experiencia, metodología y buenas prácticas que han compartido las personas y organizaciones civiles defensoras de derechos humanos y las que ejercen el derecho a la libertad de expresión.