viernes , 3 febrero 2023

Urgente hacer efectiva la protección de los Derechos Indígenas en México: CDHDF.

Boletín 68/2012
20 de febrero de 2012


· Exhorta a implementar las acciones necesarias para evitar cualquier acción de discriminación por razones de origen étnico.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) se suma al llamado que hizo el Comité Contra la Discriminación Racial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al Estado mexicano, de hacer efectiva la protección de los derechos de los pueblos indígenas y sus integrantes, realizado en el marco de la finalización del examen periódico que presentó el país ante el citado organismo el pasado 15 de febrero.

De acuerdo con información de la ONU, el integrante de dicho Comité, Pastor Elías Murrilo, destacó que el contexto de violencia y narcotráfico que se extiende a lo largo del país ha dificultado la labor del Estado para implementar de manera efectiva la legislación contra la discriminación por razones de origen étnico.

A la CDHDF le preocupa esta situación y comparte la inquietud del integrante del Comité, quien señaló que el tema de la seguridad, por encima de otros tópicos, ha sido la principal prioridad del gobierno antes que erradicar la discriminación.

Una de las preocupaciones más importantes del Comité se refiere a que a pesar de las reformas constitucionales que tendrían como finalidad prevenir y erradicar la discriminación, sean las personas indígenas y particularmente las mujeres quienes vean el ejercicio de sus derechos disminuidos. En este sentido, se señala la prevalencia de un sistema patriarcal que impone condiciones desfavorables para las mujeres con la anuencia del Estado.

Referente a casos de indígenas activistas asesinados por paramilitares o encarcelados arbitrariamente, el Comité resaltó que el acceso a la justicia es una asignatura pendiente para México, pues a pesar de reconocer los derechos de los indígenas, cuando son procesados fuera de sus contextos sociales suelen ser juzgados y condenados bajo procedimientos ajenos a su idiosincrasia y, generalmente, en un idioma distinto del suyo, que no dominan y que, en ocasiones, ni siquiera conocen.

En el examen periódico que duró dos días y finalizó el pasado 15 de febrero, el Comité externó su preocupación por la relegación de los pueblos indígenas de la toma de decisiones cuando se han tenido iniciativas de megaproyectos que les afectan directa o indirectamente, vulnerando con ello el derecho a la consulta reconocida, entre otros instrumentos, por el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, con importantes afectaciones al patrimonio cultural, a recursos naturales y a su identidad colectiva, entre otros.
En este sentido, la CDHDF reconoce que deben realizarse esfuerzos desde los gobiernos locales y la sociedad civil para abatir tanto las prácticas sociales que pudieran atentar contra la dignidad de las personas indígenas, como las que tiendan a obstaculizar el respeto y garantía de sus derechos colectivos e individuales.

Resulta indispensable que desde los procesos legislativos que pretenden reconocer y garantizar sus derechos, hasta la elaboración de políticas públicas, retomen los elementos que constituyen la debida consulta indígena como un ejercicio de ciudadanía y se evite su exclusión sistemática de la toma de decisiones en asuntos que les incumben de manera directa.

Además, para la CDHDF resulta fundamental fortalecer los mecanismos de inclusión y participación si como sociedad se aspira a sentar las bases de una verdadera democracia que, reconociendo la pluralidad cultural, anteponga el principio de igualdad de las personas y en este caso de la igualdad de los pueblos indígenas.

Por esta razón, la CDHDF exhorta a los tres poderes del Distrito Federal, así como a los organismos autónomos, a que en el ámbito de sus competencias retomen las observaciones del Comité Contra la Discriminación Racial de la ONU e implementen las acciones necesarias con la finalidad de evitar cualquier acción de discriminación por razones de origen étnico.

Particularmente, la CDHDF espera que en el proceso legislativo para crear una ley de derechos indígenas para el Distrito Federal se retomen los elementos esenciales del derecho a la debida consulta indígena, lo que permitirá contar con un instrumento no sólo legítimo por la participación de los directamente interesados, sino adecuado para responder a las necesidades reales de quienes han vivido en exclusión permanente y sistémica en el país y en la ciudad de México.

El Comité Contra la Discriminación Racial es el organismo de Naciones Unidas encargado de vigilar el cumplimiento de los compromisos que los países asumieron al ratificar la Convención para Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 1965. México ratificó la Convención 10 años después. El Estado mexicano presentó sus exámenes periódicos 16° y 17° de manera combinada, y las conclusiones estarán disponibles aproximadamente en marzo, una vez que finalice el 80° periodo de sesiones del Comité, en el que serán también examinados Canadá, Italia, Israel, Jordania, Kuwait, Laos, Portugal, Qatar, Turkmenistán y  Vietnam.