jueves , 26 enero 2023

Necesario posicionar agenda de derechos de la infancia en plataformas de candidatos a puestos de representación popular: CDHDF.

Boletín 60/2012
15 de febrero de 2012

· El informe La Infancia Cuenta en el Distrito Federal 2011, junto con el PDHDF y la reciente reforma constitucional en derechos humanos,  herramientas fundamentales para la toma de decisiones

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) prepara una propuesta de agenda de derechos de las niñas y los niños que presentará en abril próximo a las y los candidatos a puestos de representación popular y a las autoridades vigentes, y que tomará como base los resultados del informe La Infancia Cuenta en el Distrito Federal 2011, así como las líneas de acción del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal (PDHDF) y las recientes reformas constitucionales en derechos humanos a los Artículos 4º y 73.

Lo anterior, lo anunció el Secretario para la Promoción de los Derechos Humanos e Incidencia en Políticas Públicas de la CDHDF, Gerardo Sauri Suárez, en la presentación del informe La Infancia Cuenta en el Distrito Federal 2011, realizado por la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) y auspiciado por la Fundación para la Protección de la Niñez, IAP; por la W.K. Kellogg Foundation (WKKF); y The Annie E. Cassey Foundation.

Sauri Suárez, quien asistió en representación del Ombudsman capitalino, Luis González Placencia, señaló que en los resultados del informe desagregado por cada una de las 16 demarcaciones que conforman al Distrito Federal apenas se asoma el impacto de la ejecución de algunas de las líneas de acción del PDHDF.

Es necesario, advirtió, elaborar una agenda de derechos de las niñas y los niños que considere la armonización con las reformas a los Artículos 4º y 73 constitucionales, en materia de infancia, que se reflejen en el marco jurídico y en compromisos y acciones específicas de quienes aspiran a algún puesto de representación popular en el actual proceso electoral.

Dijo que se buscará que además de los candidatos, las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) con trabajo en derechos de la infancia, elaboren una ley reglamentaria de los Artículos Constitucionales, así como de una nueva Ley de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en la ciudad de México, que la coloque en la vanguardia del resto del país.

Agregó que aunque La Infancia Cuenta en el Distrito Federal 2011 es una herramienta que debe ser imprescindible para los tomadores de decisiones, precisa de datos que debieran también producirse a través de un Sistema de Información de Derechos Humanos de la ciudad de México, como se comprometió el Jefe de Gobierno al promulgar el PDHDF: “Hay mucha información que nos falta producir”.

Los anteriores ejercicios presentados por la REDIM, detalló, muestran que el Distrito Federal está por debajo de algunas entidades en el ejercicio de derechos, a pesar de que la capital del país cuenta con todas las condiciones para avanzar e incrementar algunos indicadores, como el educativo, a través de escuelas de calidad.

En tanto, el Director Ejecutivo de la REDIM, Juan Martín Pérez García, señaló que La Infancia Cuenta en el Distrito Federal 2011 busca ser un reporte que sirva como base para el monitoreo de los derechos de los 2 millones de niñas y niños que habitan en la ciudad, para lo cual se actualizó 95% de los indicadores respecto al informe de 2008.

Brinda información comparativa, cuyos datos pueden generar propuestas para mejorar las condiciones de vida de niñas y niños: “Las decisiones basadas en indicadores fortalecen las propuestas, la incidencia y los programas de las instituciones”, subrayó.

De acuerdo con el informe, el Distrito Federal tiene el menor porcentaje de niñas, niños y adolescentes en el país, con uno de cada cuatro, 99% habita en zonas urbanas; Milpa Alta es la Delegación con más población infantil, con 34.6%. A pesar de que el Registro Civil se encuentra en la Delegación Cuauhtémoc, 23% de niños son registrados después de cumplir un año de vida, contra 14% del promedio general en la ciudad.

El porcentaje de adolescentes de 12 a 17 años que no estudian ni trabajan es de 5.7%, lo que significan 50 mil, contra 9.1% a nivel nacional. La tasa de mortalidad por suicidio en adolescentes de 15 a 17 años se incrementó en los últimos años, principalmente en las delegaciones Álvaro Obregón y Cuajimalpa.

La publicación tiene como antecedente el informe que cada año presenta la REDIM desde 2005 y que busca documentar a través de indicadores la situación de los derechos de niñas, niños y adolescentes con informaciones confiables y accesibles que faciliten las decisiones legislativas y políticas en su favor.

Los indicadores de la edición 2011 para el Distrito Federal son Dominio Demográfico, Dominio Ciudadanía, Dominio Salud, Dominio Educación, Dominio Económico, Dominio Seguridad, Hábitat y Dominio Legislativo. Además, la información se presenta desagregada para cada una de las 16 demarcaciones que conforman al Distrito Federal.

La Infancia Cuenta en el Distrito Federal 2011 es una herramienta que responde a la Observación General número 5 sobre Medidas Generales de Aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño, del respectivo Comité de las Naciones Unidas: “La reunión de datos suficientes y fiables sobre los niños, desglosados para poder determinar si hay discriminaciones o disparidades en la realización de sus derechos es parte esencial de la aplicación”.

Al comentar el informe, el Subsecretario de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Juan José García Ochoa, señaló que ante los resultados que se presentan hay una responsabilidad de la autoridad para definir en dónde enfocar esfuerzos y poner mayor énfasis. Destacó por ejemplo, el dato de que uno de cada cuatro habitantes del Distrito Federal es niño o niña.

Anunció que en las próximas semanas se renovarán los espacios de participación para la instrumentación del PDHDF, propuesta en la cual el GDF rendirá un informe de resultados sobre cada Derecho, se llegaría a acuerdos por consenso con la sociedad civil y la academia y establecerían compromisos de trabajo con tiempos específicos.

Informó que la Secretaría de Finanzas autorizó el presupuesto para la Defensoría de los Derechos de la Infancia en el Distrito Federal y se pronunció por crear un órgano rector en materia de política de infancia en la ciudad.

Por su parte, la diputada local Aleida Alavez reconoció que informes como éste son una herramienta que “no se ocupa, y cuando se ocupa, a veces tarda en concretarse en acciones que en política pública o presupuesto se finiquitean”, por ello celebró que se haya concretado la posibilidad de la Defensoría, como una instancia donde habrá vigilancia plena de lo que los indicadores mencionan.

La investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco, Norma del Río Lugo, señaló que las cifras que se presentan en el informe tienen un significado, “son las trayectorias de vida de los niños con las que juegan las políticas públicas, no nada más indicadores de supervivencia”.

Por ejemplo, agregó, en Iztapalapa el índice de deserción escolar subió de 2.91 a 9.35, “lo que representa una crisis educativa, que probablemente esté atravesada por el aumento en el índice de trabajo infantil de más de 48 horas semanales”.

A su vez, el Director Regional para América Latina y El Caribe de la Fundación W.K. Kellogg (WKKF), Alejandro Villanueva, destacó que visualizar los retos que enfrenta la infancia es ver los propios retos que se tienen como sociedad y mencionó que en América Latina se tiene poca tradición de toma de decisiones con datos.

Destacó que este informe es una contribución indispensable para que Organizaciones de la Sociedad Civil, legisladores y quienes ejercen las políticas públicas “tengan referencia de si las niñas y los niños pueden ejercer plenamente sus derechos; y tengan un espacio más rico para desarrollarse, o si por el contrario, estamos construyendo una ciudad que los limita, que impide que se desarrollen y los pone en una situación de mayor vulnerabilidad”.

El Subdirector de Orientación Ciudadana y Derechos Humanos del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), Manuel Alejandro García, quien acudió en representación de su Directora, expuso que la edición contiene información basta y contribuye a un análisis mayor sobre las líneas de acción del PDHDF, involucradas en la mejora de condiciones de las niñas y los niños que habitan en el Distrito Federal de una forma distinta.