viernes , 3 febrero 2023

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, después del banderazo de salida de la ayuda humanitaria para la Sierra Tarahumara recaudada en el centro de acopio de este organismo.

Transcripción 08/2012
3 de febrero de 2012

Pregunta (P): ¿Qué informaciones tienen ustedes sobre este ataque a la activista Norma Andrade?

Doctor Luis González Placencia (LGP): Bueno, pues lo que se sabe públicamente, que fue agredida mientras se dirigía a su casa. Nosotros solicitamos desde luego las medidas precautorias al Gobierno de la ciudad. Sabemos que la seguridad de la señora Andrade estaba a cargo del Gobierno del estado (de Chihuahua). Supongo que se tendrá que investigar qué fue lo que pasó, qué fue lo que falló. Por razones de seguridad quienes intervenimos en un primer momento después dejamos en manos de las autoridades correspondientes el tema. Esperábamos que ella estuviera protegida, desafortunadamente no ocurrió así. Ahora sabemos que está siendo atendida en una clínica de la ciudad de México y que ya el Gobierno de la ciudad le ha brindado seguridad.

P: ¿Su situación cómo es, señor?

LGP: No tengo información sobre su situación.

P: La PGR se suponía que la estaba protegiendo, ¿en este caso serían las autoridades federales las que tendrían que responder por la seguridad de ella?

LGP: Tengo entendido que las medidas precautorias solicitadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos responsabilizaban al Gobierno del estado de Chihuahua, que era el que tenía que cumplir con la protección.

P: ¿Y la trajeron al Distrito Federal supuestamente para evitar una agresión en su contra?

LGP: Así es, esa es la idea, que es ella pudiera estar acá segura. Hasta donde sabemos no era el Gobierno del Distrito Federal el que tenía que brindar esa seguridad.

P: ¿Pero no es omisión también por parte de autoridades federales y locales?

LGP: Sí, naturalmente. Aquí desde luego habrá que analizar hasta dónde llega la responsabilidad de cada una de las autoridades que tuvieron que ver con ella.

P: La agresión es un delito del fuero común, ¿se pediría o la Comisión estaría pidiendo a la Procuraduría del Distrito Federal que investigue estos hechos?

LGP: Sí, naturalmente. Le toca a la Procuraduría de la ciudad hacer la investigación correspondiente, y en su caso la Procuraduría General de la República evaluaría una posible atracción.

P: ¿Qué medidas van a tomar ustedes después de este ataque?

LGP: Por lo pronto emitimos estas medidas precautorias, lo que vamos a estar vigilando, y ya lo estamos haciendo, es que efectivamente la señora esté bajo la custodia de la policía de la ciudad de México y que la investigación se realice por parte de la Procuraduría.

P: ¿No es un reto a las autoridades de todos los niveles este ataque?

LGP: Naturalmente que sí. A nosotros nos parece que es un descuido gravísimo porque ya ella fue víctima antes de un atentado, como todas y todos saben. Digamos que era obligación de las autoridades actuar para protegerla y desafortunadamente esto no ocurrió.

P: ¿Qué les diría entonces a todas las autoridades?

LGP: Yo creo que es muy importante que se tengan los cuidados necesarios en este caso y en otros casos en los que se sabe que las y los defensores están en riesgo. Creo que es una llamada de atención importante.

P: ¿Podría describirnos qué es exactamente la información que tienen ustedes sobre la agresión? ¿Qué fue lo que ocurrió?

LGP: Lo que sabemos es que mientras ella se dirigía a su casa fue abordada por una persona que la agredió en el cuello con un arma blanca. Esa es la información que tenemos.

P: ¿Y el reporte inicial del estado de salud…?

LGP: No tengo información sobre ello.

P: Cambiando de tema, Doctor, ayer se reunió con profesores y trabajadores de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Están muy molestos porque dicen que se ha tardado mucho la investigación de las quejas que han presentado por malos tratos, acoso y hostigamiento de la Rectora Esther Orozco contra ellos.

LGP: Nos reunimos con ellos para darles a conocer las conclusiones a las que estamos llegando. Seguramente pronto nos reuniremos también con las autoridades de la Universidad. Es un tema complejo, es un tema que desafortunadamente tiene múltiples aristas. Hay una serie de quejas que están relacionadas con asuntos laborales que estaremos conociendo ahora ya con nuestra nueva competencia, y pronto ya daremos a conocer nuestra posición.

P: ¿Qué conclusiones, que nos pueda adelantar, tienen sobre esta situación que se vive en la UACM?

LGP: No las puedo adelantar todavía. Simplemente les quiero comentar que estamos haciendo una investigación muy rigurosa, muy seria de todas las denuncias que nos hicieron y ya en su momento daremos a conocer la Recomendación.

P: ¿Cuántas quejas tienen?

LGP: Son diversas quejas, son varias quejas que están acumuladas en un solo expediente, pueden ser más de 10 quejas que provienen tanto de profesores como trabajadores de la Universidad y de alumnos también que se quejan de profesores de la Universidad.

P: Agresiones físicas incluso, ¿verdad?

LGP: Agresiones físicas, intimidación, ataques a la honra y como dije también otras presuntas violaciones de carácter laboral.

P: Doctor, en materia de derechos humanos se dio un importante paso en el Senado de la República esta semana, esto es para los funcionarios o dependencias que se han negado a dar un informe a pesar de que se les ha llamado hacen caso omiso, ¿cuál sería la observación que haría y qué hace falta todavía en materia de derechos humanos a pesar de ese gran avance?

LGP: Lo que hace falta es que las autoridades asuman con responsabilidad que cuando violan derechos humanos es su obligación aceptar las Recomendaciones. A pesar de que éstas no son obligatorias, hay una obligación moral digamos frente a una violación que ha sido probada y en seguida cumplirla. Lo que esperaríamos es que esta facultad que se ha otorgado a la mayoría de las Comisiones del país, en el caso de la nuestra ya existía, ya la teníamos nosotros, pues sea un recurso poco utilizado, porque lo que esperaríamos más bien es que haya aceptación y cumplimiento de las Recomendaciones.

P: Doctor, como especialista en derechos humanos, además de ser el responsable aquí en el Distrito Federal, en los estados donde se está viviendo una sequía usted decía en su mensaje que debería de haber políticas públicas. Escuchamos en esta semana al Gobierno federal diciendo que no hay una situación de hambre ni tampoco existe una situación extrema, que más bien son mensajes políticos para lucrar con la gente. ¿Usted qué opinaría?

LGP: Coincido en que no es un tema sobre el que se tenga que lucrar políticamente. Me parece que la circunstancia real de personas que no tienen alimentos que llevarse a la boca constituye un llamado importante de atención. Y además sabemos por la información que se tiene que esto es cíclico, que ocurre cada año. Tiene desde luego distintos intensidades, pero es producto de un fenómeno natural que si bien, digamos, no es responsabilidad del Estado, sí la política pública para preverlo.

P: ¿Es algo que no debería repetirse ya, Doctor?

LGP: No debería repetirse. A mí me parece que las condiciones de este país y las desigualdades que vivimos son una fuerte llamada de atención para que este tipo de cosas no se repita.

P: Oiga, las declaraciones del Ministro Cosío de ayer o antier, de que las Recomendaciones vendrían siendo una especie de documento negativo hacia lo que es la ley en nuestro país y que debieran ir más encaminadas hacia cómo enriquecerlas, ¿no es un llamado de atención para ustedes o pretender detenerlos?

LGP: No, yo creo que coincidimos en que somos instancias complementarias. Desde luego las Recomendaciones de cualquier Comisión no suplen ni pretender suplir una sentencia, que tiene una fuerza jurídica muy importante. En el caso de nuestras Recomendaciones estamos hablando de una fuerza más bien de carácter moral. Sin embargo, el llamado que hace el Ministro Cosío es importante porque no basta con la fuerza moral, es necesario fundamentar y motivar adecuadamente las Recomendaciones, y es un trabajo que estamos haciendo, me parece.

P: ¿Eso implicaría entonces una reforma que ya diera otro tipo a las Recomendaciones?

LGP: No, de hecho lo único que implica es mejorar nuestros procedimientos de investigación. Yo creo que esta Comisión ha dado ejemplo de investigaciones muy sólidas, de investigaciones muy bien hechas y de Recomendaciones muy bien argumentadas. Entonces entiendo que lo que el Ministro Cosío refiere es, digamos, una observación general. Muchas gracias.