viernes , 27 enero 2023

El Ombudsman no es el enemigo natural del Estado: CDHDF.

Boletín 50/2012
5 de febrero de 2012

  • Señala el Presidente de la CDHDF que una violación de derechos humanos no se negocia.

El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, llamó a superar la idea de que elOmbudsman es el enemigo natural del Estado, porque, aseguró, no es así.

Al participar en el Foro “Rediseño de las Comisiones de Derechos Humanos a partir de la Reforma Constitucional”, organizado por la Consejería Jurídica y de Servicios Legales del Gobierno del Distrito Federal (GDF), expresó la necesidad de aprender a mirar el derecho desde la perspectiva de los derechos humanos.

“Uno de los cambios fundamentales que se derivan de la Reforma Constitucional en materia de Derechos Humanos es que los derechos dejan de ser metafísica jurídica y se convierten en el núcleo duro de la democracia, que hace de los derechos el criterio de operación del Estado”, subrayó.

En el Museo de la Ciudad de México, el Ombudsman capitalino apuntó que todas y todos los operadores públicos deben interpretar la ley, desde la Constitución hasta los reglamentos, a la luz de la mejor protección de los derechos de las personas.

En ese sentido, Luis González Placencia planteó la necesidad de contar con mecanismos que ayuden al Estado a identificar problemáticas sociales a fin de resolverlos eficientemente.

Aseveró que la función principal de la figura del Ombudsman es empoderar a las personas. “Es importante entender que una Comisión de Derechos Humanos no es un tercero entre partes, sino un defensor, lo que significa que está de parte de la ciudadanía que ha sido afectada por la acción de un órgano de gobierno”, señaló.

Enfatizó que de una institución Ombudsman no se puede esperar que medie entre la ciudadanía y el gobierno, porque tiene que ponerse del lado de la víctima para interpelar al Estado desde el Estado mismo con miras a resolver una violación de derechos humanos.

“Me parece que es fundamental superar la idea que se tiene de que elOmbudsman es el enemigo natural del Gobierno o del Estado, porque no es así”, puntualizó.

El Presidente de la CDHDF también aclaró que una violación de derechos ciudadanos no es negociable.

Calificó como fundamental el que las Comisiones de Derechos Humanos tengan autonomía de gestión. “Es importantísimo que el Ombudsman pueda tener autonomía para gestionar sus recursos y para organizarse de la mejor manera posible en función de lo que tiene que hacer”, comentó.

Así también, dijo, autonomía técnica y presupuestal, pues “hoy por hoy el tema del presupuesto es probablemente la principal fuente de riesgo para la independencia de las instituciones Ombudsman”.

Por su parte, el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Diputado David Razú Aznar, afirmó que la Reforma Constitucional en materia de Derechos Humanos es un cambio de paradigma importante que orienta hacia la concreción de los derechos, no una doctrina, sino como la columna vertebral de un Estado de Derecho.

A su vez, el Director de la División de Estudios Jurídicos del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), José Antonio Caballero Juárez, consideró que “el prestigio moral” de las Comisiones de Derechos Humanos es un elemento fundamental para su adecuada operación.

“El reto constituye, precisamente, el prestigio sobre el cual debe de caer el funcionamiento de una Comisión”, finalizó.

En el Foro “Rediseño de las Comisiones de Derechos Humanos a partir de la Reforma Constitucional”, también participaron el Subsecretario de Gobierno capitalino, Juan José García Ochoa; el Magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), Álvaro Augusto Pérez Juárez; y el Asesor del Consejero del Instituto Federal Electoral (IFE), Sergio García Ramírez, Mauricio Iván del Toro Huerta.