sábado , 4 febrero 2023

CDHDF reprueba agresiones contra periodistas en Sinaloa y Chihuahua.

Boletín 52/2012
7 de febrero de 2012

•          Incautan equipo a fotógrafo y detienen a otro comunicador

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) manifiesta su preocupación por las agresiones de las que fueron objeto periodistas en los estados de Chihuahua y Sinaloa en los últimos días.

De conformidad con el testimonio de integrantes de los medios de comunicación afectados, agentes estatales hostigaron, incautaron y destruyeron equipo fotográfico y detuvieron arbitrariamente a los comunicadores en las respectivas entidades federativas mientras llevaban a cabo su labor informativa.

En el primer caso, se mencionó que el 30 de enero pasado, elementos de la Policía Ministerial del estado de Sinaloa agredieron a Ararak Salomón, reportero del diario Noroeste. Un elemento policiaco forcejeó con el periodista para arrebatarle su equipo fotográfico mientras llevaba a cabo su labor informativa, lo que hizo que otros ministeriales se sumaran y lo golpearan por la espalda para someterlo y quitarle la cámara.

El reportero Ararak Salomón recuperó su equipo, pero las imágenes fueron borradas. El periodista registraba el momento de la detención de varios mandos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Guasave, para ser investigados por no haber atendido el llamado de auxilio que les hicieran militares mientras se encontraban bajo fuego en un operativo contra la delincuencia organizada. Este enfrentamiento arrojó como resultado la muerte de tres elementos del Ejército Mexicano.

En tanto que, en relato de integrantes de El Diario de Juárez, el reportero Joel González fue detenido la noche del viernes 3 de febrero por agentes de la Policía Municipal de Ciudad Juárez mientras reporteaba la detención de una ciudadana en la vía pública. El comunicador fue arrastrado por dos policías hasta la caja de una patrulla cuando pretendía retirarse de la escena en la que ocurrieron los hechos.

De acuerdo con el rotativo, la corporación policiaca informó que Joel González fue detenido por obstruir la labor de los agentes; sin embargo, un video que también fue difundido por el mismo medio de comunicación, registró que el reportero llegó al lugar cuando la ciudadana ya había sido arrestada. El periodista estuvo detenido tres horas y liberado hasta pagar una multa de 320 pesos.

En ambas entidades federativas se tienen registros de agresiones anteriores en contra de periodistas integrantes de estos y otros medios de comunicación, muchas de las cuales se mantienen en la impunidad.

La CDHDF considera grave que en la última semana al menos dos periodistas hayan sido agredidos por parte de agentes estatales durante el ejercicio de su labor, al cubrir hechos de notorio interés público.

La incautación y destrucción de equipo fotográfico, así como la detención arbitraria sin base jurídica por parte de agentes estatales constituyen  agresiones claramente incompatibles con un Estado democrático de derecho al violar de manera directa la libertad de expresión en sus dimensiones individual y social.

La CDHDF reprueba estos hechos sumándose a los llamados que hacen Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), como Article 19 y la Red de Periodistas de Juárez, a fin de que las autoridades correspondientes cumplan con sus obligaciones de proteger, respetar y garantizar el derecho a la libertad de expresión.

Ello supone, entre otras cosas, la inmediata e imparcial investigación de los hechos, así como el establecimiento de protocolos que garanticen una adecuada relación de las fuerzas de seguridad pública del Estado con integrantes de medios de comunicación.

Para cualquier solicitud de entrevistas o información relacionada sobre este tema puede contactarnos en el teléfonos: 52 29 56 00, extensiones 2005, 2006, 2007, 2009 y 2010 de la Dirección General de Comunicación por los Derechos Humanos.