martes , 7 febrero 2023

CDHDF condena enérgicamente el ataque en contra de la defensora de derechos humanos Norma Andrade.

Boletín 47/2012
3 de febrero de 2012

  • Gravísimo descuido de las autoridades que tenían la responsabilidad de protegerla: Ombudsman capitalino

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) condena enérgicamente el ataque que sufrió esta mañana la defensora de derechos humanos y fundadora de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, Norma Andrade.

El Ombudsman capitalino, Luis González Placencia, consideró que la agresión contra la activista puso en grave peligro su vida: “Se trata de un descuido gravísimo porque ella ya había sido víctima de un atentado. Era obligación de las autoridades actuar para protegerla y desafortunadamente esto no ocurrió”.

El Presidente de la CDHDF enfatizó que la seguridad de Norma Andrade estaba a cargo de autoridades federales que tenía asignadas en Chihuahua por lo cual tendrá que explicar qué fue lo pasó y falló. De igual forma estimó que las autoridades del Gobierno capitalino actuaron oportunamente ante el llamado de emergencia.

Por considerar el estado de urgencia y la gravedad de los hechos, Luis González Placencia enfatizó que la institución a su cargo emitió medidas precautorias a las autoridades del Distrito Federal.

Afirmó que la CDHDF vigilará que Norma Andrade y sus familiares estén bajo la custodia de la policía capitalina y que la Procuraduría General del Justicia del Distrito Federal (PGJDF) realice la investigación correspondiente para dar con los responsables.

Las medidas precautorias emitidas por la CDHDF tienen la finalidad de que las autoridades capitalinas adopten mecanismos de protección necesarios y suficientes, tendientes a desplegar la presencia de elementos de seguridad para salvaguardar la integridad psicofísica de la defensora y su familia.

Ante la posibilidad real de que se puedan repetir agresiones en su contra, la CDHDF solicitó a la PGJDF valorar la asignación de protección personal para Norma Andrade y su familia para protegerlos de futuros ataques.

Cabe subrayar que en diciembre pasado la CDHDF ya había solicitado a la PGJDF que adoptara medidas de protección para salvaguardar la integridad de Norma Andrade, derivado de las agresiones que pusieron en riesgo su vida con antelación, como la registrada a principios de dicho mes cuando salía de su domicilio, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

En este contexto, a finales de 2011 se llevó a cabo una reunión para establecer las medidas  de seguridad en favor de Norma Andrade, quien fue trasladada por motivos de seguridad a la ciudad de México. Se acordó que la seguridad la implementarían las autoridades federales que tenía asignadas en Chihuahua derivado de las medidas cautelares emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Este tipo de casos donde se ven involucradas autoridades de distintos niveles, tanto nivel federal como local, visibilizan la urgencia de implementar el mecanismo federal de protección a personas defensoras de derechos humanos de una manera eficaz  y oportuna, con la finalidad de brindar certeza jurídica a las víctimas.