martes , 7 febrero 2023

Lleva Mojiganga Arte Escénico, derechos humanos a pueblos de Xochimilco.

Boletín 16/2012
14 de enero de 2012

  • Música, teatro, títeres, perfomance, artes plásticas y talleres de derechos humanos para 650 personas

El Centro de Actividades Artísticas para la Infancia Mojiganga Arte Escénico, A.C. promueve los derechos humanos de las niñas y los niños en pueblos de la Delegación Xochimilco, a través de espectáculos musicales, de teatro, títeres y perfomance; así como de talleres de teatro, artes plásticas, derechos humanos de las mujeres y para la integración familiar.

El proyecto “Mis pueblos, Andrés Ahuayucan, Santa Cecilia Tepetlapa y San Francisco Tlalnepantla, tienen mucho que decir sobre los derechos de los niños y las niñas” es patrocinado por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), a través del Programa de Iniciativas Ciudadanas en Materia de Educación y Promoción de los Derechos Humanos en el Distrito Federal.

De acuerdo con el Presidente de la asociación civil, Wellington Pinto Albornoz, el proyecto responde a la solicitud de las profesoras y los maestros de las escuelas públicas ubicadas en esas comunidades, “Maestro Adolfo Valles”, “República de la India” y “Gregorio Torres Quintero”, conocedores de los proyectos realizados por Mojiganga en pueblos vecinos y quienes participan de la intervención en favor de los derechos de las niñas y los niños y de la población en general.

Por su experiencia dentro de las comunidades de Xochimilco, advirtió sobre la afectación a los derechos de las niñas y las mujeres, a consecuencia de la idiosincrasia tradicionalmente patriarcal y que reproduce la desigualdad de género, la discriminación y la exclusión de oportunidades de desarrollo.

“Las mujeres permanecen en sus casas asumiendo labores domésticas y de cuidado infantil. Las niñas, desde muy temprana edad, apoyan en esas tareas; mientras que los varones realizan actividades deportivas, artísticas o de recreación”, señaló Pinto Albornoz.

Y agrega que esa construcción social en torno al género limita el acceso de las mujeres y niñas a participar en espacios de formación, socialización y recreación distintos al sistema familiar y a veces en el escolar: “Aún persiste la idea de la maternidad como única expresión de la feminidad, por lo que las mujeres y niñas se encuentran en situación de vulnerabilidad social”.

“Mis pueblos, Andrés Ahuayucan, Santa Cecilia Tepetlapa y San Francisco Tlalnepantla, tienen mucho que decir sobre los derechos de los niños y las niñas”, será un conjunto de actividades que integrarán a las poblaciones en general, pero el enfoque diferenciado hacia las mujeres buscará eliminar la brecha de inequidad que existe entre las niñas y los niños de esas comunidades, adelantó.

Será a través de espectáculos de  música en vivo, teatro y títeres, así como de talleres de performance, de cuento colectivo, de teatro, de artes plásticas y de la elaboración libros de cuentos colectivos, así como talleres de derechos humanos e integración familiar, y de la promoción de 15 observadores comunitarios, que Mojiganga llegará a unas 650 personas.

Destacó que, toda vez que las mujeres son las encargadas principales del cuidado y formación de sus hijas e hijos, el proyecto busca involucrarlas de manera directa con el tema de los derechos de la niñez, sensibilizándolas en la promoción y protección de los derechos de los niños y niñas en sus comunidades.

“Su participación resulta fundamental, ya que se genera un cambio de actitud con respecto a los derechos de sus propias hijas e hijos y ellas mismas actuarán como formadoras y multiplicadoras de esa transformación positiva, no sólo con sus hijos, sino con el resto de las niñas y los niños de su comunidad”, expresó.

Dijo que la participación de las madres y maestras de la comunidad será un factor decisivo para lograr la transformación del entorno familiar y comunitario, impulsando que las mujeres y las niñas sean capaces de trabajar en la promoción, respeto y defensa de sus derechos, de la equidad e igualdad de género y de modificar así los roles tradicionalmente impuestos por las construcciones socioculturales de una sociedad patriarcal.

Además del tema de los derechos de la infancia, todas las actividades del programa están orientadas a generar condiciones de igualdad y equidad de género, con la participación de las mujeres y las niñas y con estrategias para la sensibilización de la población varonil.

El objetivo final es, de acuerdo con el proyecto de Mojiganga, lograr la participación social de la infancia, mediante el reconocimiento, difusión y protección de los derechos de los niños y las niñas en esos pueblos originarios, incentivando la creación de condiciones familiares, sociales y culturales que aseguren su bienestar y posicionen el tema en la agenda pública de la comunidad.

MOJIGANGA, A.C.

A través de música, teatro, títeres y cuentos fomenta valores como la tolerancia, el diálogo, el espíritu comunitario, la igualdad y la solidaridad. Promueve espectáculos para toda la familia, cursos y talleres para todo público, cursos y talleres para maestros y maestras de educación preescolar y primaria, así como proyectos sociales que estimulan la autogestión cultural.

De 20 años de trabajo destacan sus giras por Estados Unidos y Japón, así como más de 30 proyectos culturales para la ciudad de México; la publicación de libros de cuentos colectivos sobre derechos humanos y violencia familiar; la grabación de seis discos compactos; la publicación de un cuaderno de trabajo sobre los derechos de la niñez.

Mojiganga presenta también temporadas de teatro escolar, ofreciendo servicios gratuitos para las niñas y los niños de todo el país. En Xochimilco desarrolla su trabajo en los pueblos de San Mateo Xalpa, San Luis Tlaxialtemalco y Santiago Tepalcatlalpan.