sábado , 4 febrero 2023

CDHDF a favor del fortalecimiento del sistema interamericano de derechos humanos.

Boletín 29/2012
23 de enero de 2012

  • Reformas al funcionamiento de la CIDH ponen en riesgo autonomía y funcionamiento de la Relatoría para la Libertad de Expresión

 Ante la próxima sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) se pronuncia  a favor del fortalecimiento del sistema interamericano de derechos humanos y del Derecho a la Libertad de Expresión en América Latina.

El miércoles 25 de enero se analizarán diversas propuestas para reformar el funcionamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). De aprobarse dichas propuestas, tres de ellas limitarían gravemente la autonomía y funcionamiento de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión.

La CDHDF considera que la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la OEA ha sido clara y contundente para realizar análisis, determinar problemáticas y factores que atraviesan el ejercicio de este derecho; ha emitido diversas Recomendaciones con una mirada profunda y precisa de la problemática, considerando los matices de cada región y contexto en particular.

Cabe destacar que el modelo de esta Relatoría ha sido un referente para otras instancias, entre ellas, la de la Relatoría para la Libertad de Expresión de la CDHDF creada en 2007, la cual contempla en su esquema un modelo de defensa, promoción, fortalecimiento de capacidades, e incidencia en marcos políticos y normativos.

De adoptarse con seriedad las Recomendaciones emitidas por la Relatoría como las contenidas en el informe conjunto con su homóloga de la ONU y presentado hace un par de meses al Estado mexicano, el de Ecuador y otros en América Latina,  avanzarían en su tarea de diseñar y concretar políticas públicas, reformas legislativas y administrativas encaminadas a hacer vigentes el Derecho a la Libertad de Expresión, así como sus derechos relacionados: el de la información, difusión e imprenta.

La CDHDF estima que las propuestas generadas por el Grupo de Trabajo creado el 29 de julio del año pasado, reflejan que el compromiso de las Relatorías de la OEA, y en particular el de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, ha incomodado a más de un gobierno, particularmente aquéllos que han sido cuestionados por las graves violaciones a derechos humanos que se cometen en sus países, y  esa puede ser una de las razones de fondo que explican la generación de propuestas en sentido restrictivo de las funciones de las Relatorías.

La CDHDF enfatiza que la aprobación de tres de las propuestas que se discutirán en la próxima sesión del Consejo Permanente de la OEA implicaría un grave retroceso en las facultades ganadas para el sistema de Relatorías, una señal en el sentido de restringir la observancia de los derechos humanos y una contradicción frente al discurso de países latinoamericanos respecto a las buenas intenciones para construir gobiernos democráticos, dado que la libertad de expresión constituye un pilar de la democracia.

En ese contexto, el Director de la Oficina para México y Centroamérica de Artículo 19, Darío Ramírez, consideró que en congruencia con los compromisos internacionales asumidos en materia de derechos humanos y conforme la tradición de su política exterior, el Estado mexicano debe rechazar de manera categórica tres propuestas que ponen en riesgo la progresividad de la libertad de expresión y el sistema de Relatorías Temáticas, el próximo 25 de enero durante la Sesión del Consejo Permanente de la OEA.

Explicó que a mediados de 2011, el Consejo Permanente de la OEA aprobó la creación de un Grupo de Trabajo para discutir medidas para fortalecer el sistema interamericano para la protección de los derechos humanos. En diciembre pasado, dicho Grupo aprobó un informe  que contiene diversas propuestas, tres de ellas regresivas que limitan la autonomía y funcionamiento de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión.

Una de ellas, dijo Darío Ramírez,  demanda incorporar todos los informes de las Relatorías en un solo capítulo del informe anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Otra señala la asignación de recursos adecuados, suficientes y balanceados a todas sus Relatorías, Grupos de Trabajo y Unidades. Y la tercera propuesta establece un “Código de Conducta” que regule la gestión de las Relatorías para asegurar la coordinación con los Estados miembros de la OEA.

“El Estado mexicano debe pronunciarse públicamente para defender lo que ha ganado la sociedad latinoamericana en su conjunto en materia de derechos humanos y de libertad de expresión. No puede permanecer neutral u omiso en esta discusión internacional”, enfatizó.

El Director de la Oficina para México y Centroamérica de Artículo 19 sostuvo que hay la intención de Estados como Ecuador, Venezuela y Nicaragua de debilitar el mandato de la Relatoría para la Libertad de Expresión, a cargo de Catalina Botero, porque ha sido eficaz en el trabajo de incidencia, monitoreo y llamados muy severos de atención a estos países por las violaciones sistemáticas a la libertad de prensa.

Subrayó que a través del Embajador Joel Hernández, Representante Permanente de México ante la OEA, y Presidente del mencionado Grupo de Trabajo, nuestro país tiene la gran oportunidad de pronunciarse a favor del fortalecimiento del sistema interamericano de derechos humanos.

Para cualquier solicitud de entrevistas o información relacionada sobre este tema puede contactarnos en el teléfonos: 52 29 56 00, extensiones 2005, 2006, 2007, 2009 y 2010 de la Dirección General de Comunicación por los Derechos Humanos.