viernes , 27 enero 2023

A tres años del operativo para la recuperación de niñas y niños en “La Casita del Sur”, aún están desaparecidos diez de ellos y subsiste la impunidad.

Boletín 42/2012
30 de enero de 2012

  • DIFDF y SEDESO incumplen con la Recomendación 4/2009

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) hace un llamado urgente para que el Estado asuma la responsabilidad objetiva y directa que tiene en relación con la desaparición de 10 niñas y niños del albergue conocido como “La Casita del Sur”, y que éstos sean localizados y recuperados.

Preocupa a la CDHDF que, a tres años de que la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) llevara a cabo cateos simultáneos en los dos inmuebles en los que operaba la casa hogar conocida como “La Casita del Sur”, que arrojaron un saldo de 11 niñas y niños desaparecidos y 126 recuperados, todavía 10 personas menores de edad sigan desaparecidas.

En abril de 2009, la CDHDF emitió la Recomendación 4/2009, dirigida al Procurador General de Justicia, al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y a la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESO), todos del Distrito Federal, por este caso.

Como resultado de esta Recomendación, hoy se cuenta con el “Protocolo para el seguimiento de niñas, niños y adolescentes que se encuentran en una situación en que sus derechos humanos son o puedan ser violentados”, el “Protocolo de operación de la base de datos para el registro de los niños y niñas que son objeto de medidas de protección, atención y seguimiento”, por parte de la PGJDF, SEDESO, DIF y el “Programa de vigilancia y supervisión para las Casas Hogar, Instituciones de Asistencia y Albergues que brindan asistencia a niñas y niños en el D.F”.

Este Organismo señala que la PGJDF ha dado muestras de avances significativos al cumplimiento del instrumento en cuanto a las acciones y compromisos tomados para evitar la repetición de los hechos.

Por lo que hace al DIFDF y SEDESO, aun cuando trabajaron conjuntamente en la elaboración de normatividad con la PGJDF, esta Comisión pudo constatar que el personal de las dos primeras la desconocen, no la aplican y además no responden en tiempo y forma a las solicitudes de información y avances que hace este Organismo, dando un claro mensaje de falta de compromiso e interés  en cumplir con su responsabilidad al aceptar el instrumento.

En la Recomendación la CDHDF evidenció la falta de coordinación entre las dependencias encargadas de velar y salvaguardar el interés superior de las niñas y los niños; el seguimiento adecuado, eficaz e integral en cuanto a su situación jurídica, física y emocional.

Así también, demostró la inexistencia de una instancia que supervisara la actuación de las casas hogar y albergues que brindan servicios asistenciales, así como lagunas legales respecto a la vigilancia de los establecimientos de asistencia social que reciben a las personas menores de edad.

Cabe mencionar que la Procuraduría General de la República (PGR) atrajo el caso en lo que se refiere a la localización de las y los niños desaparecidos y que, a la fecha, solamente un niño ha sido ubicado; de los 10 restantes se desconoce el paradero.

La desaparición de estas niñas y niños no es una problemática de carácter local. Hace unos días, en Cancún, Quintana Roo, padres de familia presentaron una nueva denuncia contra el albergue infantil “La Casita de Cancún”, cuyos encargados eran integrantes de la organización religiosa Iglesia Cristiana Restaurada A.R., los mismos que tenían en funcionamiento  “La Casita del Sur”, ya que retuvieron a dos niños bajo el argumento que fueron llevados ahí, por un familiar.

Dada la importancia del tema, el 30 de abril de 2011 este Organismo dio a conocer al Grupo de Trabajo sobre Desaparición Forzada e Involuntaria de Personas de la ONU el caso de desaparición de niñas y niños.

•             Para cualquier solicitud de entrevistas o información relacionada sobre este tema puede contactarnos en el teléfonos: 52 29 56 00, extensiones 2005, 2006, 2007, 2009 y 2010 de la Dirección General de Comunicación por los Derechos Humanos.