viernes , 2 junio 2023

CDHDF hace un llamado para reforzar la investigación del Caso de Marisela Escobedo y su hija.

Boletín 492/2011
16 de diciembre de 2011

Al cumplirse hoy el primer aniversario luctuoso de la defensora de los derechos humanos Marisela Escobedo, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) hace un llamado a las autoridades competentes para que se refuercen las investigaciones por su asesinato, así como el homicidio de su hija Rubí Marisol Fraye.

Marisela Escobedo luchó de manera incansable para que se investigara el asesinato de su hija Rubí Marisol. Emprendió por su propia cuenta la indagatoria para dar con la persona que mató a su hija, y fue por realizar estas acciones que competen al Estado mexicano, que puso en peligro su vida.

A pesar de los esfuerzos ejemplares de Marisela, la persona que asesinó a su hija fue puesta en libertad, acrecentando el riesgo en el que vivía. El 16 de diciembre de 2010, frente a las puertas del Palacio de Gobierno de Chihuahua, fue asesinada mientras se manifestaba pacíficamente para que las autoridades atendieran el caso de su hija.

Si bien, la CDHDF reconoce los últimos esfuerzos realizados para esclarecer el asesinato de la defensora, señala que todavía falta dar los pasos necesarios para establecer de manera concreta quién fue el responsable de quitarle la vida.

La CDHDF enfatiza que la mejor forma de recordar y seguir el ejemplo de Marisela Escobedo es realizar una investigación fructífera del asesinato de su hija y continuar al mismo tiempo con la investigación de todas las personas defensoras de derechos humanos agredidas en este país, quienes actualmente se enfrentan a un contexto de violencia que no permite ejercer de manera plena su derecho humano a defender derechos humanos.