lunes , 29 mayo 2023

La CDHDF emite medidas precautorias ante las amenazas dirigidas a la periodista Olga Wornat.

Boletín 417/2011
4 de noviembre de 2011

Ante los hechos de amenaza denunciados por la periodista Olga Wornat en medios de comunicación, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitió medidas precautorias a las autoridades del Gobierno del Distrito Federal (GDF), con el fin de que se garantice la seguridad de la periodista, de su familia y de su asistente, en caso de encontrarse en la ciudad de México, y que se realicen las investigaciones conducentes de manera expedita.

Lo anterior se formuló con base en la denuncia que hizo la periodista durante una entrevista en un noticiero matutino, donde señaló haber sufrido amenazas en su contra, en contra de su hija y de su asistente. Indicó que el hostigamiento comenzó hace dos meses a través de correos electrónicos muy violentos y de llamadas telefónicas.

Hizo notar que el contenido de los mensajes le advierten de forma agresiva y violenta que deje de escribir, haciendo alusión al daño que puede sufrir ella y su familia. La periodista advierte que los mensajes contienen información que sólo ella y su familia conocen, por lo que presume que sus teléfonos y sus cuentas de correo electrónico están intervenidos.

No obstante lo anterior, también su asistente ha recibido amenazas muy agresivas que dan cuenta de que lo han mantenido bajo constante vigilancia, e incluso han intentado vulnerar su integridad física, ya que según relató, sufrió un accidente en la vía pública.

A consideración de la escritora, este conjunto de agresiones responde a la próxima publicación de su libro sobre la administración federal, que saldrá en enero del año entrante.

La trayectoria de Olga Wornat ha dado cuenta de una postura crítica y de denuncia, muestra de ello son sus libros titulados La Jefa: Vida pública y privada de Marta Sahagún de Fox y Crónicas Malditas, el cual propició que el Congreso de la Unión abriera una investigación.

Esta CDHDF expresa su indignación y condena ante hechos que atentan contra la libertad de expresión, contra la sociedad y el proceso democrático en el país.

Hace énfasis en la urgencia de adoptar una política integral de prevención, protección y procuración de justicia, como medio para dar una respuesta eficaz por parte del Estado mexicano, como lo han resaltado los relatores de Naciones Unidas y del Sistema Interamericano para la Libertad de Expresión, con base en su visita de trabajo en México.