jueves , 26 enero 2023

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Doctor Luis González Placencia, después de la inauguración del Foro: Estado Laico, Libertad Religiosa y Derechos Humanos.

Transcripción 91/2011
16 de noviembre de 2011

Pregunta (P): Si me puede dar un breve comentario, en nuestro canal (Efekto TV) hubo un camarógrafo que sufrió agresiones del SME y la Procuraduría no ha tenido ninguna acción, incluso parece que ya se dio carpetazo, ¿qué le parece este tipo de agresiones que sufren los medios de comunicación.

Doctor Luis González Placencia (LGP): Desde luego son inaceptables, yo lo que diría es que ese es un ámbito en el que podemos participar desde la Comisión de Derechos Humanos, entonces, si el compañero quiere interponer una queja nosotros con mucho gusto la atendemos.

P: Pero en esta inacción que tiene la Procuraduría con los medios, usted ¿cómo la ve en general?

LGP: Pensamos que en un momento como éste es importante que la Procuraduría actué con certeza, con rapidez, sabemos que hay una problemática seria en torno a la agresión a quienes se dedican a los medios de comunicación, y por eso es importante que los mensajes que se envíen desde la procuración de justicia sean certeros, sean de eficiencia. Justo en ese sentido es que insisto en que por supuesto que la Comisión puede ayudar a que en esos casos donde la Procuraduría se atora, nosotros podemos empujar.

P: ¿Usted cree que le falta mano dura a la Procuraduría para defender a los periodistas, al menos en la ciudad de México?

LGP: Este es el único caso que conozco por ahora, creo que no podríamos generalizar, sin embargo sí me parece que es importante que dada la importancia que tiene la labor periodística, en un contexto como éste, las acciones de la Procuraduría deberían ser contundentes.

P: Se hablaba de discriminación religiosa, ¿existe esto en la ciudad de México, en el país..?

LGP: Sí hay distintas manifestaciones de intolerancia religiosa, desde todas las religiones, hay algunas que son más notables que otras, y por otro lado, una cara oculta de esta problemática tiene que ver con la incapacidad para visibilizar la diversidad religiosa que hay en una ciudad como ésta y en el país; aquí conviven la comunidad judía, la comunidad budista, las diversas iglesias cristianas y con frecuencia lo que sucede es que no sabemos nada de estas iglesias, no sabemos cuáles son sus planteamientos, cuáles son sus exigencias, en fin, me parece que la importancia de un Foro como éste tiene que ver  precisamente con la necesidad de generar estos espacios en donde puedan expresarse todas estas manifestaciones religiosas con igual libertad.

P: ¿Quiénes son los responsables de esta invisibilidad de estas religiones que no sea la católica?

LGP: Yo creo que este es un tema, yo diría antropológico, es decir, tiene que ver con 500 años de predominio de una religión con una mayoría que seguramente lo sigue siendo, que pertenece a esa religión, pero justamente en estos momentos en los que se abre la discusión para permitir mayor tolerancia en general en los comportamientos de las personas, cabe el espacio para que todas estas manifestaciones religiosas se puedan expresar

P: ¿Pero no cree que el gobierno también contribuye a invisibilizar a otras religiones que sea la católica?

LGP: Justamente la intención de un Foro como éste es abrir esos espacios, es decir, no podría decir en este momento que hay una política de intolerancia religiosa, eso me parece que no lo hay, lo que ocurre seguramente es que el espacio que se da a determinadas religiones es mucho mayor que el espacio que se da a otras, eso no obedece necesariamente a una política específica, probablemente obedece más al activismo que hay en las propias religiones, pero lo que se debe saber es que es obligación del Estado generar los espacios para todas.

P: ¿Se han recibido quejas por discriminación por la religión que se profesa?

LGP: Hemos recibido quejas, particularmente en el Sistema Penitenciario, el Sistema Penitenciario es un crisol que representa muy bien lo que ocurre en la sociedad, entonces sí hemos recibido quejas de  personas de religiones distintas a la católica que desean manifestar sus creencias y sus rituales, igual que lo hacen quienes tienen la religión católica.

P: No se les permite entonces.

LGP: Efectivamente hemos recibido quejas en ese sentido, sin embargo se han resuelto favorablemente.

P: Ahorita que empiezan las campañas electorales hay voces que dicen que las iglesias sí deberían tener una verdadera libertad religiosa y poder expresarse y que no deberían ser sancionada, ¿usted abogaría porque todas las manifestaciones religiosas pudieran tener esa libertad al menos en la ciudad de México?

LGP: En principio sí, pero en múltiples ocasiones yo he dicho que es necesario reconocer un límite, que es el límite del respeto a los derechos de los demás, especialmente aquellas iglesias que tienen mayor capacidad de penetración, porque tienen más acceso a tener voz pública y deben responsabilizarse de lo que dicen, y eso es aplicable no solamente a las iglesias, sino en general a todas las personas que tienen acceso a los medios de comunicación. Es una regla básica, es decir, sí efectivamente es un límite a la libertad de expresión, pero es un límite señalado por el derecho que tienen las demás personas de ser respetadas

P: Lo que se prohíbe a los ministros de culto es pronunciarse a favor o en contra de un partido político, esto limita la libertad de expresión de ministros de culto, ¿esto se debería de transformar o de modificar para que pudieran hacerlo?

LGP: Es un tema interesante porque hay que tener en cuenta que hay una importantísima capacidad de influencia de determinados ministros de cultos, entonces, cuando desde el púlpito se expresa una preferencia electoral es posible que se esté influenciando desde esa vía, con un discurso religioso a muchas personas. Yo creo que tenemos que dar ese debate sobre la necesidad de encontrar los límites válidos a la libertad de expresión y, en principio saber que cualquier persona como ciudadano puede opinar lo que quiera, pero cuando tiene acceso a grandes públicos y tiene capacidad para influenciarlos, ahí es donde me parece que hay que revisar…

P: Sobre todo cuando se les permite tener medios de comunicación.

P: Pero disculpe doctor, los diputados tienen un amplio público y los pueden influenciar, los secretarios de Estado también tienen amplio público y los pueden influenciar.

LGP: Claro, pero son políticos…

P: ¿Entonces por qué los ministros de culto, que son ciudadanos mexicanos no van a tener el  mismo derecho?

LGP: Yo creo que sí es necesario hacer ese debate, no tengo una respuesta ahora, lo que te puedo decir es que los diputados y las diputadas son políticos, ese es su campo de acción, ellos por supuesto que buscan persuadir a la ciudadanía para que voten por sus partidos, el problema está en que cuando nos salimos… es como si en las escuelas se hiciera proselitismo electoral, me parece que hay límites, porque hay vínculos…

P: Pero en las escuelas se hace proselitismo electoral, Andrés Manuel López Obrador ha ido a la UNAM a la UPN, entonces, ¿cuál es la diferencia, por qué los ministros de culto ahora resulta que son ciudadanos de segunda? Porque no tiene los mismos derechos…

P: Es por eso que se da el debate de que si deben o no deben participar en política.

LGP: En principio yo creo que no tienen menos derechos que otros ciudadanos, no deben tenerlo; en seguida, yo creo que hay que identificar bien cuál es la fuente del mensaje. Un candidato, naturalmente que puede ir a donde sea, incluso a la iglesia y declarar su credo político, el problema no es ese, el problema es quién envía el mensaje, entonces, sin dar una respuesta ahora porque no la tengo, ni me toca a mí darla, lo que sí creo es que es un debate que tenemos que hacer, que es un debate que tiene que ir avanzando pensando en cuáles son las experiencias que en otros países del mundo se han dado sobre el tema.

P: El 12 de diciembre el Presidente Felipe Calderón dijo en el discurso en la Plaza Mariana, cuando la inauguró, que todos los mexicanos, tengan credo o no tengan, todos son Guadalupanos, ¿no es esa una discriminación religiosa, no es estarle promocionando a la mayoritaria?

LGP: Habría que saber qué fue lo que quiso decir el Presidente, eso hay que preguntárselo a él, en todo caso sí me parece que es necesario que haya espacio para que quienes no se sientan Guadalupanos puedan expresarlo con toda libertad.

P: Porque como que ya está imponiendo un credo uniformando a todos los mexicanos…

LGP: Hizo una generalización que me parece inapropiada.

P: ¿Deben o no deben los ministros de culto tener el mismo derecho de pronunciarse por un partido o candidato como todo ciudadano?

LGP: Ellos como ciudadanos, sin duda.

P: Ya comenzó casi el año electoral, supuestamente hay un aumento de quejas en la Comisión por los comicios, cómo se está preparando la Comisión, cuánto es el incremento que se espera en este tema?

LGP: Ya este año estamos viendo una tendencia a la alza, el año anterior también tuvimos por lo menos un millar de quejas más que el previo, ahora estamos por las mismas que el año pasado y seguramente el incremento se verá el año siguiente, que es en donde se presentan con frecuencia mayor tipo de violaciones.

P: ¿De qué tipo de violaciones estarían hablando principalmente?

LGP: Seguramente muchas de ellas obedecerán a los cambios que se van a dar en la titularidad de las instituciones, es decir, seguramente que habrá situaciones de descuido que van a generar más quejas en el Sistema Penitenciario, probablemente en la procuración de justicia, seguramente en el ámbito de las delegaciones, ese es un ámbito donde nos va a empezar también el tema electoral y seguramente que algunos de los servicios se verán afectados, la idea es que nosotros vamos a estar ahí, vamos a estar preparados para recibir las quejas.

P: Es decir, los funcionarios se preocupan por hacer campañas políticas y se olvidan del trabajo que tienen en ese momento.

LGP: En este contexto, me parece que ya algunos están pensando en dejar los cargos eso significarán que vendrán sustitutos y naturalmente eso implica curvas de aprendizaje y ajustes que tienen que ver con violaciones a derechos humanos.

P: ¿Qué porcentaje es el que se espera?

LGP: Yo creo que no va a ser mucho más de la tendencia que estamos viendo ahora, estamos hablando de un porcentaje de alrededor del 5%, más o menos.

P: Contando con las quejas que se pretenden incrementar por el asunto laboral…

LGP: Con el tema laboral seguramente vamos a tener un incremento muy  importante.