sábado , 4 febrero 2023

Transcripción de la entrevista al Presidente de la CDHDF, Doctor Luis González Placencia al término de la presentación del «Manual sobre la perspectiva psicosocial en la investigación de derechos humanos

Transcripción 75/2011
21 de septiembre de 2011

Pregunta (P): ¿Qué características tendrá esta nueva unidad de víctimas, oficialmente desde octubre?

Luis González Placencia (LGP): Lo primero que quiero comentar es que lo que estamos haciendo es un movimiento dentro de la propia Comisión, no estamos creando más plazas, más bien forma parte de la reorganización funcional que tiene la Comisión. Esta unidad existía para unos fines específicos, ahora lo que vamos a generar es que esta Unidad dé apoyo psicosocial a las víctimas, es decir, más allá de lo que las Visitadurías hacen en términos de la atención de los casos, de llevar los casos, es importante que haya acompañamiento a las víctimas. Hemos tenido casos últimamente que nos han mostrado esa necesidad. Les comento el caso de Mariel, que ustedes recordarán, que dio lugar a una investigación, a una serie de procedimientos legales, etcétera. Seguramente habrá una resolución, probablemente una Recomendación, en fin, el tema es que Mariel nos hacía ver en algún momento, que después de aquí ella se va a su casa y se sigue sintiendo estigmatizada y se sigue sintiendo victimizada. Una Unidad como ésta va a ayudar a que la gente no simplemente venga a la Comisión y se vaya con información que probablemente ni siquiera entienda o le satisfaga. Muchas veces los compañeros abogados hablan en términos jurídicos y la gente no necesariamente tiene por qué saber a lo que se refieren. Se trata de hacer un acompañamiento más humano, de mayor cercanía con las víctimas, de poder estar con ellas y ellos en los momentos más complicados. Esa es la idea de la Unidad.

P: ¿Usted podría afirmar que en ocasiones la Comisión ha revictimizado a las personas que se acercan con ustedes…?

LGP: Yo creo que eso ha ocurrido, desafortunadamente, no es una cuestión privativa de esta Comisión, es un tema que ocurre en todas las instituciones. Me parece que es importante reconocer que el problema está y arreglarlo, poner los remedios para evitar que eso suceda.

P: En el caso que mencionaba del New´s Divine ¿qué es lo que usted piensa que la Comisión tuvo como alguna falla?

LGP: Más que falla, lo que nos ha hecho falta es generar precisamente esta perspectiva más integral. Los conflictos no se acaban con una resolución, en el caso nuestro con una Recomendación, nosotros emitimos la Recomendación, pero las personas siguen viviendo todos los días su propio conflicto, siguen viviendo su duelo y que no haya, sobre todo en casos como esos, que son tan complicados, un acompañamiento de ese duelo, lo que implica a la postre es una suerte de  abandono. Naturalmente la Comisión tiene límites, por supuesto, pero hay situaciones como esta que comento en la que es posible tener un acompañamiento mucho mayor, más allá del momento en el que terminan nuestros procedimientos, más allá de emitir Recomendaciones, nos parece que es importante ir generando condiciones para que las víctimas vayan aprendiendo a vivir con esa calidad nueva en la que los coloca una violación a los derechos humanos y vayan tomando aprendizajes también.

P: ¿Esta unidad que va a crear qué diferencia tiene con la Fiscalía Especializada de la Procuraduría en Atención a Víctimas del Delito?

LGP: Como dije el principal objetivo es evitar la revictimización que puede ser producto de una acción de servidores y servidoras públicas de la Comisión. No suple en absoluto lo que hacen otras unidades, además la Procuraduría se dedica fundamentalmente a víctimas del delito. Nosotros estamos pensando en una posición mucho más amplia hablando de víctimas del sistema en general, de víctimas que lo son de derechos humanos. Tenemos casos de grupos de víctimas que no son víctimas de delito, pero que son víctimas de violaciones a derechos humanos, pongo el caso de la gente que acudió a nosotros cuando la Supervía, ahí no hay ningún delito, lo que hay es una violación de derechos, y también hay enojo y también hay una situación en la que ellos se sienten abandonados. Seguir colaborando con ellos, seguir teniendo contacto desde esta perspectiva a nosotros nos parece una obligación.

P: Hablando del tema de la Supervía, ya Marcelo Ebrard dio su Informe, no ha comparecido por este caso, ¿se podría, ya después de que fue valorado por la Asamblea el no presentarlo antes, se podría presentar a la Asamblea, sería justo que se presentara?

LGP: Es un deber de la Asamblea hacerlo. La última vez que platiqué con el diputado Razú fue a principios de este mes de septiembre, me comentó que estaba ya avanzado el procedimiento, es un tema que tiene que decidir en principio la propia Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea. Como ustedes saben esa Comisión está formada por diputados y diputadas de diversas fuerzas políticas, entonces, el acuerdo no ha sido sencillo hasta donde sé, sin embrago, ellos saben que lo tienen que hacer, y el diputado Razú me habló de que probablemente en este mes estaría ya listo el mecanismo.

P: En el caso de que Marcelo Ebrard abandone su puesto, ¿de todas maneras tendría que comparecer o habrá evitado esta obligación?
LGP: Yo creo que eso es justo uno de los temas que la Asamblea tiene que dilucidar, desde la perspectiva de la Comisión, nosotros perseguimos lo que se llama responsabilidad objetiva, es decir, no es una responsabilidad personal, sino es una responsabilidad institucional, sin embargo, en el caso de la Asamblea estamos hablando de una racionalidad de otro orden, ellos tienen que hacer comparecer a quienes en su perspectiva están desoyendo a la Comisión o están inaceptando las Recomendaciones, ese es un debate que tendrán que tener ellos y deberán fijarlo como parte de las reglas de las comparecencias.

P: ¿Esta tardanza por parte de la Asamblea, no fomenta esta perspectiva de impunidad que hay en el Distrito Federal?

LGP: Desafortunadamente sí. Idealmente este procedimiento se tendría que haber implementado hace ya mucho tiempo, porque está en la Ley, no ha habido ninguna modificación reciente, lo que nosotros hemos hecho es simplemente leer lo que está en la Ley de la Comisión de Derechos Humanos y pedirle a la Asamblea que actúe en consecuencia. Lamentamos que no se haya hecho con anterioridad, pero lo que esperamos es que quede este procedimiento ya sentado como antecedente, y que de aquí en adelante eso pueda funcionar de manera regular.

P: Su opinión sobre el Informe de Gobierno de Marcelo Ebrard, ¿fue ayer a la Asamblea?

LGP: Sí estuve ahí, escuché los posicionamientos de los partidos y también el mensaje que envió sobre su gestión. Lo que yo he dicho que es la posición que tenemos acá en la Comisión es que ha habido avanzas, efectivamente, en términos formales, se puede decir que la ciudad se distingue de otras ciudades del país porque aquí hay muchas más libertades, pero también es importante hacer notar que hay focos rojos y focos amarillos que hay que atender. El foco rojo está y ha estado desde toda la administración de Marcelo Ebrard en el Sistema Penal y en el Sistema Penitenciario, fundamentalmente, de ahí me parece que no ha habido cambios sustanciales, sigue habiendo tortura, tenemos el caso del arraigo que se aplica de manera más grave todavía que en el resto del país, seguimos teniendo casos de personas que han sido injustamente procesadas, casos que ustedes conocen, entonces ahí el foco rojo está encendido. Y el foco amarillo me parece que alumbra a situaciones que si bien se habían dado antes, ahora adquieren mayor relevancia, todo esto que algunos autores llaman “urbanismo salvaje”, estas construcciones que se dan, tanto de obra pública como privada en el Distrito Federal que han levantado la indignación de vecinos y vecinas, fundamentalmente porque no se les toma en cuenta. En segundo lugar vemos que con frecuencia como resultado de esas acciones se violan derechos ambientales. Lo que es notable aquí es la participación de la gente, de los grupos ciudadanos,  para manifestarse en contra de estas construcciones.

P: Está casi claro que Marcelo Ebrard va a dejar la Jefatura de Gobierno para sus aspiraciones a la Presidencia, en su administración usted ¿qué calificación le daría, del 0 al 10 en materia de Derechos Humanos?

LGP: Yo creo que un siete.

P: Oiga Doctor, ahora que hablaba del sistema penitenciario, estas recomendaciones sobre la tortura del Grupo Tiburón y de la mujer embarazada, parece que no le dieron respuesta.

LGP: Todavía están en tiempo de ser respondidas, esperamos que haya aceptación.

P: ¿Cuánto vence?

LGP: Seguramente esta semana, o la siguiente.

P: Doctor, dice que en el Distrito Federal, hay avances formales, en materia de Derechos Humanos, pero estos avances formales ¿realmente están llegando a ser prácticos en la Capital?

LGP: Yo creo que hay casos en los que sí,  por ejemplo, me parece que un avance muy importante en  términos de derechos de las mujeres, es en lo que se refiere al tema del aborto, efectivamente se han reducido las muertes por abortos clandestinos, ya no es necesario recurrir, o sea, en ese sentido se avanzó, se avanzó, notablemente. Hay otros casos en los que habría que hacer una medición más fina, por ejemplo, el caso del matrimonio entre personas del mismo sexo,  formalmente ahora todas las parejas tienen acceso a esta institución civil, lo que habría que ver son las consecuencias que se ha generado en términos de otros aspectos de la política pública que están relacionados con ello, el tema de salud, el tema de no discriminación, por ejemplo, etcétera, que suponen reformas en la política pública. Entonces cuando hablamos de avances formales, nos referimos que esta puesto, por lo menos el marco jurídico para que esos derechos se hagan valer; les puedo decir que en la Comisión hemos recibido, como, cerca de 50% más quejas en temas relacionados con Democracia, con poblaciones, con derechos de las poblaciones y eso seguramente está relacionado con que hoy hay más conciencia de que esos derechos están ahí y hay que hacerlos valer.

P: ¿En qué porcentajes aumentaron las quejas en lo que va de la administración de Marcelo Ebrard?

LGP: Bueno no hemos hecho esa consideración todavía, porque no consideramos terminada la administración, habría que hacer la comparación con respecto a los dos periodos previos, en la ciudad, pero es decir, lo que no se puede hacer es una precisión lineal, porque también la población ha aumentado, en fin, entonces tendríamos que hacer el cálculo de manera mucho más clara.

P: ¿El número de denuncias en lo que va de este año,  en comparación con el año pasado?

LGP: Sí, eso sí, registramos un incremento de aproximadamente mil quejas, es decir tuvimos ocho mil y pico en el año 2009, tuvimos nueve mil y pico en el año 2010; entonces ahorita vamos en un camino que nos va a llevar, otra vez, entre ocho mil y nueve mil, entonces ha habido un aumento de aproximadamente mil quejas.

P: Esto sin contar con el aumento de quejas que se va dar durante el periodo electoral.

LGP: Es probable, que se dé, efectivamente, vamos a ver que, particularmente, en estos tres últimos meses del año, esperamos que haya un aumento de quejas y probablemente el año siguiente también.

P: La calificación que le daría a Marcelo Ebrard, en atención a víctimas del delito, ya sea del delito o de las actividades estructurales de violaciones a Derechos Humanos.
LGP: Bueno, como he dicho ese es uno de los focos rojos, no tengo la menor duda, pues, este…

P: ¿Estaría reprobado?
LGP: Yo creo que ahí le pondríamos una calificación reprobatoria, NA, para que no se numérica.