jueves , 26 enero 2023

Entrevista al Doctor Luis González Placencia, antes de la inauguración del Foro sobre Libertad de Expresión, en el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF).

Transcripción 77/2011
26 de septiembre de 2011

Pregunta (P): ¿Qué perspectiva tienen los comunicadores a nivel nacional?

Luis González Placencia (LGP): Bueno, desafortunadamente las cosas empeoran, es decir, este tipo de acciones han sido denunciadas ya desde hace tiempo se sabe que México es uno de los países, si no es que el país en donde menos garantías hay para el ejercicio de la profesión periodística. Y lo que nos vamos encontrando es que en la medida en la que se exacerba la violencia y se va haciendo cada vez más evidente, hay una tendencia mayor a estorbar el trabajo de los medios de comunicación y a generar situaciones de intimidación. Eso nos preocupa muchísimo, porque desafortunadamente la situación de violencia no parece encontrar un cauce que la lleve a ser resuelta y desafortunadamente eso también se va a ir colocando como un obstáculo cada vez mayor para el ejercicio de la libertad de expresión.

P: Pero también hay mucha culpabilidad de los gobernantes, porque nadie hace nada al respecto y en lugar de poner una solución, inclusive exacerban a los agentes de la autoridad…

LGP: Claro, ese es el tema: una de las principales obligaciones que tienen quienes ejercen la autoridad, particularmente el gobierno, desde el Poder Ejecutivo, es garantizar que las y los periodistas puedan hacer su función con toda libertad y con toda seguridad.

P: Pero, ¿qué pasa, doctor? ¿Está ocultando algo en el trabajo de las autoridades?, por ejemplo, nosotros lo vimos en Veracruz, al momento, justamente de ver esa situación, de que la policía estatal está vinculada con los secuestros de personas que posteriormente aparecieron ejecutadas.

LGP: Desafortunadamente, que las autoridades se comporten de esa manera, lo único que muestra es que existen posibilidades de que efectivamente haya cosas que no quieran que se sepan y a mí me parece que hoy más que nunca, la labor de los periodistas es fundamental para que todos los mexicanos podamos tener una idea clara de qué es lo que está pasando en el país.

P: Desde la perspectiva de derechos humanos, ¿usted cree que están garantizadas las condiciones para ejercer el periodismo en México?

LGP: Desafortunadamente como vemos en muchos estados de la República, no. A los límites que la propia violencia impone, pues se añaden también estas actitudes gubernamentales que estorban también el ejercicio periodístico.

>P: ¿Sería suficiente hacer un llamado a las autoridades?, porque parece ser que no basta con eso…

LGP: Es importante hacer un llamado, pero es más importante que se evidencien estas situaciones, que quede claro en qué momentos la autoridad está estorbando el ejercicio periodístico y que haya el mayor número de voces que se levanten en ese sentido, precisamente para ejercer presión, y que esto no suceda.

P: Doctor, y, en su opinión, ¿esa actuación de la policía del estado de Veracruz, que llevó a cabo los levantones de estos chavos que posteriormente aparecieron muertos en el SEMEFO…?

LGP: Pues muy desafortunada situación, es gravísimo que esto haya ocurrido en el entorno de la reunión de Procuradores y Presidentes de Tribunales de Justicia, nos parece que es un mensaje pésimo. Me parece que la  investigación que se tiene que hacer es inmediata y se tienen que deslindar responsabilidades lo antes posible, justamente para evitar que crezcan versiones que puedan ser equivocadas.

P: Pero también tendría que haber un papel más activo por parte también de la autoridad y la Comisión de Derechos Humanos de Veracruz, ¿verdad?

LGP: Por supuesto, es exigible que la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Veracruz, y lo digo con todo respeto para mi homólogo allá, actúe, porque estamos viendo casos, éste que me parece muy grave, también el encarcelamiento de los dos twitteros, que afortunadamente ya están libres, situaciones que se están dando en el estado, que van totalmente en contra de los derechos humanos.

P: ¿Lo de estos jóvenes, podría tratarse de desapariciones forzadas?, ¿podrían calificarse así?

LGP: No, no, no, más bien se trata de detenciones arbitrarias, en nuestra opinión, tendríamos que analizar con toda puntualidad cómo fue que se realizó la detención, sobre la base de qué argumentos, porque lo que sabemos es que se argumentó terrorismo, no entendemos por ningún lado, cómo se puede hablar de terrorismo…

P: Pero, ¿en el caso de estos jovencitos de 15 años que aparecieron muertos…?

LGP: Ah, ¡perdón! Claro que sí, desde luego, hay que investigar, porque bueno, está la declaración que hace la mamá de uno de ellos, que dice que el joven fue detenido, eso me parece que tiene que quedar absolutamente claro, porque resulta gravísimo que haya sido detenido por la autoridad y después hayan aparecido los cuerpos…

P: Entonces, ¿sí es una desaparición  forzada?

LGP: Seguramente podría calificarse como tal, o como una ejecución extrajudicial, si se pudiera verificar que la autoridad tiene algo que ver…

P: ¿Qué implicaciones tendría, en este caso, el Gobierno de Veracruz?

LGP: A mí me parece que son gravísimas, el Gobernador tendría que responder aquí con toda puntualidad, cuál es la responsabilidad que tienen los agentes en el estado frente a estos hechos.

P: ¿Qué llamado le haría la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF)?

LGP: Justamente eso, que se investigue lo antes posible, que se deslinden las responsabilidades y que se aclaren las razones por las cuales fue detenido este joven, si tuvo algo que ver la autoridad, efectivamente, y que se deslinde la responsabilidad.

P: (Inaudible)…el abuso de autoridad de los agentes del Estado de México, en el caso del poeta…?

LGP: Efectivamente, porque hasta donde tenemos entendido, los delitos son delitos de querella y en este caso las personas agraviadas decidieron no seguir adelante con la investigación, salvo en el caso del reloj robado, en donde se consignó a la persona que fue el autor de ese delito…

P: ¿La Comisión está satisfecha?

LGP: Nosotros estamos valorando las constancias, nosotros no tenemos competencia para actuar en el Estado de México, pero lo que estamos haciendo es revisar lo que hizo la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) frente al caso. Por supuesto, como sabe, fue, por lo pronto, a través de un Convenio con la Procuraduría del Estado de México, que se resarcieran todos los daños materiales, y estamos asesorando también a las víctimas, por si ellos quieren ir más adelante. Pero nuestro límite aquí es lo que las víctimas quieren hacer.

P: Y ¿ya cuentan con algún informe de la PGJDF para determinar si la incursión de la Procuraduría del Estado de México se llevó a cabo a través de los canales oficiales y adecuados, doctor?

LGP: Ya, ya, el Primer Visitador de la Comisión está en contacto directo con la Procuraduría, estamos teniendo toda la información, sabemos que hay un marco jurídico que permite la intromisión de la policía de otro lugar en la ciudad de México, ese fue un marco que se firmó en el Estado de México.

P: ¿Sí informaron su ingreso a la capital?

LGP: Sí, claro. Sí, sí lo informaron. Lo informaron a través de un mecanismo que ese Convenio prevé.

P: ¿Ya se resarcieron los daños?

LGP: Ya, totalmente, sí.

P: ¿Excepto el caso del reloj?

LGP: Bueno, el reloj, se restituyó el reloj, pero además procedió penalmente contra el responsable.

P: ¿También satisface que sea nada más uno el presunto responsable?

LGP: Lo que pasa es que el delito    que se acredita es precisamente el del robo del reloj. En los otros casos, la denuncia tuvo que ver con los allanamientos. Entonces, como he dicho, los allanamientos son por querella, y lo que entendemos es que las familias están satisfechas con lo que se ha hecho hasta ahora, y como digo, para nosotros el límite es justamente lo que las familias quieran hacer. Gracias.