domingo , 4 junio 2023

Las mujeres en reclusión sufren el abandono familiar

Boletín 285/2011
6 de agosto de 2011

El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, calificó la situación de las mujeres en reclusión como precaria, debido a que ingresan a los centros de internación por lo general a causa de procesos de investigación deficientes y por otra parte sufren el abandono familiar.

Durante el Foro “Derechos Humanos de las Mujeres en Reclusión”, organizado por la Comisión de Equidad y Género de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y la CDHDF, aseveró que “los centros de reclusión no son espacios atípicos de violencia contra las mujeres, sino modelos de continuidad de una violencia que es estructural”.

En el Salón Benito Juárez de la ALDF, el Ombudsman capitalino indicó que la precaria situación de las internas podría verse como un caso de discriminación agravada, pues primero enfrentan la exclusión por ser mujeres, segundo porque los privilegios y jerarquías se reproducen en los centros de reclusión y tercero porque experimentan el abandono de la familia.

Precisó que no se puede combatir la impunidad solapando la violencia de género, y no se puede promover la autoestima y el sentido del autorespeto de las personas si no se les observa como merecedoras de una vida libre de violencia.

Consideró que la sociedad tiene una deuda histórica con las mujeres en reclusión, por lo que está obligada a utilizar todos los recursos legales, institucionales y educativos para hacer posible la condición de igualdad.

“La construcción de una sociedad de iguales, en la que las diferencias legítimas no sean motivo de escarnio, persecución o violencia, es el verdadero triunfo de una sociedad democrática”, finalizó.

Por su parte, la Presidenta de la Comisión de Equidad y Género de la ALDF, Beatriz Rojas, informó que en los centros femeniles penitenciarios de la ciudad hay alrededor de 1,997 internas, 4.9% de la población penitenciaria de la ciudad, que es de aproximadamente 40 mil 347 internos.

Detalló que de las 1,997 internas, 20% enfrentan cargos por delitos del fuero federal, especialmente relacionados con el tráfico de drogas; mientras que de los delitos del fuero común, el robo es la principal causa de encarcelamiento con 43.7% de los casos, seguido del secuestro con 9.3% y homicidio con 8.1%.

Añadió que 70% de las internas son jóvenes, pues tienen entre 18 y 30 años; 14% son analfabetas; 56% tienen educación primaria y 30% educación secundaria y media superior.

La legisladora aseguró que a las mujeres se les imponen penas mucho más severas que a los hombres pese a cometer los mismos delitos como consecuencia de la falta de perspectiva de género en la aplicación de la justicia.

Por ello, dijo, es conveniente establecer medidas que permitan a las internas acceder a una impartición de justicia expedita y con perspectiva de género, lo que implica la capacitación de los servidores públicos responsables de la administración e impartición de justicia.

A su vez, la Subprocuradora de Atención a Víctimas del Delito y Atención a la Comunidad de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Zulma Campos Mata, afirmó que la mujer siempre ha sido colocada en un nivel de desventaja frente al sistema de justicia penal.

Señaló que un alto porcentaje de las mujeres en reclusión enfrentan procesos por el delito de tráfico de drogas debido a que históricamente su cuerpo ha sido considerado por los hombres como mercancía para traficar estupefacientes.

En tanto, para la Subdirectora de Seguridad y Justicia del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), Rocío Mayeli Servín Morales, diversos diagnósticos y estudios de los Organismos Públicos de Derechos Humanos han hecho evidente que la violencia está presente en la vida de las mujeres en reclusión.

“Ellas viven violencia y han visto anulados goces y ejercicios de sus derechos, principalmente han sido invisibilizadas dentro de un sistema penitenciario pensado y estructurado para hombres; son inexistentes sus necesidades y son sujetas de doble discriminación, por ser mujeres y por ser reclusas», concluyó.

En el Foro “Derechos Humanos de las Mujeres en Reclusión” estuvieron presentes la Segunda Visitadora de la CDHDF, Rosalinda Salinas Durán; la Vicepresidenta de la Comisión de Equidad y Género, Diputada Ana Estela Aguirre y Juárez; las integrantes de la Comisión de Equidad y Género, Diputada María Patricia Razo Vázquez y Diputada Claudia Elena Águila Torres; y el Juez Sexto de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia capitalino, Pablo Picazo Fosado.