domingo , 5 febrero 2023

Entrevista al Doctor Luis González Placencia, en la Inauguración del Seminario Taller «Seguridad y Derechos Laborales Situación en los Cuerpos Policiales»

Transcripción 60/2011
26 de julio de 2011

Pregunta (P): Sobre el evento, ya se había emitido un estudio sobre los derechos de los policías hace unos años, pero a lo largo de todo este tiempo, ¿cuáles siguen siendo los pendientes de la policía en la ciudad de México?

Luis González Placencia (LGP): Yo creo que hay varios. Nosotros hemos apuntado hacia la necesidad de generar un modelo de policía más ciudadano, mucho menos parecido a los militares, mucho más parecido a cualquier institución de carácter público, y desafortunadamente el problema principal tiene que ver con la noción de disciplina que sigue imperando en la Policía, sigue habiendo la creencia de que esta es la columna vertebral del funcionamiento de la Policía, y desafortunadamente eso da para mucha incertidumbre, particularmente de tipo laboral. En la reciente reunión que tuvimos con el Secretario de Seguridad Pública planteamos la necesidad de que nos sentáramos a estudiar justamente estos temas, porque ahora la Comisión, como todas las Comisiones del país, tiene ya competencia en asuntos laborales, entonces va a ser muy importante poder determinar cuáles son los alcances de esa competencia nuestra, tratándose de la Policía. La Policía tiene un régimen particular que la propia Constitución le da, pero no puede interpretarse de ninguna manera ese régimen como contrario a los derechos de cualquier ciudadana o ciudadano y naturalmente la policía, es primero que otra cosa, ciudadanos y ciudadanas, entonces, el reto más importante tiene que ver con eso, con transformar esa mentalidad, con generar condiciones que permitan que la policía trabaje como cualquier otra institución civil, mucho más próxima a la ciudadanía, con derechos plenos.

P: ¿En términos prácticos qué debe de incluir esa Reforma de la policía para que sea más ciudadana?

LGP: Bueno nosotros hemos propuesto varias cosas; en principio una concepción distinta a la disciplina, enseguida un tema relacionado con la propia capacitación de la policía para que entienda su nuevo rol que se debe a la ciudadanía, en tercer lugar, controles más eficientes, nosotros hemos propuesto la figura de un Ombdsman policial y también la de un contralor similar a la que comentaba el consejero López Portillo y el auditor policial.

P: (inaudible.)

LGP: Hacer una revisión puntual de una política interna de la institución policial no solamente para recoger quejas de la policía y emitir Recomendaciones, sino para intervenir en situaciones que tienen que ver con decisiones que se toman al interior de la institución policial, como por ejemplo las asignaciones presupuestales, los despliegues policiales, la asignación de patrulla a determinada zona, todo ese tipo de cosas vistas desde alguien externo a la institución, pero que tiene capacidad de influencia dentro de la misma.

P: ¿Pero que trabaje en la misma institución,  que perciba un sueldo?

LGP: Puede o no trabajar en la institución, pero el modelo que nosotros planteamos exige que no fuese así

P: ¿Un órgano paralelo?

LGP: No porque solamente es un organismo de control, un organismo frente al cual se tendría que evaluar las decisiones que se toman justamente para asegurarse de que sean justo del modelo.

P: Y en el contexto de inseguridad que se vive en la ciudad de México, tomando a consideración de la población flotante que viene del Estado de México al Distrito Federal ¿Se ha pensado en algún cambio de fondo en la modalidad de la operación de la policía capitalina precisamente respetando los derechos de los uniformados?, ¿Se ha planteado esa posibilidad?

LGP: Sí claro, lo hicimos en la propuesta desde hace varios años y seguimos insistiendo, nosotros pensamos que no hay incompatibilidad entre un esquema de respeto de derechos a la policía y la posibilidad de que ésta ejerza plenamente sus funciones en la calle, no podríamos pensar que para que lo pueda hacer bien necesita prevalecer este enfoque paramilitar que hoy tenemos en la policía.

P: ¿Cuál es el problema de que sea el enfoque paramilitar?

LGP: Primero estamos hablando de la necesidad de que tengamos una sociedad civil, plenamente civil en donde las y los trabajadores de esa institución tengan los mismos derechos que tiene cualquier ciudadano afuera, no podemos pensar ni ahí ni en ningún otro régimen, en mi opinión, en situaciones de que creen ciudadanos de segunda, porque si les pedimos aquellos que protejan derechos afuera en lo primero que tenemos que ver es que estén protegidos sus derechos adentro.

P: ¿Estamos hablando de eliminar arrestos, de estar doblando turnos de 24, 48 horas?

LGP: No necesariamente, pero sí por ejemplo pensar el tema de los horarios, sí ha sido muy discutido, hoy por hoy yo creo que vale la pena pensar si es pertinente seguir teniendo esos esquemas que lo que hemos visto es que generan situaciones perniciosas, las personas trabajan 24 horas y descansan otras 24, pero en realidad no descansan sino que se dedican a otras cosas, entonces el tema de fondo es que es necesario que tengan un salario digno, que tengan un horario que puedan cumplir eficientemente, que tengan controles y que tengan la capacitación adecuada para comportarse con la ciudadanía.

P: ¿También se estaría pidiendo esos 10 mil pesos para los policías de la ciudad de México?

LGP: Vamos a ver cómo procede la propuesta a nivel federal, como la recibe, a mí me da mucho gusto que la Universidad Nacional Autónoma de México le haya entrado al tema, la idea es que esa propuesta baje a los estados también y digamos lo interesante aquí es  éste ánimo dignificador sobre la policía.

P: Doctor sin duda ustedes ya han platicado con la policía ¿Cuáles son las principales violaciones a sus derechos humanos?

LGP: Muchas siguen estando a una visión laboral, es decir abusos de cambios de horario repentino, cambios de lugar de adscripción, los arrestos que siguen incurriendo en faltas graves para ellos, ese tipo de cosas.

P: ¿El acoso laboral?

LGP: Acoso laboral, acoso sexual, sí naturalmente.

P: ¿Han aumentado éstas quejas?

LGP: No, yo diría que no han aumentado, pero siguen estando presentes y por supuesto que son de llamar la atención.

P: Además de éstos foros en la práctica ¿Cómo se han visto estos avances más o menos desde hace tres años que se hizo esta consulta de  La policía que queremos  ¿Qué tan cerca estamos de La policía que queremos?

LGP: Yo creo que todavía falta mucho, pero mientras no cambie el enfoque, el problema es que vamos a seguir teniendo la policía que tenemos ahora, son temas estructurales, es eso, como lo he dicho  en otros momentos,  no depende de quién está al frente de la institución sino que depende de la manera que está construido, entonces todavía estamos lejos de construir una policía como queremos.

P: ¿En qué situación está el cumplimiento del objetivo que tiene la policía en la capital de la República? ¿La gente cómo ve a la policía, qué tan bien está capacitada?

LGP: Nosotros pensamos que  hay problemas todavía entre la policía y la ciudadanía, hemos verificado dos tipos de actitudes, una que es de temor frente a la propia policía y otra que es de incertidumbre, que es la que nos preocupa muchísimo, en ambos casos estamos hablando por una parte de una policía que se propone como autoritaria y en otros casos en una policía que no tiene ninguna autoridad, entonces desde luego eso no puede ocurrir, lo que necesitamos es fortalecer la imagen de la policía como policía ciudadana como una policía que está al servicio de la ciudadanía y que puede eficientemente proteger los derechos de las personas.

P: Secretarios han pasado y han dicho  exactamente que se han acercado más a la gente, desde Marcelo Ebrard, también Joel Ortega, entonces ¿qué está pasando?

LGP: Yo creo que el tema es que mientras no cambie el enfoque sobre la policía, los programas que se implementan en la ciudad pueden tener más o menos una cercanía, pero es un cercanía física, lo que necesitamos es una cercanía en términos de identidad, que la policía se identifique  efectivamente con la ciudadanía y viceversa.

P: ¿Las políticas han sido mal aplicadas?

LGP: Pues mientras no haya un cambio de mentalidad de quienes dirigen a la policía estas propuestas que se hacen naturalmente se alejan del ideal que espera la gente.

P: ¿Entonces no soluciona que ellos vayan tocando de casa en casa, tocando las puertas presentándose con los vecinos, luego el sistema de cobranza que está implementando la policía capitalina?

LGP: Yo creo que puede funcionar, pero el tema es que hay que saber si están plenamente capacitados los policías para generar empatía, para generar confianza en la ciudadanía, que la ciudadanía no se sienta amedrentada porque viene la policía y te toca que no crea que tiene a un nuevo servidor que le puede lavar el coche en la calle, ése es el tema, el asunto es cómo cambiamos el perfil de la policía, cómo cambiamos la imagen de la policía y la relación de tal modo que ésta sea de confianza plena, que la ciudadanía sepa que si tiene a un policía cerca, éste policía le va ayudar a resolver conflictos.

P: ¿No tendrá que incrementarse incluso el nivel escolar como en el caso de la Policía de investigación?

LGP: Por supuesto que sí.

P: De ir a un simple Bachillerato a una Licenciatura a lo mejor no en la preventiva, pero sí digamos a un nivel de Bachillerato para tener policías más capacitados con mayor nivel cultural incluso.

LGP: Sí,  así es, me parece que el tema de la educación es fundamental, por eso insisto es bueno que la UNAM se haya involucrado, no necesariamente tiene que ver con tener Licenciados en la policía, que éstos sirven para otra cosa, pero sí creo que es importante tener agentes de la policía que tengan una formación sólida en función de la actividad que realizan, gente que tenga capacidad de empatía, gente que pueda resolver conflictos.

P: Los cursos son de seis meses y ya son policías.

LGP: Así es, desafortunadamente tenemos un problema grave en todo el país con este tema de la capacitación, siempre resulta superficial, debe estar incorporada a servicios de carrera.

P: Doctor ¿nuevamente se reunió con el Procurador capitalino, ayer?

LGP: Así es, nos reunimos ayer, fue una reunión bastante productiva, avanzamos en muchos temas, especialmente el tema de presentación de presuntos responsables a medios, dimos cuenta de que efectivamente está avanzando la mesa de trabajo que tenemos, vamos a diseñar un protocolo conjunto. Nos importa mucho que se satisfagan, por una parte, la necesidad de los medios de cumplir con su trabajo, por otra parte, la de las víctimas, que se sepa cuando una persona ha cometido un delito, que haya posibilidades de que se denuncie, pero la que nos preocupa a nosotros de manera fundamental, es la de la presunción de inocencia, estamos avanzando hacia un modelo en el que es posible armonizar estos derechos sin incurrir en violaciones…

P: ¿Cuál es este modelo?

LGP: Justamente ayer discutíamos que sea un juez quien determine la situación jurídica de la persona, que una vez que el juez haya planteado cuál es esta situación, la presentación se realice, dejando con toda claridad establecido, cuál es la situación jurídica de la persona, de manera tal que se sepa que es un presunto responsable, que esté claro que hay un criterio judicial que lo consideró de esta manera, que no es un tema unilateral de la Procuraduría, de modo que se proteja la presunción de inocencia.

P: ¿Qué se presente hasta el auto de formal prisión?

LGP: Sí podría ser, ese es un camino.

 P: Entonces, ¿las presentaciones tendrían que ser en los Reclusorios? Y a cargo del Tribunal.

LGP: Podría ser, esas son cosas que tendríamos que afinar todavía con el Procurador, pero lo que es importantísimo es que no ocurra antes siquiera de que haya un indicio de que la persona sea responsable.

P: ¿La Procuraduría está de acuerdo con esa propuesta?

LGP: Ayer lo platicamos, me parece que la disposición del Procurador va en ese sentido. Tenemos que afinar detalles, en principio coincidimos ambos en que es importante que haya una decisión judicial.

P: Cn¿Ha pensado que sería muy difícil la logística de llevar a cabo estas presentaciones en cada uno de los Reclusorios de la ciudad?

LGP: Primero, estamos hablando de principios. Qué es lo que tenemos que respetar unos y otros, y seguramente será tema de diálogo más adelante ya la operatividad, pero de momento lo que nos parece importante, es que coincidimos ambos en que para salvaguardar la presunción de inocencia, es importante que un juez decrete la situación jurídica.

 P: ¿Por qué no se tomó en cuenta de principio la opinión de los medios?

LGP: Estamos pensando cómo armonizar el derecho a la información. Pensamos que no se puede ejercer este derecho si colisiona otros derechos que también son derechos fundamentales, entonces vamos a armar el mecanismo de armonización y lo vamos a proponer también a los compañeros de los medios.

P: ¿De concretarse estos acuerdos, pararía la Recomendación por los más de 20 casos que tienen de personas que fueron presentadas y..?

LGP: Desafortunadamente ahí estamos hablando de violaciones consumadas, la idea es que este protocolo nos ayude hacia el futuro, a poder establecer criterios que ya eviten este tipo de violaciones. De todas maneras ayer comenté con el Procurador que estaríamos revisando caso por caso para ver qué posibilidades hay de darles solución alternativa, pero me parece que en todos ellos hay violaciones consumadas.

P: ¿Habrá Recomendación de comprobarse estas violaciones?

LGP: Es altamente probable que sí, es una determinación que todavía no tomamos, pero es altamente probable.

P: ¿Cuánto tiempo llevaría este Protocolo?

LGP: Para nosotros es muy importante que se implemente a la brevedad. Una vez que esté ya diseñado, veremos cuáles son los mecanismos para institucionalizarlo, seguramente una circular del Procurador en su caso, habrá que ver si hay otras instituciones involucradas, una determinación nuestra y la idea es que entre en vigor cuando antes.

P: Doctor, ¿se tocó el tema de la posibilidad que en un caso urgente o de delitos graves como el secuestro, homicidio, la violación, el propio Procurador o algunos fiscales salgan en el momento en una conferencia de prensa y expliquen el tema, sin la presentación de los detenidos?

LGP: Se habló del tema, no tenemos un acuerdo todavía sobre eso, es algo que vamos a estudiar más. El Procurador me lo planteó en efecto, en casos que se considere extremadamente urgente, habrá que definir cuáles son esos casos y también hay que definir cuáles son las responsabilidades en las que incurrirán los servidores públicos en caso de que las personas resultaran inocentes.

 P: ¿El caso de Christian?

LGP: Lo platicamos, me confirmó que hay un encuadre de la investigación como un crimen de odio, me hizo saber que efectivamente tienen elementos para que el delito se persiga de esa manera, entonces, nosotros estaremos al tanto, como comenté ayer enviamos unas medidas precautorias para garantizar que así sea, y vamos a estar pendientes de que no haya violación al debido proceso.

P: ¿Es el primer crimen de odio que se registra en la ciudad de México tratándose de una persona públicamente muy activa..?

LGP: Que yo recuerde sí, sí lo sería y por eso es muy importante que se esclarezca cuando antes, hay que tener mucha certeza de cuáles fueron las motivaciones del homicidio.

P: Estos casos de agresiones que se hablaban mucho en la Zona Rosa, de jóvenes homosexuales que eran agredidos, ¿esa situación continúa? ¿cree que tenga alguna relación con el homicidio?

LGP: Desafortunadamente, el avance que ha habido en términos formales en cuanto a derechos de la comunidad LGBTTTI no se refleja en un avance en términos de la manera en la que desde el punto de vista cultural y social se respeta y se acepta a esta comunidad. Entonces, lo que sí nos hemos encontrado es que estos avances formales generaron respuestas homofóbicas de distinto nivel y tenemos quejas aquí en la Comisión desde luego, de miembros de la comunidad que han sido discriminados en sus lugares de trabajo, que no reciben atención médica, en el IMSS o en el ISSSTE, en fin, de manera tal que sí se exacerbó la actitud homofóbica, entonces, siendo ese un fenómeno esperable, dado el avance en términos formales, lo que es importante aquí es que se generen las medidas de contención adecuadas, por ejemplo, en este caso, es importante que se resuelva pronto el homicidio, que se dé con la persona culpable y que se envíe un mensaje de certeza y de protección para la comunidad.

P: ¿Ya tuvieron algún acercamiento con el Gobierno del DF por la acción de inconstitucionalidad en contra de la Ley de Sanciones Penales?

LGP: Voy a tener una reunión con el diputado Carbajal a quien hemos estado buscando. Nos importa mucho que esté claro que para nosotros es fundamental que la Ley no viole derechos humanos, se ha dicho que participamos nosotros en ese proyecto, es cierto, efectivamente participamos, pero como he dicho, eso no significa avalar, y si al final de cuentas el producto es un producto que viola derechos, nosotros tenemos la obligación de ejercer la acción y el asunto va más allá, porque nos importa generar un criterio nacional, no solamente es importante que se resuelva el tema en el Distrito Federal, sino que la Corte pueda emitir un criterio a nivel federal, sobre un debate que hasta ahora ha sido teórico, pero que tiene en su dimensión práctica, consecuencias importantes en términos de corrupción y de obstáculos a la libertad de las personas.

P: La Consejera Jurídica, Leticia Bonifaz, criticó la  acción de la Comisión en el sentido de que ella dice que el GDF mostró apertura en el diálogo y que no consideraba correcto que la comisión respondiera ante este Tribunal

LGP: Por eso es importante esto que estoy comentando, naturalmente es importante que en la ciudad de México la Ley se reforme, pero es más importante que haya un criterio de la Corte en este sentido, porque el criterio de la corte tendría que operar a nivel nacional, eso nos ayudaría a empujar una visión de derechos humanos en el tema de la ejecución a nivel nacional.

P: Sin embargo el tiempo que tarde este procedimiento, la Ley sigue vigente.

LGP: No son incompatibles los dos procesos, podría ocurrir que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal reforme la Ley y, de cualquier manera, la Corte sigue teniendo facultad para resolver la acción de inconstitucionalidad, porque como digo, tiene alcances constitucionales.

P: ¿Ustedes ya se reunieron con las juezas de ejecución?

LGP: Todavía no, están de vacaciones, cuando regresen de vacaciones vamos a ver al Presidente y a las juezas.

P: ¿Tiene previsto una reunión con la Diputada Mariana Gómez del Campo?

LGP: Sabemos que viene, pero yo tengo otra actividad, entonces, será recibida en el área de Quejas.

P: ¿Va a Iztapalapa?

LGP: Hay un compromiso que hicimos desde hace tiempo para revisar el tema del agua, que ustedes saben tiene varias vertientes, por un lado el tema de las inundaciones, pero también el asunto de que escasea y una denuncia que nos hizo la Delegada, en la que me parece pertinente intervenir, que tiene que ver con corrupción en las pipas de agua. Vamos a hacer un recorrido para conocer de viva experiencia cómo están las cosas allá, cómo funcionan estas pipas y para ver cómo establecemos una política entre la Comisión y la Delegación para detener ese problema.