miércoles , 19 junio 2024

CDHDF condena agresiones contra defensores de derechos humanos registradas en junio

Boletín 231/2011
29 de junio de 2011

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) condena el hostigamiento a integrantes de la Casa del Migrante en Saltillo, las amenazas y golpes a representantes de la Organización del Pueblo Indígena Me’phaa (OPIM) y el allanamiento y robo a la asociación Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ), hechos registrados en el mes de junio.

De acuerdo con reportes de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), el 13 de junio el defensor de derechos humanos Klaus Einhorn y dos personas migrantes en situación irregular de origen hondureño y guatemalteco salieron de la Casa del Migrante de Saltillo. A su regreso se acercó a ellos una camioneta Ford color gris, dentro de la cual se encontraban tres hombres con armas largas, quienes les apuntaron y cortaron cartucho de forma amenazante.

Según el comunicado del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Einhorn y sus acompañantes fueron cuestionados sobre su procedencia y el número y sexo de las personas dentro de la Casa del Migrante. Hecho relevante debido a que ésta cuenta con medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por lo que debería estar vigilada las 24 horas del día. Sin embargo, al momento del hostigamiento la patrulla de la Policía Estatal no estaba presente.

El 16 de junio Cuauhtémoc Ramírez y Obtilia Eugenio Manuel, Presidenta de la Organización del Pueblo Indígena Me’phaa, tuvieron que abandonar su comunidad en Ayutla de los Libres, Guerrero, debido a que encontraron en su casa una nota con amenaza de muerte.

Es necesario señalar que el 6 de junio, diez días antes de la amenaza y a un día de cumplirse 13 años de la masacre de El Charco en el Municipio Ayutla de los Libres, Guerrero, integrantes de la OPIM fueron golpeados, hostigados y amenazados por aproximadamente 50 elementos del Ejército. Lo anterior se dio a pesar de que la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CoIDH) dictó medidas provisionales con el fin de proteger a Obtilia, Cuauthémoc y otros integrantes de la OPIM.

Además, el pasado 24 de junio las oficinas del Movimiento Agrario Indígena Zapatista fueron asaltadas en la ciudad de Xalapa, Veracruz. Se robaron cámaras, computadoras y otros equipos y documentos utilizados para sus labores en defensa de los derechos de las personas.

El robo a la organización MAIZ no debe ser tomado como un hecho casual, debido a que el 1 de junio (tres semanas antes) también fueron asaltadas las oficinas de MAIZ en la ciudad de Huajapan de León, Oaxaca, por lo que se debe partir de la premisa de que estos hechos se han dado como resultado de la labor que realiza.

A través de la Relatoría para la Atención a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, la CDHDF lamenta las agresiones que se dieron en el mes de junio en contra de defensoras y defensores de derechos humanos y hace notar la urgencia de mecanismos para su protección.

Asimismo, para la CDHDF resulta preocupante la falta de eficacia y eficiencia por parte del Estado para implementar las medidas cautelares y precautorias dictadas por la CIDH y la CoIDH.

Ante ello, la CDHDF urge a las autoridades competentes, tanto federal como estatal, a implementar medidas de protección e investigación ante los hechos señalados, a fin de garantizar la defensa de los derechos humanos en el país.