jueves , 1 junio 2023

Urgente atender el tema de salud en Reclusorios: CDHDF

Boletín 121/2011
8 de abril de 2011

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) exhorta a la Secretaría de Gobierno capitalina, de quien dependen los centros de reclusión, a revisar sus condiciones estructurales y los estigmas y prácticas discriminatorias que se reproducen a su interior, para garantizar el más alto nivel de salud a las personas recluidas, así como a dotarlos de la infraestructura material y humana para que esto sea posible.

En el marco del Día Mundial de la Salud, que se celebra el 7 de abril, este Organismo realiza un llamado a las autoridades capitalinas a atender los retos que plantea el ejercicio del derecho a la salud para las personas en centros de reclusión de la ciudad de México.

La CDHDF destaca que el sistema penitenciario de la ciudad no fue diseñado para albergar al número de personas que en la actualidad tiene bajo su custodia, cifra que ya rebasa los más de 40 mil internas e internos, pues esta situación incide, entre otras cuestiones pendientes, en la precaria prestación de los servicios médicos, la insuficiencia de los recursos clínicos, terapéuticos y de rehabilitación destinados a estas personas y, en general, se recrudece al interior de los centros de reclusión las dificultades estructurales para acceder de manera efectiva y sin discriminación al derecho a la salud.

Enfatiza que el estándar lo marca la propia Organización Mundial de la Salud: salud se considera el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de afecciones o enfermedad. Las personas que están en reclusión difícilmente pueden ser caracterizadas en este estado, en vista de que la población rebasa la capacidad de los centros para proporcionarles los elementos para su bienestar en sentido amplio.

Para la CDHDF la protección del derecho a la salud en este grupo poblacional constituye una preocupación permanente.

Cabe destacar que el denominado Sistema Carcelario de Salud, a cargo de la Secretaría de Salud del Distrito Federal, brinda servicio en 8 centros penitenciarios. Sin embargo, este Organismo observa con preocupación que el déficit en la infraestructura, la ausencia de insumos y personal, condicionan la adecuada prestación de los servicios médicos.
Por otro lado, la ausencia de una política permanente y efectiva para la prevención, atención y seguimiento de las enfermedades con mayor incidencia en la población en reclusión, imposibilita su adecuado control.

La CDHDF considera de especial relevancia llamar la atención sobre la permanente transgresión al principio de accesibilidad en los servicios médicos, pues esto imposibilita que, el universo de población carcelaria reciba la atención que requiere.

Existen obstáculos materiales por parte de quienes brindan la asistencia técnica en seguridad y el personal médico, además de que se han implementado procedimientos innecesarios que restringen el paso y recepción de internos e internas en las instalaciones médicas. Igual relevancia cobra la calidad en la atención de los servicios médicos que se prestan, pues la ausencia de un modelo de atención acorde con las necesidades de salud limita que el seguimiento en los padecimientos sea acorde con este estándar.
Para la CDHDF no pasa inadvertido que algunos funcionarios y funcionarias de las unidades médicas en reclusorios estigmatizan a las y los internos, concibiéndolos como no titulares de este derecho por la sola condición de reclusión en la que permanecen.

Resalta que el actual funcionamiento de los servicios de salud en reclusorios omite generar condiciones favorables para alcanzar la máxima protección a la salud física y mental de hombres y mujeres que permanecen en estos centros. Por ello, considera que, por sí mismo, este sistema de salud es discriminatorio, incentiva la violencia de género y no promueve la autonomía de las personas.

Día Mundial de la Salud
En 1950, el 7 de abril fue decretado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Día Mundial de la Salud, fecha que representa la oportunidad para llamar la atención sobre las condiciones que dificultan el acceso universal al derecho a la salud y los servicios médicos de calidad, así como para dar visibilidad a aquellas problemáticas que requieren de una atención especial por parte de la comunidad mundial.

La OMS decidió dedicar el día 7 de abril del presente año a la problemática del incremento de la resistencia en las personas ante los tratamientos con antimicrobianos, como consecuencia de una abuso en la automedicación frente a infecciones leves y regulares, y también a causa de la desatención de los gobiernos para fortalecer los servicios médicos primarios que permitirían diagnósticos certeros, oportunos y la atención con medicamentos adecuados.