sábado , 20 julio 2024

Transcripción de la entrevista al presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, en la Verbena «Por que tenemos derecho a vivir nuestra Niñez»

Transcripción 40/2011
28 de abril de 2011

Pregunta (P): Pregunta inaudible.
Luis González Placencia (LGP): Estábamos revisando lo que publicó la encuesta nacional de discriminación y hay datos que son muy reales porque encontramos porcentajes superiores a 30 de situaciones que implican violaciones a derecho humanos de los niños que se dan en el seno de las familias y que con frecuencia no son vistos como tales de situaciones por ejemplo gritos, regaños, golpes, situaciones en las que los niños son ignorados les esconden cosas, esto dicho por las propios niñas y niños, entonces esto tiene una relevancia importante porque tienen conciencia de lo que eso significa y aunque desafortunadamente los padres suelen no verlo como tal todavía se confunde mucho el tema con la disciplina, en el ámbito institucional también desafortunadamente seguimos teniendo problemas en términos de la trata con fines sexuales especialmente en el caso de las niñas y el bullying en las escuelas primarias y ya digamos con los adolescentes continuamos con una problemática que está creciendo en términos de la incorporación en términos de la incorporación paulatina de jóvenes a la delincuencia organizada y frente a ello la incapacidad de las instituciones de justicia penal juvenil, hoy por hoy en la ciudad de México para poder resolver el problema.
P: A pesar de las leyes que existen en esta ciudad en contra de la discriminación y a pesar de que la Comisión de Derechos acepta también que los niños puedan venir sin la representación de un adulto, la ciudad de México y Toluca son las peores ciudades según esta encuesta en discriminación a los niños ¿a qué lo atribuye?
LGP: Yo creo que sigue habiendo todavía una seria confusión en términos de lo que debe ser digamos la educación, la disciplina y la violencia, siguen habiendo prácticas dentro de las familias sumamente violentas sumamente agresivas que parten de la idea de que los niños son propiedad de los padres, que en esa medida los padres pueden ejercer estas formas de violencia, son incurrir en un delito y eso no es así eso es importante hacerlo ver, nosotros hemos abierto la posibilidad de que las niñas y los niños nos hablen de manera directa eso no pasa con la frecuencia que nosotros quisiéramos y no pasa también porque no hemos logrado nosotros en general que las niñas y los niños aprendan a que pueden defender sus derechos de manera sin que se necesite un adulto mediar por ellos, hay que recordar que la manera en que los niños y  las niñas se relacionan tiene mucho que ver con los afectos entonces el tema del afecto suele estar atravesando siempre las relaciones violentas, siempre se pone en contradicción a un niño o una niña cuando tiene que acusar a sus padres.
P: ¿Y la Comisión de derechos humanos puede defender a los niños de sus propias familias o solamente de espacios institucionales que violen sus derechos?
LGP: En principio de espacios institucionales porque esa es la naturaleza de la Comisión, sin embargo tenemos un sistema, un mecanismo de referencia y contrareferencia que nos permite llevar casos de violencia intrafamiliar por ejemplo, o de violencia escolar, inclusive a las instancias correspondientes entonces no son casos de los que nos deshacemos simplemente no entran en la estadística de casos de defensa pero son asuntos a los que les damos seguimiento.
P: ¿Cuáles son las instancias que más violentan los derechos de los niños?
LGP: En este caso lo que vemos es que son las escuelas, no necesariamente porque por el tema del bullying está creciendo, sino porque también ahí la relación profesor alumno es muy violenta.
P: ¿Tienen una estadística de casos?
LGP: No porque desafortunadamente el tema en la educación primaria no forma parte todavía del ámbito de internación del Distrito Federal como Gobierno, está en el ámbito Federal entonces no es de nuestra competencia, pero sí sabemos por las intervenciones que tenemos que es un tema que está creciendo en general en la ciudad de México como en otros lados del país.
P: ¿Están amarrados entonces para defender los derechos de los niños, ni con sus familias ni con las escuelas que son las principales limitantes?
LGP: En este caso tenemos ésta problemática que no nos limitamos por eso, tenemos varios programas en los que podemos intervenir desde la perspectiva educativa, por ejemplo nos enteramos de cómo están las cosas y las denunciamos ante quien debe resolverlas.
P: Doctor y ¿Qué tanto ha funcionado este mecanismo para que los niños presenten las quejas, se ha incrementado?
LGP: Como dije desafortunadamente no lo hemos logrado, claro que el mensaje lo reciben los adultos y cuando se los decimos a los niños de todas maneras es difícil que lo ejerzan, entonces digamos que tienen un valor simbólico, sin duda es importante pero ese valor simbólico lo tenemos que convertir en hechos reales.
P: ¿Cuántos han llamado?
LGP: No tenemos ni un caso de un niño que haya llamado solito.
P: ¿Cuánto tiene que se modificó la ley?
LGP: ¿La ley?, un año más o menos.

P: 
¿Ninguna llamada?
LGP: Ninguna llamada, esperaríamos a que los niños más grandecitos, y que bueno que nos vean a través de los medios para que lo sepan y puedan llamar a la Comisión.
P: ¿Qué faltaría?
LGP: De parte nuestra quizás lo que sí ha faltado es una campaña proactiva es algo que nos permita que los teléfonos de la Comisión, el correo electrónico, las redes sociales que hoy están vigente sirvan para tener un mayor acercamiento.