jueves , 8 junio 2023

Presenta Patricia Galeana Los derechos reproductivos de las mujeres en México

Boletín 104/2011
27 de marzo de 2011

Un Estado Laico como el que prevalece en México no debe ni puede imponer normas religiosas ni metafísicas en ninguna materia, advirtió la Consejera de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Patricia Galeana, y dijo que la educación sexual para decidir, el acceso a anticonceptivos para prevenir y la despenalización del aborto para no morir sintetizan el reclamo de las mujeres mexicanas.

En la presentación del libro Los derechos reproductivos de las mujeres en México, resultado del Seminario del mismo nombre que se realizó en 2007 en el estado de Guerrero, subrayó que, como todo ser humano, las mujeres son capaces e independientes para decidir sobre su propio destino y no meros objetos para la reproducción.

“Los derechos reproductivos de la mujer incluyen el ejercicio de su sexualidad, de ahí la importancia de la educación en la materia para conocer el uso de anticonceptivos y evitar embarazos no deseados, así como el derecho a interrumpir voluntariamente el embarazo cuando no se está en condiciones de ser madre”, explicó.

Dijo que, de acuerdo con un estudio del Grupo de Información de Reproducción Elegida (GIRE), aunque las 31 entidades y el Distrito Federal autorizan el aborto en casos de violación, 29 cuando hay riesgo para la vida de la mujer, 30 cuando es aborto imprudencial, 14 por malformaciones genéticas o congénitas, 11 por riesgo para la salud de la mujer y 8 por inseminación artificial no consentida, sólo Yucatán lo autoriza por razones socioeconómicas graves, cuando la mujer ya tiene por lo menos tres hijos.

“A pesar de la existencia de este marco jurídico, el acceso de las mujeres al aborto seguro está marcadamente restringido, aún bajo las circunstancias previstas en la legislación. La mayoría de los códigos penales estatales carecen de los instrumentos normativos adecuados para dar cumplimiento a las leyes, y los hospitales públicos con capacidad para atender casos de aborto legal son muy pocos”, describió.

La también Directora del Museo de la Mujer, sede de la presentación, agregó que la situación del aborto en el país ha cambiado drásticamente, a partir de la criminalización de las mujeres por abortar: “La lucha de las mujeres en México por el reconocimiento de sus derechos ha sido larga y difícil: la dieron primero por sus derechos laborales, después por la educación y sus derechos políticos y finalmente por su derecho a la salud y por una vida libre de violencia. Hoy debemos evitar un retroceso”.

La despenalización del aborto, señaló, es el reconocimiento de los derechos humanos de la mujer, tal como lo establece la Constitución en México y como también lo recomiendan los tratados internacionales que ha firmado: “Es también un acto de justicia social necesario para resolver un problema de salud pública”, subrayó.

Patricia Galeana recordó que fue en abril de 2007 cuando la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) dio un paso fundamental en el reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres en México, al despenalizar la interrupción del embarazo en las primeras 12 semanas.

No obstante, la reforma al Código Penal y la adición a la Ley de Salud que posibilitaron la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) fueron impugnadas por los entonces titulares de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y de la Procuraduría General de la República (PGR), a través de una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de justicia de la Nación (SCJN).

Los derechos reproductivos de las mujeres en México  integra textos de expertas y expertos desde la perspectiva filosófica, bioética, jurídica y de derechos humanos.

A la presentación acudió también Lourdes Enríquez, del Programa Universitario de Género (PUEG), y Tere Ambrosio, del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) ambos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).