jueves , 26 enero 2023

Preocupa a la CDHDF que 2011 haya iniciado con agresiones contra medios de comunicación y periodistas en México.

Boletín 12/2011
12 de enero de 2011

 

La Relatoría para la Libertad de Expresión y Atención a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) manifiesta su preocupación pues en los primeros 11 días de 2011 ya se han registrado dos casos de agresiones contra periodistas.

En medio de un contexto altamente violento de inicio de año, llaman la atención 2 ataques consecutivos a instalaciones de medios de comunicación. El primero fue en la madrugada del pasado sábado 8 de enero, cuando personas desconocidas lanzaron dos granadas de fragmentación contra las instalaciones de la empresa Televisa en Piedras Negras, Coahuila. Los artefactos no detonaron por lo que no ocasionaron daños.

De acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), una llamada al Centro Estatal de Atención de Emergencias dio aviso sobre la presencia de las granadas. Al lugar acudieron elementos del Ejército Mexicano, así como de las policías Federal y Estatal para acordonar la zona y asegurar los explosivos.

Este ataque fue el segundo en menos de un año contra instalaciones de Televisa en la entidad, toda vez que el 25 de enero de 2010, desconocidos abrieron fuego contra la fachada de la repetidora de Televisa en la ciudad de Torreón. Sin embargo, esta misma televisora fue blanco de otras dos agresiones similares en otras ciudades del norte del país a lo largo del año pasado.

La segunda agresión ocurrió la madrugada del martes 11 de enero en la ciudad de Monterrey, donde durante los meses recientes la violencia se ha incrementado de manera exponencial. Hombres desconocidos lanzaron una granada en las instalaciones de La Silla, filial del periódico El Norte que opera en la capital neoleonesa. El ataque dañó las instalaciones, sin que hasta el momento se hayan reportado heridos.

Los hechos se registraron alrededor de las 01:00 horas, en una noche en que se reportaron varias balaceras en el estado. En menos de una hora, Monterrey se vio sometida por dos bandas de delincuentes que se enfrentaron a balazos en diferentes puntos de la capital de Nuevo León. Las autoridades no han determinado si el ataque fue un hecho colateral o si fue un ataque directo al diario. Sin embargo, vale la pena recordar que esta filial ya había sufrido un ataque similar el pasado mes de septiembre.

La CDHDF considera indispensable que las investigaciones avancen rápidamente a fin de determinar las causas y los responsables de estos ataques pues la impunidad es el peor cáncer para la democracia mexicana. De igual forma, exhorta a las autoridades federales y estatales a evaluar los riesgos que enfrentan los trabajadores de los medios atacados, a fin de brindarles medidas de protección y garantías para el pleno ejercicio de su labor informativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *