lunes , 6 febrero 2023

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, luego de dar a conocer la Recomendación 1/2011 sobre la Supervía Poniente.

Transcripción 03/2011
20 de enero de 2011

Pregunta (P): …Si a final de cuentas el Gobierno del Distrito Federal va a hacer lo que se hinche la gana.

Luis González Placencia (LGP): Bueno, lo que pasa es que sí está obligado, me parece, a dar una explicación suficiente, en todo caso, por qué no toma en cuenta el resultado de la consulta; además de que los criterios para la realización de la consulta tienen que ser objetivos y transparentes. Es decir, tiene que quedar muchísima claridad sobre la metodología, tiene que quedar muchísima claridad sobre el análisis de los resultados y todo eso tiene que satisfacer a las personas. La consulta pública no puede realizarse sin tomar en cuenta que la información que las personas necesitan para participar debe de otorgarla el Gobierno de manera amplia y sin ningún tipo de obstáculo. Entonces están vinculados estos dos derechos: uno es el derecho que tienen las personas a recibir toda la información y el segundo es que con esa información puedan participar de manera activa en la toma de la decisión.

P: En caso de que el Gobierno del Distrito Federal decida no acatar o no responder afirmativamente a esta Recomendación, ¿irían a la Asamblea Legislativa?

LGP: Sería un escenario que evaluaríamos. Desde luego antes está, como siempre lo hacemos, la posibilidad de solicitarle una reconsideración el Gobierno de la ciudad. Espero que ese escenario no se dé. Estamos conminando al Gobierno a que acepte la Recomendación en sus términos. Nosotros pensamos que es la mejor solución y que eso forma parte de esta actitud de diálogo que ellos han manifestado y que también está en el ámbito de intervención de la Comisión Civil de Acompañamiento.

P: El contrato, Doctor, con la concesionaria establece que no puede haber como pausas de mucho tiempo, eso obviamente va a hacer que el Gobierno no quiera aceptar. ¿Ustedes no podrían recomendar algo al respecto?

LGP: Lo platicamos mucho con los integrantes del Frente Amplio, vimos todos estos escenarios y lo que pensamos finalmente es que es la única manera de restaurar estos derechos que han sido violados. Ahora, eso desde luego pone en el Gobierno de la ciudad la necesidad de tener que resolverlo lo antes posible.

P: Ustedes ya hablaron entonces con el Frente Amplio, ellos estarían conformes con que se realice la consulta, los resultados ya es como otra cosa, ¿pero si se hace la consulta ellos ya estarían tranquilos?; para que ya no se haga un círculo vicioso de que entonces ya no están de acuerdo con la consulta y otra vez la queja y una Recomendación.

LGP: Nosotros estamos siempre en contacto con los peticionarios, tenemos un contacto estrechísimo y estamos comentando con ellos nuestras estrategias. Somos sus defensores, entonces están al tanto todo el tiempo, y así debe de ser, de las decisiones que nosotros vamos tomando. Hay cosas en las que no estuvimos de acuerdo, las explicamos, generemos convicción, me parece; hay cosas que nosotros no habíamos visto que ellos nos ayudaron a identificar. Entonces ha habido un proceso de comunicación continua que me permite afirmar que el Frente Amplio estaría de acuerdo con la Recomendación en todos sus términos.

P: De hecho los vecinos pedían una disculpa, que se les ofreciera una disculpa pública por las agresiones y los acosos que habían sufrido por parte de las autoridades policíacas, ¿por qué no se logró incluir este punto en la Recomendación?

LGP: También de común acuerdo con ellos se pensó que a ellos les parecía mucho mejor plantearlo en términos del reconocimiento de que se trata de defensores. Ellos están haciendo un uso legítimo de su derecho a defender lo que consideran justo, y nos parece que, y lo vimos conjuntamente, más que la disculpa pública este reconocimiento está destinado a evitar la estigmatización de ellos, lo que se ha hecho de alguna manera en algún momento.

P: ¿La reparación del daño serían los estudios psicológicos…?

LGP: Son varias las formas de reparación, una tiene que ver con estos estudios, otra tiene que ver con la reivindicación de su condición de defensores y desde luego con la reparación de las violaciones sustantivas que son la del derecho a la información y a la participación.

P: ¿La reparación es con el boletín que están pidiendo que se emita en 30 días?

LGP: Sí, así es.

P: Doctor, usted es defensor de las garantías individuales de todos los capitalinos, ¿qué les dice específicamente a los más de 22 mil que suscribieron el sí a la Supervía?

LGP: Primero que es muy importante que no se lea esta Recomendación como una actitud nuestra en contra de la necesidad de encontrar una alternativa de movilidad en la zona sur-poniente. No tenemos la menor duda de que es necesario encontrar una solución. En todo caso lo que genera nuestra Recomendación es una solicitud expresa de un grupo de ciudadanos, que no importa si son pocos o muchos, sobre lo que ellos consideraron en su momento una violación a sus derechos y que nosotros documentamos efectivamente como una violación a sus derechos. Ahora, esto no debe implicar, y me parece a mí que no implica, una oposición en términos entre quienes se oponen a la Supervía y quienes están a favor. Si hacemos una lectura detallada tanto de las peticiones que me hicieron a través de esas 22 mil firmas como de la propia solicitud de las peticionarias y los peticionarios del Frente Amplio, encontramos que había un punto de convergencia, y ese punto de convergencia tenía que ver con que no se informó adecuadamente a la ciudadanía, de manera tal que se pudieran evitar estas confrontaciones. Entonces lo decimos en la Recomendación: coincidimos plenamente con lo que se expresó en esas 22 mil quejas. No le damos un tratamiento de queja porque no hay una queja, hay más bien una opinión que incorporamos a la Recomendación y no encontramos ningún elemento para que, primero, se lea la Recomendación como una oposición de la Comisión a cualquier proyecto que es responsabilidad del Gobierno de la ciudad decidir y tampoco como una preferencia digamos irrazonable por un grupo de ciudadanos y ciudadanas.

P: ¿Hay parcialidad, señor?

LGP: De ninguna manera hay parcialidad. La parcialidad que yo tengo que asumir, que es por ley, me obliga de estar de lado de las y los peticionarios, eso está clarísimo, porque somos defensores, no somos jueces, entonces en ese sentido de parcialidad. No hay parcialidad en el sentido de que todos nuestros argumentos, y si ustedes ven la Recomendación lo van a ver con toda claridad, fueron técnicamente analizados y han sido muy cuidados justamente para evitar que haya valoraciones, que haya adjetivos o que haya cualquier consideración dentro de la Recomendación que pueda indicar un sesgo ideológico o político en la misma.

P: ¿En el alcance de la Comisión no está la posibilidad de plantear una solución para el problema de vialidad, o esa ya está?

LGP: Lo hacemos a través de la Recomendación, porque efectivamente que también hacemos ahí un llamado al Gobierno de la ciudad, no en los puntos recomendatorios, sino de posicionamiento, sobre la necesidad de que se encuentre mecanismos para resolver la problemática.