sábado , 4 febrero 2023

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, después de firmar un Convenio de Colaboración con la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Guerrero

Transcripción 05/2011
25 de enero de 2011

 

Pregunta (P): Nada más especifíqueme el contenido o el objetivo del Convenio, por favor.
Luis González Placencia (LGP): Es un Convenio de Colaboración Marco y un Convenio específico para brindar asesoría técnica a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero con motivo del proceso de reingeniería que están iniciando y de fortalecimiento del Servicio Civil de Carrera en Derechos Humanos aquí en la Comisión.

P: 
¿Qué tipo de capacitación?
LGP: Bueno, vamos a establecer una comisión de trabajo conjunto. Lo que vamos a hacer es revisar el proyecto que se tiene aquí ya de reingeniería; vamos a darles algunas sugerencias; vamos a hablarles un poco de las experiencias que nosotros hemos tenido ya después de un año en el ejercicio de este modelo de gestión; y también a proponerles mecanismos tanto para la selección como para la formación del personal de la Comisión.

P: ¿Qué tanta diferencia existe entre ambas Comisiones de Derechos Humanos, tanto la del Distrito Federal como la de Guerrero?
LGP: Yo creo que, aunque todas las Comisiones nacieron del modelo común que es la de la Comisión Nacional, poco a poco hemos ido planteando diferencias relacionadas con el entorno que a cada una le toca vivir. La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal pasó un proceso en los últimos seis años de consolidación institucional que hoy le permite, digamos, ejercer funciones que no estaban previstas en un inicio. Entonces me parece que más allá de las diferencias sustantivas está una visión que está dirigida a lograr que la institución funcione en su totalidad como una institución destinada a los derechos humanos.

P: 
¿Qué tipo de personal o a qué personal van a capacitar?
LGP: En principio vamos a centrarnos con el personal del servicio profesional, personal de las Visitadurías que atiende a las quejas, pero en la visión, digamos, de mediano y largo plazo estaría la posibilidad de capacitar a todo el personal de la Comisión.

P: ¿Desde secretarias hasta…?
LGP:
 A todo el personal, todo el personal juega un rol. Todo el personal tiene algo que ver con la ciudadanía, con los usuarios y usuarias, y en esa medida pues todos requieren de una formación especializada.

P: 
¿Qué opinión se tiene de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero?
LGP: Se tiene una buena opinión. En general la permanencia de tantos años de don Juan Alarcón acá ha logrado consolidar la posición de la Comisión no solamente en Guerrero, sino a nivel nacional. Siempre han sido un aliado de nosotros en el Distrito Federal en momentos muy complicados de desarticulación de las Defensorías y Comisiones en el país. La Comisión de Guerrero siempre ha tenido una posición bastante sólida al respecto y en general consideramos, como lo dije, que es uno de los Ombudsman que mayor independencia ha tenido a lo largo de estos años en el país.

P: ¿Entonces qué hay que mejorar y qué hay que atender?
LGP: Como lo comenté yo cuando llegué a la administración del Gobierno del Distrito Federal, hay un momento en el que el proceso de avance en las instituciones da oportunidad de construir una especie de segundo piso. Entonces sobre lo que está ya consolidado es posible tener una serie de modificaciones que van especializando la labor de la Comisión, que la van sofisticando y que la van convirtiendo en instituciones modelo en general en la administración pública.

P: ¿Y esa capacitación tiene que ver con el proceso de integración de las quejas, de las denuncias, el apoyo a las víctimas…?
LGP: Con la formación general de las y los Visitadores y los elementos que tienen que tener desde el punto de vista teórico, con la práctica misma, cómo realizar las investigaciones, cómo integrar los expediente, con la atención a la ciudadanía, cómo dirigirse a las personas, cómo mantenerlas en el centro de la atención de la Comisión, cómo elaborar las Recomendaciones. Todo lo que tiene que ver con ello e incluso la posibilidad de darle seguimiento.

P: ¿Ha habido fallas?
LGP: Todas las Comisiones del país tienen fallas en ese sentido. Desafortunadamente como heredamos el modelo del Ministerio Público pues hay muchísimos de los defectos del Ministerio Público que heredamos. Entonces recomponer eso nos toca ahora y va en ese sentido justamente la idea del Servicio Profesional.

P: Estamos en Guerrero viviendo un proceso electoral, ¿su presencia en el estado tiene alguna vinculación política?
LGP: No, ninguna. No, la relación con la Comisión ha sido de muchos años, se consolida en este momento este Convenio, pero no tiene absolutamente nada que ver con la elección.

P: ¿Queda afuera el poyo que está dando Marcelo Ebrard Casaubón a un candidato guerrerense, y está afuera de esta firma de Convenio?
LGP: Sí, nosotros no, bueno, por lo menos yo no pertenezco a ningún partido, no tengo ninguna vinculación con ningún candidato por lo tanto, así que la visita es estrictamente para consolidar un proyecto de trabajo. Pudimos haberlo hecho en la ciudad de México, pero la generosa invitación del licenciado Alarcón nos trajo para acá, pero esa es la única razón.

P: Señor, ¿su opinión sobre los derechos humanos allá en el Distrito Federal por parte del gobierno precisamente de Marcelo Ebrard?
LGP: Bueno, yo siempre he dicho que en la ciudad de México vivimos una situación de privilegio en la materia por varias razones; porque tenemos una cantidad de leyes que son leyes de avanzada, porque tenemos un Programa de Derechos Humanos que ha hecho del tema política pública, aunque quedan todavía muchos pendientes. Tenemos problemas importantes, rezagos importantes en el sistema penal, en el sistema penitenciario. Ahora comienzan a emerger nuevas demandas relacionadas con los derechos ambientales, entonces todo eso va ofreciendo retos importantes que habrá que cubrir en el futuro próximo en el Distrito Federal.

P: ¿Pero cumple más o menos en la materia?
LGP: Yo diría que en general con respecto a lo que vemos en otros estados de la República la situación es notablemente mejor.

P: ¿La disposición precisamente del Jefe de Gobierno para atender estos asuntos específicos en cuanto hace al sistema penitenciario y al medio ambiente?
LGP: En general la atención que se da desde el Gobierno de la ciudad a las Recomendaciones de la Comisión ha sido buena. Esperamos que lo siga siendo aún en estos temas coyunturales como el que estamos pasando ahora con la llamada Supervía. Pero en general ha sido buena la recepción, ha habido buena atención de las Recomendaciones, entonces no hemos encontrado problemas por ahí.

P: ¿Lo más grave en el sistema penitenciario qué ha sido?
LGP: El hacinamiento, que está relacionado con el proceso penal y que da lugar a formas de violencia y de delitos que se cometen desde dentro de las propias instituciones penitenciarias.

P: 
¿Ha sido frecuente la violencia?
LGP: Total, todo el tiempo.

P: ¿Ha tenido ciertas acusaciones o quejas en relación a la intervención del Ejército ahora en esta guerra contra el narcotráfico?
LGP: No, por fortuna nosotros no hemos tenido todavía ninguna incursión del Ejército en las calles. Digamos que sí hay algunos llamados que hacen algunas ciudadanas y ciudadanos al respecto; sabemos que hay un problema que se está dando en los límites, particularmente en el límite Oriente de la ciudad, pero hasta ahora por fortuna no hemos tenido ningún incidente.

P: ¿Cuántas Recomendaciones le han mandado al Gobierno del Distrito Federal?
LGP: El año pasado hicimos 12 Recomendaciones y acabamos de emitir la primera la semana pasada.

P: Quisiera saber su opinión sobre la actuación de la Comisión del estado y sobre el papel que va a jugar ahora…
LGP: Bueno, me parece que va a ser muy importante que el estado sepa que cuenta con una Comisión sólida. Viene un proceso que, como todas y todos sabemos, se antoja complicado y, aunque las Comisiones no tenemos competencia en asuntos electorales, sí nos parece que un mensaje sólido, en función de la cultura de la paz y la capacidad de resolver pacíficamente conflictos de parte de la Comisión puede ser muy bueno para la ciudadanía guerrerense.

P:
 ¿Ven ustedes un panorama difícil en este estado?
LGP: Vemos un panorama, en general, en el país. Desafortunadamente, se han dado situaciones de violencia que han tenido eco en el país, tanto en Acapulco, como en otros municipios de Guerrero, pero creemos que existen las posibilidades, como en todo el país, de generar condiciones de paz; la verdad que eso es lo que esperamos, y que el cambio, quien sea que quede en la gubernatura del estado, sea para bien.

P: ¿Este proceso electoral también los motiva a participar?
LGP: Sí, naturalmente que sí. Pensamos que se da un momento de cambio que puede ser muy interesante y que puede generar situaciones nuevas, tanto en las instituciones del estado como en la ciudadanía y creemos que es un buen momento para hacer cambios estructurales dentro de la Comisión, encabezados o no por el licenciado Alarcón o de quien esté al frente, que la institución funciones adecuadamente.

P: ¿Cuál es el llamado para los guerrerenses en este aspecto, en este sentido?
LGP: Yo creo que hay que construir una cultura de confianza en la Comisión, que el respaldo fundamental de las organizaciones públicas de derechos humanos está en la ciudadanía, en las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), de la gente que acude aquí y que puede reflejar que el nivel de atención que le da la institución es sólido, me parece que eso es fundamental: construir a la Comisión como una entidad de confianza para la ciudadanía guerrerense.

P: ¿Qué tanta participación de la ciudadanía en este aspecto ve usted?
LGP: Pues esperaríamos que sea alta, la verdad es que no tengo datos como para afirmar si se da o no se da. Sabemos que se atiende a un número importante de personas aquí en el estado de Guerrero en la Comisión y pues lo importante en todo caso es que esa posibilidad se incremente, parte del proceso de reingeniería que se planteé aquí en la Comisión tiene que ver con eso, con hacer una acercamiento mayor a la ciudadanía, a las OSC, y encontrar un sólido respaldo en ese sentido. Gracias..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *