sábado , 4 febrero 2023

Llama la CDHDF a brindar medidas de protección a periodista agredido en Tabasco

Boletín 408/2010
23 de diciembre de 2010

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) llama a las autoridades correspondientes a brindar medidas de protección para el periodista José Rosario Olán Hernández y su familia, quienes fueron víctimas de un atentado con arma de fuego el pasado 18 de diciembre en el municipio de Cárdenas, Tabasco.

De acuerdo con el Centro de Periodismo y Ética Pública (Cepet), desconocidos a bordo de dos vehículos en movimiento dispararon contra el domicilio de Olán Hernández, director de la revista Veredicto Popular, ocasionando daños en la fachada y la carrocería de un automóvil propiedad del periodista, sin que se registraran lesionados.

El periodista presentó una denuncia ante la Cuarta Agencia del Ministerio Público de Cárdenas donde relató que los agresores abrieron fuego contra el inmueble donde habita, el cual fue alcanzado por al menos 15 proyectiles, mientras el vehículo estacionado en la cochera recibió ocho impactos.

Olán Hernández precisó que la revista que dirige tiene como línea editorial publicar información política, nada de nota roja. La víctima reconoció que en las páginas de este medio y particularmente a través de su columna “El verdugo”, ha criticado la actuación de algunos funcionarios y regidores del Ayuntamiento de Cárdenas.

“Entendemos que con nuestros comentarios hemos lastimado a alguien que tiene la capacidad de movilización de personal armado o que puede pedir favores a la delincuencia organizada. Esta persona está desesperada, tanto así que ha optado por la intimidación mediante las armas”, enfatizó el periodista en una carta dirigida a las autoridades estatales, a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y al Presidente de la República.

Para la CDHDF resulta preocupante que la víctima haya denunciado como presuntos responsables intelectuales a servidores públicos, tal como se asienta en la averiguación previa AP-CAR-E 616/2010.

La Relatoría para la Libertad de Expresión y Atención a Defensores y Defensoras de Derechos Humanos urge a las autoridades locales y federales a garantizar tanto las medidas de protección adecuada para las víctimas así como las acciones necesarias para dar con los responsables de este ataque y evitar la impunidad y la censura en la región sureste del país.