martes , 7 febrero 2023

La CDHDF llama a las autoridades federales y de Oaxaca a proteger el albergue para migrantes “Hermanos en el camino”

Boletín 409/2010
23 de diciembre de 2010

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) expresa su preocupación y solidaridad con la Pastoral de la Movilidad Humana del Episcopado Mexicano, dirigida por el padre Alejandro Solalinde Guerra, ante las constantes amenazas por parte de presuntos grupos criminales.

El pasado 19 de diciembre, presuntos integrantes de un grupo armado exigieron al albergue «Hermanos en el Camino», ubicado en Ciudad Ixtepec, Oaxaca, la entrega de varios centroamericanos que lograron escapar de un secuestro masivo, ocurrido el día 16 de este mes en el poblado de Chahuites. Dos sujetos interceptaron a uno de los migrantes para exigirle la entrega de otros dos migrantes, de lo contrario, afirmaron, entrarían al albergue por ellos.

La petición de apoyo por parte del padre Alejandro Solalinde a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Policía Estatal, Ejército Mexicano y la Subprocuraduría Regional del Istmo con sede en Tehuantepec, Oaxaca, ha tenido resultados positivos, ya que el albergue está vigilado.

Sin embargo, el sacerdote teme por la integridad física de los miembros de dicha organización y porque ha denunciado en diversos medios de comunicación que “hoy más que nunca se siente seriamente amenazado”, ya que por el albergue que él dirige buscaron protección más de 40 mil migrantes tan solo en el 2009.

Por lo anterior, la CDHDF a través de la Relatoría para la Libertad de Expresión y Atención  Defensoras y Defensores de Derechos Humanos se une a la exigencia de los gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras, así como Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) para que las autoridades federales den celeridad a las investigaciones y localicen y brinden la atención necesaria a las personas migrantes secuestradas.