sábado , 4 febrero 2023

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, al término de la ceremonia en la que se entregó a la CDHDF el “Certificado 100% Capacitados en materia de la Ley de Protección de Datos Personales para el Distrito Federal”, por parte del Info-DF.

Transcripción 145/2010
16 de diciembre de 2010

Pregunta (P): ¿Cómo ve usted esas facultades de que ahora se le dota a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH)?

Luis González Placencia (LGP): Como recordarán, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) había planteado hace algunos meses la imposibilidad de hacer investigaciones en delitos graves, en violaciones graves. Sin embargo, esa posibilidad ya la tenía la Comisión Nacional. Entonces, bueno, que se reconozca explícitamente ahora que nuevamente podrá ejercer esa facultad, me parece totalmente conveniente.

P: Hay un apartado incluso donde esa facultad se le quita a la Suprema Corte y se le otorga a la CNDH, ¿qué garantía hay de que realmente el Estado garantice esa investigación que ahora podrá hacer la CNDH?

LGP: Bueno, como te comentaba: siempre ha podido hacerlas. Ahora creo que puede ser interesante que haya una mayor atención de la ciudadanía en general sobre cómo realice esas investigaciones, sobre la posibilidad de hacerlas incluso de oficio, como siempre ha podido hacerlas, independientemente de lo que hace la Corte, porque, si bien es cierto que Corte hacía una función que tenía que ver con este tipo de violaciones graves, eso no tenía ningún poder coactivo. Ahora, la Comisión, a través de la Recomendación, que sigue siendo vinculante, puede ejercer algún otro tipo de presión, con la emisión de este tipo de instrumentos. Entonces, a mí me parece conveniente.

P: ¿Esto cómo podría traducirse o ayudar a las Comisiones locales para que adquieran también una mayor facultad para investigar ciertos delitos que se cometen en el ámbito legal?

LGP: Bueno, la mayoría de las Comisiones tenemos esa facultad ya, el tema es ejercerla; en casos, por ejemplo, el New’s Divine, o el de Casitas del Sur, que implican violaciones muy graves a derechos humanos, las hemos investigado sin mayor complicación. Entonces, creo que es relevante, por el tema de resolución de la Corte en meses anteriores,  pero hay que tener muchísima claridad de que esas facultades las tenemos y que podemos ejercerlas con toda libertad.

P: ¿Pero habría algo que tendrían que robustecer, en este caso, las Comisiones locales?

LGP: Sí, yo creo que sí hay que avanzar en la discusión sobre cómo hacemos para que las Recomendaciones se acaten. Hay una discusión sobre si deben ser o no ser vinculantes, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal sostiene que no deben ser vinculantes, pero que es necesario establecer mecanismos que por otras vías obliguen a la autoridad a aceptar y cumplir plenamente las Recomendaciones.

P: ¿Actualmente sólo está contemplado recurrir a la Asamblea Legislativa para que llame al funcionario?

LGP: Así es, y eso no tiene un efecto en sí mismo; simplemente va el funcionario, expone y ahí queda.

P: Estamos finalizando el año, ¿cuál ha sido la dependencia con la que la Comisión ha tenido mayor complicación al no acatar en su totalidad las Recomendaciones?

LGP: Bueno, pues desafortunadamente es con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) con la que tenemos dificultades. Tengo que decir que me reuní recientemente con el Secretario de Seguridad Pública, que mostró absoluta disposición para recomponer los obstáculos que se habían planteado por funcionarios públicos de menor jerarquía y mostró toda su disposición para cumplir plenamente con las Recomendaciones. En realidad es la única institución.

P: ¿Cuántas Recomendaciones emitió hacia la SSP?

LGP: De las 10 que emitimos, luego te preciso el dato, todas fueron aceptadas.

P: Aceptadas, pero no cumplidas…

LGP: Están ahorita en cumplimiento.

P: Doctor, ayer hubo un caso en una escuela que va desde preescolar hasta bachillerato, un colegio privado, donde se apersonó un grupo de personas para intentar extorsionar a las autoridades del colegio, que se vieron en la necesidad de suspender la actividad escolar y adelantar el período escolar. Se hicieron pasar por un grupo criminal. Doctor, nuevamente se vuelven a presentar fenómenos que cada vez se acercan y acechan a la ciudad de México. ¿Hay alguna recomendación de parte de la Comisión hacia las autoridades encargadas de investigar ese tema?

LGP: Sí, desde luego, ahí reiteramos, como siempre, un llamado a estar muy atentos a, primero, ampliar las posibilidades de captar casos como éstos, de intervenir lo antes posible y de aclararle a la ciudadanía cuáles son las responsabilidades y quiénes son los responsables en todo caso. Me parece que es muy importante que en estos casos se genere la información con la transparencia debida, para que las personas estemos claramente al tanto de qué es lo que está sucediendo en la ciudad.

P: Pero no ha habido, más allá de esta sucinta recomendación, doctor, ¿pedirle a las autoridades un  informe sobre qué es lo que está haciendo en materia de extorsiones?

LGP: Estamos realizando un informe sobre la procuración de justicia en la ciudad de México, en el que tendremos seguramente datos sobre cómo se están enfrentando este tipo de situaciones.

P: ¿Cuál es la óptica de la Comisión sobre la procuración de justicia en la ciudad de México?

LGP: Te comento primero, que nosotros hemos insistido mucho en que este tipo de fenómenos se deben de atacar no solamente desde la perspectiva de la procuración de justicia y policial, sino con una visión mucho más social, digamos. Entonces, más allá del llamado a la Procuraduría, lo que es importante es que las instancias que tienen que ver con los derechos sociales, la protección y el acceso a los derechos sociales, estén más atentas para evitar que este tipo de fenómenos suceda.

P: ¿Sobre la procuración de justicia y la seguridad pública?

LGP: Pensamos que ese es uno de los pendientes todavía importantes. Está muy retrasado el tema de la reforma penal constitucional, que creemos que puede ser uno de los elementos que reactive el tema de la justicia de la ciudad, pero todavía quedan muchos pendientes.

P: ¿Es relevante?

LGP: Sí, sí, sí, es absolutamente relevante que se acelere y se implemente ya.

P: Se comenta que el problema es presupuestal, que hay que crear salas de capacitación y que el presupuesto federal no llegó con el acompañamiento de esos recursos…

LGP: Es verdad que hay una parte presupuestal, pero hay otra parte que tiene que ver con la capacitación y con el cambio de actitud, en general, de todos los servidores públicos del sistema de justicia de la ciudad que, me parece, se está dejando de lado, que no se ha avanzado lo suficiente.

P: ¿Van a tener que hacer la (inaudible)?

LGP: En los tres ámbitos: tanto en la procuración, como en la impartición de justicia y en la ejecución de sanciones.

P: (Inaudible)

LGP: Todo el tema de la capacitación, creo que lo estamos dejando de lado y eso es fundamental, antes incluso de la infraestructura y, el tema de la ley, de la armonización legislativa, que también se está quedando de lado.

P: ¿Habrá un acompañamiento de la Comisión para exigirle a la federación esos recursos?

LGP: Sí, nosotros haremos el llamado desde luego, porque es importante que la propia federación esté empujando la reforma, pues que la acompañe con los recursos necesarios. Pero de todas maneras, en enero iniciamos los primeros estudios sobre el sistema de justicia penal en su conjunto para ya de ahí tener medidas mucho más claras.

P: Los académicos dicen que la delincuencia va en aumento, es irreversible, que cada vez va a ir en aumento, que ni si quiera se va a establecer.

LGP: En primer lugar me parece que un planteamiento como este lo que es clarísimo que  señala es la ausencia de una política pública de mediano y largo plazo que en principio haya previsto los niveles que tenemos ahora y lo más delicado es que seguramente no estará previendo los niveles que podamos alcanzar en el futuro, entonces una intervención  en este momento, podría eventualmente generar que en el mediano plazo hubiera una reversión.

P: ¿La Comisión también lo ve como irreversible por el momento?

LGP: Lo vemos preocupados, en atención a las tendencias que el CIDE está planteando, sí como un  fenómeno en crecimiento, que si no se atiende adecuadamente ahora, no va a revertirse.

P: El CIDE dice que la delincuencia se debe a la violencia social.

LGP: Coincidimos plenamente. Pensamos que parte muy importante de los delitos que se comenten en la ciudad de México están relacionados con el tema de la pobreza, están relacionados con el tema de la exclusión y con la incapacidad para fortalecer toda la parte de la política social, que permitiría encontrar expectativas de vida distintas a las y los ciudadanos.

P: ¿La Comisión qué podría hacer en este caso, las autoridades cada año se comprometen y cada año dicen que van a hacer algo, pero cada año son los mismos resultados también?

LGP: Nosotros hemos planteado diversas estrategias desde el ámbito preventivo, pero por el ámbito de competencia de la Comisión los alcances son limitados, sin embargo, sí estamos insistiendo todo el tiempo, por ejemplo en el ámbito, penal, en el ámbito penitenciario, concretamente, en que se empleen estrategias que desde la propia política penitenciaria estén produciendo algún tipo de prevención. Que se empleen estrategias en la procuración de justicia, que también estén destinadas a la prevención, y desde luego que la Policía de la ciudad trabaje con una perspectiva también mucho más preventiva que reactiva. Estaremos haciendo observación de que estos proceso se vayan dando y en la medida de lo posible, estaremos trabajando con el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, con quienes firmamos recientemente un convenio, para ver cómo podemos establecer estrategias de prevención comunitaria desde el ámbito de competencia de la Comisión.


P:
 Pero son temas que ya se han repetido muchas veces, estrategias de atacar la cuestión de lo social, lo económico, pero han pasado sexenios, décadas y sigue siendo el mismo debate de hace mucho tiempo.

LGP: Así es, desafortunadamente así es, mientras no haya una comprensión cabal de dónde intervenir, de qué es lo que hay que hacer para evitar que la delincuencia crezca, el fenómeno va a seguir en aumento.


P: ¿
Es decir que el Gobierno de la ciudad tiene que aplicar más en política de desarrollo social?

LGP: Sin duda, no tengo la menor duda, me parece que tiene que apostarle a lo social, tiene que hacer una ponderación clara de lo que ha sido la política criminal en los últimos diez años, y tomar experiencias de otros lugares, que creo que es importante, hay lugares en donde fenómenos como éste se han repetido ya y con modelos que han tenido éxito, que pueden ser aplicables a la ciudad de México.