viernes , 3 febrero 2023

Boletín 376/2010 Recibió la CDHDF 56 quejas en agravio de personas que viven con VIH/SIDA, en los últimos 10 meses.

Recibió la CDHDF 56 quejas en agravio de personas que viven con VIH/SIDA, en los últimos 10 meses.
Boletín 376/2010

1 de diciembre de 2010

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) recibió, de enero a octubre de 2010, 56 quejas por probable violación de los derechos humanos de personas que refirieron vivir con VIH/SIDA.

 

Calificadas como quejas, con base en la narración de los hechos que las motivaron, los casos describieron probables agravios a personas que refieren vivir con VIH/SIDA, señalan en su mayoría a la Secretaría de Salud como autoridad responsable.

 

De acuerdo con la calificación de la Dirección General de Quejas y Orientación de la CDHDF, los derechos presuntamente vulnerados fueron, en 39 casos, el Derecho a la salud, el Derecho de igualdad ante la ley y no discriminación (16), los Derechos de las personas privadas de su libertad (13) y el Derecho a la honra y a la dignidad (10).

 

Enseguida, el Derecho a la seguridad jurídica y los Derechos de la víctima o persona ofendida, en 6 ocasiones cada uno; el Derecho a la integridad personal, en 5 y los Derechos sexuales y reproductivos, en dos.

 

Cabe señalar que, en una queja puede calificarse la afectación de uno o más derechos y que la calificación de derechos humanos probablemente vulnerados se reporta con base en los expedientes de queja y no respecto a la situación de las personas agraviadas en cada caso.

 

Las autoridades mencionadas de enero a octubre de 2010 como probables responsables fueron la Secretaría de Salud, en 40 ocasiones; la Secretaría de Gobierno, en 15; la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Procuraduría General de Justicia (PGJDF), cada una en dos ocasiones; la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI) y una Delegación, en un caso cada una.

 

En una queja puede señalarse también a una o más autoridades como probables responsables.

 

De los años 2005 al 2009, la CDHDF recibió un total de 161 quejas probablemente violatorias por afectaciones a personas portadoras de VIH/SIDA, con 32 en el primer año, 23 en 2006, 38 en 2007, 28 en 2008 y 40 en 2009.

 

En esos cinco años, los derechos humanos presuntamente vulnerados fueron los Derechos de las personas privadas de su libertad, con 98 menciones; el Derecho a la salud, con 72; el Derecho a la igualdad ante la ley, con 19 y el Derecho a la seguridad jurídica, con 15.

 

En 9 casos se ubicó la probable violación al Derecho a la integridad personal; en 8 ocasiones el Derecho a la libertad y seguridad personales, y en 7 el Derecho a la honra y la dignidad. El Derecho a la protección de las personas con discapacidad se denunció en 2 ocasiones.

 

La violación al Derecho de igualdad ante la ley y no discriminación; al Derecho al debido proceso, garantías judiciales; al Derecho al trabajo, al Derecho de petición y pronta respuesta y a los Derechos de la niñez, fueron reportados en cuatro ocasiones cada uno.

 

En otros casos, la violación al Derecho a la honra y a la dignidad, el Derecho a la información, el Derecho al debido proceso y garantías judiciales, los Derechos de las mujeres desde la perspectiva de género, y los Derechos sexuales y reproductivos, fueron registrados de acuerdo con las y los peticionarios y/o las o los agraviados.

 

Las autoridades señaladas como probables responsables de los agravios a los derechos de las personas que viven con VIH/SIDA fueron, de 2005 a 2009, la Secretaría de Salud, en 92 casos; la Secretaría de Gobierno, en 53; la PGJDF, en 16; la SSP, 8; la SSP en 8; las Delegaciones, en 5 casos; la Secretaría de Desarrollo Social, en 4; el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), en 3; la Consejería Jurídica y de Servicios Legales, en 2; y la Jefatura de Gobierno en un caso.

 

1º DE DICIEMBRE: DÍA MUNDIAL DE LUCHA CONTRA EL SIDA


En el marco de la conmemoración de la lucha mundial contra el VIH/Sida, la CDHDF se suma a la exigencia, con base al derecho internacional de los derechos humanos, de garantías para la no discriminación y el respeto irrestricto a las libertades fundamentales de las personas que viven con VIH/Sida.

 

Si bien el promedio de vida de las personas seropositivas aumenta de tal forma que ya no es un sinónimo de muerte súbita, mediante el acceso a los medicamentos y los cuidados requeridos para el control del síndrome, la lucha contra el estigma que conlleva esta condición de salud no ha logrado vencerse.

 

La discriminación y la intolerancia ubican en una posición aún más vulnerable a las personas que viven con VIH/Sida, como se ha logrado documentar con las graves violaciones a sus derechos humanos.

 

En noviembre de 2008, la CDHDF presentó el Informe especial sobre la protección del derecho a la salud de las personas que viven con VIH por parte del Gobierno del Distrito Federal, que evidenció violaciones al derecho a la confidencialidad, intolerancia hacia la orientación o preferencia sexual y a la identidad de género, negación o deficiente atención a la salud por la escasa suministración de medicamentos anti-retrovirales, y negación de información o participación en la toma de decisiones relacionadas con el tratamiento.

 

Dos años después, la mayoría de esos asuntos fueron atendidos por el Gobierno del Distrito Federal (GDF); sin embargo, como lo señalan el Diagnóstico y el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal, son muchas las líneas estratégicas que deben seguirse para garantizar una vida digna a las personas que viven con VIH/Sida.

 

Entre los derechos humanos de las personas que viven con VIH/Sida, destacan la realización consentida y confidencial de la prueba de detección del Virus de Inmunodeficiencia Humana; el acceso a los servicios de salud y a los medicamentos antirretrovirales; así como a la educación en todos los niveles, al trabajo y a la capacitación en el trabajo.

 

Vivir con otra persona o contraer matrimonio, sin que para ello se exija la prueba de detección del VIH, es otro de sus derechos; además, las mujeres en etapa de gestación, deben recibir orientación sobre los riesgos y las opciones de tratamiento para evitar la transmisión del VIH al bebé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *